VIERNES, 30 de octubre 2020, actualizado a las 18:02

VIE, 30/10/2020 | 18:02

PROFESIONALES

Covid-19: La radiología veterinaria se verá menos afectada por la crisis

Isabel García Real, directora del curso online de interpretación radiológica de Colvema, reflexiona sobre docencia y Covid-19, y estima que una crisis económica afectaría menos a técnicas básicas como la radiología que a otras más avanzadas

Isabel García Real, profesora de Radiología y Diagnóstico por Imagen de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.
Isabel García Real, profesora de Radiología y Diagnóstico por Imagen de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid.

Covid-19: La radiología veterinaria se verá menos afectada por la crisis

Isabel García Real, directora del curso online de interpretación radiológica de Colvema, reflexiona sobre docencia y Covid-19, y estima que una crisis económica afectaría menos a técnicas básicas como la radiología que a otras más avanzadas

Jorge Jiménez - 17-09-2020 - 09:19 H

La pandemia de Covid-19 ha cambiado de manera radical la forma de vida a nivel mundial y ha obligado a los ciudadanos a adaptarse a la nueva realidad. Así, tanto desde el ámbito empresarial como desde el de la educación se han visto obligados a implementar planes de trabajo y estudio en remoto para poder continuar en la medida de lo posible con sus actividades, reduciendo el riesgo de contagio.

En este sentido, la Covid-19 también ha obligado a adaptarse a las facultades de Veterinaria españolas, algunas de las cuales, como la de la Universidad Complutense de Madrid, contemplan estrategias online combinadas con presenciales para afrontar este nuevo curso, dejando entrever que, al menos durante el tiempo que permanezca la pandemia, el formato en remoto ha llegado para quedarse.

Un formato digital por el que ya apostó hace tiempo Isabel García Real, profesora de Radiología y Diagnóstico por Imagen de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid. En este sentido, García Real se muestra satisfecha con el resultado de haber implementado la docencia online en su campo de enseñanza, resaltando que los resultados obtenidos por los alumnos este año “concuerdan” con los de otros años.

No obstante, reconoce que al principio fue complicado. “Fue de la noche a la mañana, y tuvimos que adaptarnos muy rápido, pero al menos en mi caso, la experiencia previa que tenía con el 'Curso Online de Interpretación Radiológica en Pequeños Animales' (CIR) del Colegio de Veterinarios de Madrid (Colvema), me ayudó mucho”, indica la veterinaria, que además es directora del CIR que, tras 4 años, este curso encara ya su quinta edición.

Y es que, gracias a su experiencia previa al mando del CIR, que se imparte de manera 100% online para los alumnos, la experta explica que supo cómo manejar una clase en remoto en la universidad y cómo hacerlo para que los alumnos pudiesen aprovecharla al máximo.

COVID-19: “PRUEBA DE FUEGO” DE LA ENSEÑANZA VETERINARIA

A pesar de las dificultades iniciales, García Real cree que la docencia online sí que ha llegado para quedarse. “La pandemia de Covid-19 ha sido la prueba de fuego para introducir el aspecto online en la universidad”, señala, y celebra su éxito ya que considera que el ámbito online facilita y hace más fluida la comunicación con los alumnos, aunque defiende que “el contacto diario de las clases no se debe perder”.

En cuanto a la opinión de los alumnos, la veterinaria agradece que muchos estudiantes le hayan reconocido su esfuerzo a la hora de preparar las clases online. “Se han dado cuenta de que, si las clases online están bien preparadas, el resultado es muy bueno”, explica.

“Esto demuestra que mediante la docencia online algunas disciplinas dentro de la medicina veterinaria se pueden aprender perfectamente”, asegura la veterinaria, que se reafirma en la efectividad de la enseñanza digital, y pone de ejemplo al CIR, que ha conseguido proporcionar a los alumnos hasta un total de 120 casos prácticos en formato digital y un programa específico para poder trabajar con las imágenes. La profesora, explica satisfecha que el éxito de sus clases en remoto en la universidad servirá para que los alumnos y los veterinarios se abran aún más a la formación online.

“El veterinario que iba a congresos y a cursos presenciales y que rechazaba la formación online porque no le convencía, ahora ha podido comprobar que realmente mucha parte de la enseñanza posgrado en Veterinaria se puede realizar vía online y con la comodidad de hacerlo en el horario y en el lugar que a cada uno le convenga”, asegura García Real.

Es por esto, por lo que afirma que, a día de hoy, incluso en plena pandemia, “no hay excusa” para que los veterinarios no complementen su formación mediante cursos online, especialmente en materias como la radiología, que es básica y además se presta a ello.

RADIOLOGÍA VETERINARIA: DIAGNÓSTICO MÁS RAPIDO Y MENOS GENTE EN LA SALA DE ESPERA

En la actualidad, la práctica totalidad de las clínicas veterinarias cuenta con tecnología radiológica. Por ello, García Real resalta que un buen manejo de estas técnicas no solo agiliza los diagnósticos, sino que reduce los tiempos de visita de pacientes y propietarios en la sala de espera, lo que sin duda supone una gran ventaja en plena pandemia.

“En primer lugar, un profesional bien formado obtiene radiografías de mayor calidad en menor tiempo, y realiza interpretaciones más rápidas y seguras, lo que hace más ágil y preciso el diagnóstico final del paciente”, afirma la veterinaria.

Asimismo, destaca que la radiología continúa siendo una técnica, comparada con las avanzadas como el TAC o la resonancia, mucho más económica y más sencilla de realizar, ya que en la mayoría de los casos no requiere sedación o anestesia.

“Por ello a los alumnos les insistimos mucho en que toda la información que te puedan dar las técnicas básicas es importante. No se debe prescindir de las técnicas básicas para utilizar las avanzadas, porque están mucho menos disponibles. No se debe hacer nunca un TAC o una resonancia a un paciente si primeramente una radiografía o una ecografía nos puede dar una información básica que nos lleve al diagnóstico”, recomienda la experta.

LA CRISIS AFECTARÁ MENOS A LA RADIOGRAFÍA VETERINARIA 

Por otro lado, García Real advierte que la crisis económica que se avecina afectará en mucha menor medida a las técnicas básicas como la radiografía —por su reducido coste— que a otras más avanzadas. “Los propietarios con dificultades económicas no van a poder acceder a técnicas más caras, mientras que es muy poco frecuente que alguien no pueda asumir el coste de una radiografía”, explica.

Además, la experta destaca que los equipos de radiología cada vez son más asequibles para los veterinarios, habiendo reducido su precio en los últimos 10 años en hasta un 50%. Así la radiología digital que hace unos años suponía un reto económico para el veterinario ahora es más accesible, más económica y de mayor calidad.

“Inicialmente podrías tener equipos más avanzados por unos 40.000 euros, que ahora puedes encontrar por 20.000 y otros que antes costaban 20.000, ahora rondan la mitad del precio”, indica la experta que asegura que ha aumentado “muchísimo” la demanda de estos aparatos por las clínicas a medida que ha disminuido su precio.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.