MIÉRCOLES, 17 de julio 2019, actualizado a las 8:37

MIÉ, 17/7/2019 | 8:37

PROFESIONALES

Veterinarios y ganaderos, unidos para combatir enfermedades vectoriales

El Colegio Oficial de Veterinarios de la Rioja organizó un curso de entomología sanitaria y control de vectores en el que veterinarios y ganaderos recibieron formación para combatir eficazmente las enfermedades vectoriales

GALERIA
Julián Somalo, presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de la Rioja.

Veterinarios y ganaderos, unidos para combatir enfermedades vectoriales

El Colegio Oficial de Veterinarios de la Rioja organizó un curso de entomología sanitaria y control de vectores en el que veterinarios y ganaderos recibieron formación para combatir eficazmente las enfermedades vectoriales

Redacción - 11-07-2019 - 12:42 H

El Colegio Oficial de Veterinarios de la Rioja ofreció un curso de entomología sanitaria y control de vectores, que se prolongó a lo largo de 5 días el pasado mes de junio y contó con 20 horas de duración, en el que participaron tanto veterinarios como ganaderos y, además, biólogos y agentes forestales.

Durante el curso se realizaron prácticas de laboratorio en las cuales se observaron los diferentes tipos de vectores como insectos, ácaros y garrapatas. El curso formativo contó también con diferentes ponencias de expertos en investigación científica. En este sentido, acudieron al acto los doctores en Veterinaria, Ignacio Luis Arrondo y Manuel Castillo, además del catedrático en Veterinaria de la Universidad de Zaragoza Javier Lucientes.

Los asistentes al curso recibieron una visión general del mundo de los insectos, analizando su anatomía, fisiología y sistemática, además de analizar los beneficios y daños que estos ocasionan en los animales, el estudio de plagas y su control, y su papel en el campo de la medicina humana y la veterinaria, ya que algunos insectos son responsables de la transmisión de enfermedades tanto a humanos como a animales.

Precisamente, un ejemplo de ello es el flebotomo vector de la leishmaniosis, quien mediante su picadura es capaz de infectar de Leishmania, tanto a perros (principal reservorio de la enfermedad), como a humanos.

Tras la infección, en el caso de los canes, estos pueden llegar a desarrollar leishmaniosis, por ello, expertos como Guadalupe Miró, catedrática del Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, recomiendan la protección de los perros, complementando el uso de collares repelentes, que evitan la picadura del mosquito, y la vacunación, que evita que el animal desarrolle los signos clínicos de la enfermedad.

Por su parte, las personas también pueden desarrollar leishmaniosis, aunque estos casos solo se dan en humanos inmunodeprimidos, niños de muy corta edad y personas mayores. Por esto, médicos como Rogelio López Vélez, coordinador de la Unidad de Referencia Nacional para Enfermedades Tropicales del Hospital Ramón y Cajal de Madrid, han indicado en varias ocasiones que proteger al principal reservorio de leishmaniosis (los perros), protege también a las personas ya que, “la leishmaniosis canina de hoy es la leishmaniosis humana de mañana”.

Por último, en el curso ofrecido por el Colegio riojano, se resaltó el hecho de que el cambio climático y la globalización, el intercambio comercial y el crecimiento de los núcleos urbanos está dando como resultado la aparición de nuevas enfermedades transmitidas por insectos, o que emergen en países donde se pensaba que estaban erradicadas.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.