JUEVES, 18 de abril 2024

JUE, 18/4/2024

MASCOTAS

Día Mundial de la obesidad: Cómo concienciar a los propietarios de mascotas para que sean conscientes del problema

El 4 de marzo se celebra el Día Mundial de la Obesidad, una oportunidad para que los veterinarios conciencien a los propietarios sobre los riesgos para la salud de las mascotas de esta condición

Es importante que los propietarios de perros y gatos entiendan la importancia de llevar un seguimiento del peso de las mascotas.
Es importante que los propietarios de perros y gatos entiendan la importancia de llevar un seguimiento del peso de las mascotas.

Día Mundial de la obesidad: Cómo concienciar a los propietarios de mascotas para que sean conscientes del problema

El 4 de marzo se celebra el Día Mundial de la Obesidad, una oportunidad para que los veterinarios conciencien a los propietarios sobre los riesgos para la salud de las mascotas de esta condición

Francisco Ramón López - 04-03-2024 - 08:45 H - min.

El 4 de marzo se celebra el Día Mundial de la Obesidad, una ocasión para concienciar sobre este problema de salud pública que afecta tanto a personas como animales de compañía. Y es que el sobrepeso es un problema creciente en los perros y gatos de todo el mundo y los efectos negativos para la salud asociados al exceso de peso corporal son frecuentes.

Los resultados de la última Encuesta de Prevalencia de Obesidad de la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas (APOP), las tasas de obesidad de las mascotas en los Estados Unidos han aumentado de manera constante durante décadas, alcanzando el 59% de los perros y el 61% de los gatos en 2022.

Según el director del Hospital Veterinario Rof Codina de la Universidad de Santiago de Compostela, Antonio González Cantalapiedra, el exceso de peso de perros y gatos es una realidad que afecta a más del 30% de las mascotas. De hecho, un estudio en Las Palmas de Gran Canaria señaló que el 40,9% de los perros presentan obesidad.

Uno de los retos para hacer frente a la obesidad en animales de compañía es la concienciación de los propietarios. En este sentido, según la encuesta de APOP, muchos propietarios de perros y gatos no reconocen el exceso de peso o las condiciones corporales de sobrepeso en sus mascotas.

Así, casi un tercio (32%) de los propietarios de mascotas con sobrepeso u obesas —un índice de composición corporal (BCS 6-9)— clasificó a sus animales de compañía como de condición corporal ‘normal’, ‘ideal’ o ‘delgada’ cuando su veterinario les preguntó. Esta pregunta se presentó antes de que se informara al propietario de la mascota sobre el peso actual de su mascota o BCS.

UTILIZANDO LA CONDICIÓN CORPORAL PARA COMBATIR LA OBESIDAD EN ANIMALES DE COMPAÑÍA

La escala de puntuación de la condición corporal (BCS) es un método eficaz en cuanto a tiempo y recursos para evaluar si un perro tiene sobrepeso, pero se ha observado que su precisión entre los propietarios varía.

Un estudio, realizado por la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencia Animal de la Universidad de Ciencias Agrícolas de Suiza, mostraba que los propietarios de perros respondieron bien a la educación práctica impartida y, a partir de entonces, realizaron evaluaciones comparables a las del personal veterinario.

A este respecto, explican que la infravaloración de los perros de peso normal y la incapacidad para identificar a los perros con sobrepeso probablemente tenga un impacto negativo en la prevalencia del sobrepeso canino.

Esto remarca la importancia de educar y concienciar a los propietarios de la importancia de identificar y realizar un seguimiento de los animales de compañía con sobrepeso u obesidad. En este ámbito, un estudio del Ontario Veterinary College (OVC) se centró en comprender todo lo relativo a la comunicación relacionada con la obesidad entre los propietarios de mascotas y los profesionales veterinarios.

A aquellos que identificaron que su mascota tenía sobrepeso u obesidad se les pidió que completaran una encuesta de seguimiento indicando su disposición a tomar medidas para abordar el exceso de peso.

Los resultados del seguimiento mostraron que un 94% de los responsables de mascotas que identificaron que su animal tenía sobrepeso u obesidad no consideraban o todavía estaban contemplando tomar medidas para abordar el exceso de peso.

Para los investigadores, esto significa que alentar a los profesionales veterinarios a prescribir planes de control de peso antes de que los propietarios de mascotas estuvieran listos para tomar medidas podría afectar negativamente a las relaciones.

“Cuando un cliente y un veterinario se encuentran en diferentes etapas de preparación, existe el riesgo de crear fricciones, o de encontrar resistencia en la conversación”, advertían.

TRASLADAR A LOS PROPIETARIOS LOS RIESGOS DEL SOBREPESO PARA LA SALUD

Es por ello por lo que abordar adecuadamente la conversación sobre la obesidad con los propietarios es clave. Este y otros asuntos fueron abordados por Juan José Ramos, profesor del Departamento de Medicina y Cirugía Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad CEU Cardenal Herrera, en un episodio de la serie de entrevistas ‘De veterinario a veterinario’, de Hill’s Pet Nutrition.

En esta entrevista el experto remarcó la importancia de que los veterinarios trabajen para concienciar a los propietarios, pero con un abordaje personalizado. “Los que hemos trabajado durante muchos años con propietarios, nos damos cuenta de que los veterinarios, además de saber de lo nuestro, debemos ser un poco psicólogos”, señala.

De esta manera, lo que hay que conseguir, según Ramos, es que los propietarios entiendan que, al igual que al animal hay que vacunarlo desparasitarlo o hacerle unos chequeos analíticos, de la misma manera, deben tener un peso controlado por el bien de su salud.

En este ámbito, un estudio de Royal Canin, una compañía que dedica grandes esfuerzos a concienciar sobre el riesgo de la obesidad para la salud de las mascotas, desarrolló tablas de esperanza de vida para estas especies, con la obesidad como factor clave.

Y es que, recordaban que la obesidad en mascotas es el trastorno nutricional más común en los animales de compañía y los perros obesos tienen una esperanza de vida reducida en comparación con los perros de condición corporal normal, mientras que la obesidad severa en los gatos se asocia con una supervivencia reducida y una esperanza de vida reducida.

“Comprender el impacto de la obesidad como factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades específicas o como consecuencia de ellas es importante para la medicina preventiva, la detección y el manejo de enfermedades”, defendían.

Así, hay que recordar que la obesidad tiene incidencia en algunas enfermedades como, puede ser la diabetes. Por ello, compañías como Virbac cuentan opciones para abordar este problema.

Además, recordaban que es crucial que el veterinario evalúe las necesidades energéticas del perro, es decir, las calorías que necesita comer una mascota a diario para satisfacer sus necesidades. Estas, apuntaban dependen de su edad, sexo, raza, morfología, y también de su estilo de vida, de si está esterilizado o no y de la presencia de determinadas enfermedades.

VOLVER ARRIBA