JUEVES, 24 de septiembre 2020, actualizado a las 10:44

JUE, 24/9/2020 | 10:44

PROFESIONALES

Veterinarios españoles detectan primer caso de leishmaniosis en nutrias

Un grupo de veterinarios de la Universidad de Murcia ha detectado anticuerpos de Leishmania en una nutria euroasiática, que además mostró algunos signos clínicos compatibles con la leishmaniosis

Imagen de archivo de una veterinaria examinando a una nutria.
Imagen de archivo de una veterinaria examinando a una nutria.

Veterinarios españoles detectan primer caso de leishmaniosis en nutrias

Un grupo de veterinarios de la Universidad de Murcia ha detectado anticuerpos de Leishmania en una nutria euroasiática, que además mostró algunos signos clínicos compatibles con la leishmaniosis

Redacción - 28-08-2020 - 13:20 H

Un equipo de veterinarios de la Universidad de Murcia ha detectado y descrito un caso clínico de leishmaniosis en una nutria euroasiática macho de 4 años alojada en el parque natural Terra Natura de la capital murciana.

Los autores apuntan, que este sería el primer informe del que tienen constancia que describe un caso de leishmaniosis clínica en una nutria euroasiática, aunque apuntan que ya se había informado que esta especie es susceptible a la infección por Leishmania, y que en otro estudio se detectó ADN de este parásito en 7 de cada 10 nutrias euroasiáticas silvestres sanas del noroeste de España.

La infección por Leishmania se confirmó mediante pruebas serológicas y moleculares, similares a las de un informe anterior que describía el primer caso de infección por L. infantum en un hurón doméstico en Valencia.

Los investigadores apuntan que los niveles de anticuerpos en la nutría coincidían con los que se suelen producir en perros infectados de Leishmania y que en el momento del diagnóstico, el animal presentaba algunos síntomas como epistaxis bilateral, anorexia y apatía, compatibles con leishmaniosis.

Los principales cambios detectados en el perfil analítico de la nutria euroasiática positiva a Leishmania también coincidieron con los reportados en la leishmaniosis: hiperproteinemia, hiperglobulinemia, disminución de PON-1, aumento de haptoglobina y ferritina y proteinuria.

Después del tratamiento, el estado general de salud del animal mejoró, ya que no mostró ninguna epistaxis, y la concentración de ferritina disminuyó, una mejoría que también se ha presentado en casos de leishmaniosis en perros.

  • GALERIA

    Imagen del estado de la nutria examinada por los investigadores.

LAS NUTRIAS COMO RESERVORIO SECUNDARIO DE LEISHMANIA

Los autores apuntan que la infección natural por L. infantum en especies silvestres del sureste de España  ya se había descrito en lobos y osos pardos en cautiverio y en especies silvestres en libertad como zorros, conejos y roedores. Además, apuntan que ya se informó sobre la abundancia del vector, el flebotomo, en el parque de vida silvestre Terra Natura.

Teniendo en cuenta esto, defienden que, con base en sus hallazgos, podrían plantear la hipótesis de que las nutrias euroasiáticas pueden actuar como reservorio secundario de la infección por L. infantum en la cuenca mediterránea.

En este sentido, añaden que la infección en los carnívoros silvestres sugiere que puede ocurrir un ciclo selvático de este patógeno, siendo de particular importancia para la salud humana y de las mascotas.

En esta línea, recientemente investigadores de la Universidad Complutense de Madrid llevaron a cabo un estudio en el que destacaban que los aislados del parásito obtenidos en Fuenlabrada, donde se produjo el brote más grande de Europa, eran más virulentos que la cepa parasitaria convencional y ya no solo afectaba a personas inmunodeprimidas. Los investigadores concluyeron que esto se había producido como resultado de las interacciones con reservorios de lagomorfos (conejos y liebres).

Precisamente, durante una sesión científica sobre la leishmaniosis organizada por LETIPharma se abordó este brote de Fuenlabrada desde un punto de vista ‘One Health’, para recordar que no es solo una enfermedad animal, sino una zoonosis, y por tanto, no afecta solamente a los perros (o en este caso a las nutrias).

En este sentido, el doctor Rogelio López-Vélez, coordinador de la Unidad de Referencia Nacional para Enfermedades Tropicales, Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, señaló que la enfermedad “interconecta el mundo veterinario con el humano”.

Como conclusión, los autores  de la Universidad de Murcia señalan que, teniendo en cuenta este caso de leishmaniosis en una nutria, se debería tener en cuenta a partir de ahora en áreas endémicas de Leishmania, que las nutrias euroasiáticas son susceptibles a la infección por L. infantum, así como a desarrollar cuadros clínicos.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.