VIERNES, 9 de diciembre 2022, actualizado a las 14:42

VIE, 9/12/2022 | 14:42

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Andalucía notifica un foco de viruela ovina y caprina en un nuevo municipio

El Ministerio de Agricultura ha notificado un foco de viruela ovina y caprina en una explotación de ovejas del municipio de Baza, en Granada

Carmen Crespo, consejera de Agricultura de Andalucía.
Carmen Crespo, consejera de Agricultura de Andalucía.

Andalucía notifica un foco de viruela ovina y caprina en un nuevo municipio

El Ministerio de Agricultura ha notificado un foco de viruela ovina y caprina en una explotación de ovejas del municipio de Baza, en Granada

Redacción - 19-10-2022 - 13:51 H - min.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) ha notificado un nuevo foco de viruela ovina y caprina en el municipio de Baza, en la provincia de Granada (Andalucía). En total se han declarado 17 focos hasta el momento en España.

Se trata de un foco en un nuevo municipio, pues hasta el momento se habían venido notificando en Benamaurel (5) y Cúllar (3), también en Granada. El resto se han producido en la localidad de Villaescusa de Haro, en Castilla-La Mancha, con 8 focos.

Según la información del MAPA, el foco se ha producido en una explotación de ovejas con 373 animales sensibles de Baza, que está a apenas 20 kilómetros de los dos otros municipios granadinos afectados.

Los efectos de la viruela ovina y caprina en España no se han hecho esperar y recientemente se conocía que el país ha perdido el estatus de libre de la enfermedad establecido por la Organización Mundial de Sanidad Animal (OMSA), por lo que se establecerán restricciones a las exportaciones de pequeños rumiantes.

Hasta el momento, las autoridades de Andalucía y Castilla-La Mancha han venido adoptando de forma inmediata las medidas de control contempladas en la normativa, que incluyen el sacrificio de los animales, eliminación de los cadáveres en planta de trasformación, limpieza y desinfección oficial de la explotación, establecimiento de una zona de protección de 3km y una de vigilancia de 10km, con refuerzo de medidas de bioseguridad y vigilancia en las explotaciones, así como la aplicación de medidas de restricción de movimiento de animales y productos y la investigación epidemiológica para tratar de identificar el origen del virus, aún bajo estudio, y los posibles contactos de riesgo que se hayan podido dar, entre otras.

La viruela ovina y caprina es una enfermedad de origen vírico que se consideraba erradicada en España desde el año 1968, si bien se habían detectado casos esporádicos dentro de la UE, los últimos en Grecia y Bulgaria en el año 2014. Además, permanece de forma endémica en África (incluidos los países del norte del continente, como Marruecos, Argelia y Túnez), Oriente Medio y Asia.

Asimismo, cabe recordar que se trata de una enfermedad no zoonósica que afecta exclusivamente a las especies ovina y caprina, sin que en ningún caso pueda transmitirse al ser humano, ni por contacto directo con los animales ni a través de productos de los mismos.

“Se resalta, por un lado, la importancia de aplicar en todo el territorio nacional unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de ovino y caprino y durante en el transporte animal, así como la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la eventual entrada de la enfermedad en otras explotaciones, para lo que es vital que se comunique a los SVO cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en las explotaciones de ovino y caprino del país”, ha recordado el MAPA en anteriores informes.

 

VOLVER ARRIBA