DOMINGO, 19 de mayo 2024

DOM, 19/5/2024

PROFESIONALES

Investigadores españoles advierten sobre la relación entre la transmisión de patógenos y los cambios en los usos del suelo

Se sabe que los cambios en los usos del suelo influyen en la forma en que se transmiten los patógenos entre animales de la misma o de diferentes especies, pero muy poco sobre los mecanismos que explican y regulan esta transmisión

Sede del Irec.
Sede del Irec.

Investigadores españoles advierten sobre la relación entre la transmisión de patógenos y los cambios en los usos del suelo

Se sabe que los cambios en los usos del suelo influyen en la forma en que se transmiten los patógenos entre animales de la misma o de diferentes especies, pero muy poco sobre los mecanismos que explican y regulan esta transmisión

Redacción - 10-10-2023 - 10:13 H - min.

La propagación de patógenos desde la fauna silvestre hacia animales domésticos y seres humanos, y viceversa, ha causado epidemias y pandemias significativas en todo el mundo. En este sentido, existe evidencia creciente de que los cambios en los usos del suelo (p.ej. de uso forestal a terreno agrícola) influyen en la forma en que se transmiten los patógenos entre animales de la misma o de diferentes especies, aunque ha sido difícil determinar los mecanismos que lo explican.

Una posible hipótesis es que los ecotonos (zona de contacto entre dos hábitats), en este caso entre paisajes naturales o intactos y paisajes alterados, facilitan el contacto entre especies y la transmisión de patógenos. La longitud de los ecotonos está correlacionada positivamente con las tasas de contacto entre especies y aumenta el intercambio de patógenos entre la fauna silvestre y los humanos en algunos sistemas.

Sin embargo, existe un conocimiento mínimo sobre si este aumento se debe únicamente a cambios en los patrones de contacto, o a otras consecuencias del cambio en el uso de la tierra, como cambios en el hábitat, alteraciones en la disponibilidad de recursos o cambios en la composición de especies.

Hace unos años, un estudio comparó la transmisión de patógenos interespecíficos que habitan zonas naturales (sin alterar) y zonas transformadas (convertidas). Los resultados indicaron que los contactos entre poblaciones (intraespecíficos) y especies (interespecíficos) varían con la proporción de tierra convertida, lo que permite cuantificar el riesgo de infección en un paisaje cambiante.

El estudio mostró que los cambios de usos del suelo pueden dar lugar a una amplia variedad de situaciones. Por ejemplo, a niveles bajos de hábitat convertido (zona verde), hay muchos individuos susceptibles de infección de las especies de zonas sin alterar, pero hay poco efecto ecotono (zona de contacto) y por lo tanto hay pocos individuos susceptibles del hábitat alterado (amarillo), por lo que estos brotes tienden a extinguirse.

(A) Cambio en el uso del suelo y efecto sobre los hospedadores y el efecto de borde. Izquierda en verde hábitat natural, a la derecha en amarillo hábitat alterado, la línea negra representa el efecto borde. (B) Simulaciones de la transmisión de enfermedades en poblaciones de hábitat alterados. En niveles intermedios de conversión de tierras, la probabilidad de transmisión es alta

LA IMPORTANCIA DEL 'ONE HEALTH'

A medida que se convierte más hábitat, el riesgo de transmisión desde los hábitats naturales hacia los hábitats alterados aumenta, ya que aumenta la zona de contacto o borde, por lo que estas poblaciones más grandes del hábitat alterado comienzan a mantener cadenas locales de transmisión.

El resultado clave es que la probabilidad más alta de un brote ocurre en niveles intermedios de cambios de usos del suelo, con efectos de borde elevados y poblaciones relativamente grandes en el hábitat alterado. En definitiva, el estudio sugiere que el riesgo más alto de propagación ocurre en niveles intermedios de transformación de hábitat, mientras que las epidemias más grandes, pero más raras, ocurren en los extremos de la conversión de tierras.

Este hallazgo de que el riesgo de propagación es mayor en niveles intermedios de transformación es de gran importancia en el contexto ‘One Health’. En niveles más altos de conversión de tierras (más del 80%), la posibilidad de transmisión disminuye porque la fuerza de infección de las poblaciones de zonas sin alterar es baja y los efectos del ecotono se reducen. Sin embargo, los niveles más altos de conversión de tierras conducen a las epidemias más grandes, pero solo ocurren en raras ocasiones.

Si bien en este estudio se representan mecanismos comunes de cambios de usos del suelo, como la deforestación por la agricultura o el uso humano mixto, los patrones observados podrían ser extrapolables a otros sistemas con hábitats naturales y alterados emparejados, como, por ejemplo, la interfaz entre bosques primarios y secundarios, tierras agrícolas con y sin riego, o terrenos de pastoreo gestionados para especies separadas (fauna cinegética y ganado). La conservación de paisajes grandes y la minimización de los efectos de borde con ambientes alterados son principios fundamentales de la biología de la conservación que también deberían reducir el riesgo de transmisión de patógenos infecciosos en paisajes cambiantes.

En este contexto, el Proyecto LANDINM busca mejorar la comprensión del papel que desempeñan los efectos de los cambios en los usos del suelo en el riesgo de circulación y emergencia de patógenos infecciosos en paisajes en constante transformación.

VOLVER ARRIBA