MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:15

MIÉ, 20/3/2019 | 8:15

EMPRESAS

Demandan a Hill’s tras la muerte de varios perros

Empiezan a llegar a los tribunales estadounidenses las primeras demandas contra Hill’s Pet Nutrition por los presuntos daños causados a perros por sus latas de comida húmeda, proceso que podría replicarse en España y otros países

GALERIA
Imagen de uno de los productos, "Prescription Diet™ i/d Canine de estofado con pollo y verduras"

Demandan a Hill’s tras la muerte de varios perros

Empiezan a llegar a los tribunales estadounidenses las primeras demandas contra Hill’s Pet Nutrition por los presuntos daños causados a perros por sus latas de comida húmeda, proceso que podría replicarse en España y otros países

Redacción - 27-02-2019 - 15:11 H

El pasado 1 de febrero la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) informaba de que la empresa Hill’s Pet Nutrition, Inc. comenzaba a retirar en Estados Unidos ciertos productos de comida para perros que presentaban un exceso de vitamina D.

El 2 febrero, la filial española de la empresa de comida para mascotas también emitía un comunicado advirtiendo a los propietarios de perros que hubieran consumido cualquiera de los productos listados y que mostraran síntomas como vómitos, pérdida de apetito, aumento de la sed, aumento de micción, salivación excesiva y pérdida de peso que contactasen con su veterinario.

Los expertos explican que la ingesta de niveles excesivamente altos de vitamina D puede causar problemas de salud graves y potencialmente mortales en los perros como la disfunción renal, considerando también el tiempo en que los perros estén expuestos a dichos niveles.

Así, en los días posteriores a la retirada de los mencionados productos, varios dueños se pusieron en contacto con distintos medios de comunicación estadounidenses para denunciar públicamente que el exceso de vitamina D en los productos de Hill’s Pet Nutrition presuntamente había matado a sus perros.

Ahora empiezan a conocerse las primeras acciones legales contra la compañía por parte de clientes de distintos estados norteamericanos , tal y como han recogido diferentes medios de comunicación. Algunos de estos demandantes, como es el caso de Jennifer Jubinville, Jenna Sprengel, Kelli Coppi y Laura Freeman, presentaron una demanda contra Hill’s en Rhode Island llegando a alegar que la empresa retrasó la retirada de productos pese a contar con informes que alertaban de que había problemas con sus productos.

En la misma línea, Kelly Bone, Christina Sawyer and Janine Buckley, denunciaron en la Corte del distrito Este de Nueva York que Hill’s sabía que algunas de sus latas de comida húmeda contenían un exceso de vitamina D meses antes de su retirada y sostienen que una retirada más temprana podría haber salvado la vida de sus perros.

Una historia similar a la mostrada por Michael y Jodi Russell en su escrito de demanda presentado en la Corte del distrito Norte de Florida, en el que relatan cómo su perra Stella tuvo que ser eutanasiada después de la intoxicación por exceso de vitaminaD.

Por su parte, John Navarrete, titular de una demanda presentada en la Corte del Distrito Norte de California, reconstruye los hechos sucedidos el 1 de octubre de 2018, día en el que compró latas afectadas de Hill’s para alimentar a su pastor alemán. Los abogados de Navarrete explican que las razones de esta compra fueron la publicidad de la compañía, que sostiene que testa concienzudamente los componentes de sus productos, y la acusan de publicidad engañosa.

Otra demanda se ha presentado en la Corte de Kansas por parte de dos residentes en Misisipi y Nueva York, que ya buscan a otros afectados que quieran unirse a una demanda colectiva. Dicha demanda alega que la compañía pone precios de categoría “premium” a productos dirigidos a la salud de las mascotas y acusa a Hill’s de “tergiversación, conducta engañosa y práctica desleal".

En este sentido, esta demanda señala que “los consumidores pagaron por un producto que enfermó o mató a miles de perros”, y que “en vez de recibir beneficios positivos para la salud, los clientes se enfrentaron a caros gastos veterinarios”, según se recoge en el medio local The Kansas City Star.

Asimismo, Animal’s Health ha tenido también acceso a una nota de prensa del bufete de abogados californiano Schubert Jonckheer & Kolbe en la que informa de un número para que las personas afectadas se sumen a la demanda colectiva que van a presentar.

Ante la gravedad de la los hechos y la polémica suscitada durante los últimos días, Hill’s Pet Nutrition ha hecho llegar a sus clientes un formulario para que los afectados puedan llevar a cabo gratuitamente pruebas bioquímicas para conocer el estado de salud de sus mascotas. Concretamente, se ha comprometido a financiar tests de metabolitos de calcio, albúmina y 25-OH vitamina D3 que se realizarán en el Laboratorio VitDAL de la Escuela Veterinaria de Edimburgo.

Por ahora, solo han transcendido las demandas que los propietarios de mascotas están presentando en Estados Unidos, pero el proceso podría replicarse en España y otros países que hayan podido verse afectados.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.