DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a las 23:42

DOM, 25/10/2020 | 23:42

PROFESIONALES

Advierten una mayor virulencia en el foco de leishmaniosis humana en Madrid

Un estudio liderado por el grupo de Infectología Microbiana Veterinaria de la UCM ha advertido que los aislados de Leishmania infantum procedentes del brote de leishmaniosis humana de Fuenlabrada han incrementado su virulencia

El estudio ha sido liderado por el grupo de Infectología Microbiana Veterinaria de la UCM.
El estudio ha sido liderado por el grupo de Infectología Microbiana Veterinaria de la UCM.

Advierten una mayor virulencia en el foco de leishmaniosis humana en Madrid

Un estudio liderado por el grupo de Infectología Microbiana Veterinaria de la UCM ha advertido que los aislados de Leishmania infantum procedentes del brote de leishmaniosis humana de Fuenlabrada han incrementado su virulencia

Redacción - 29-07-2020 - 08:43 H

El mayor brote de leishmaniosis humana en España y de Europa, localizado en Fuenlabrada (Madrid) en el entorno del Parque de Bosquesur, sigue siendo objeto de investigación para la ciencia. Un equipo liderado por la Universidad Complutense de Madrid ha dado un paso más para esclarecer por qué está afectando también a individuos con sistemas inmunitarios equilibrados y no solo a los debilitados: los aislados del parásito obtenidos de la captura de flebótomos -insecto transmisor-procedentes del foco son más virulentos que la cepa parasitaria convencional. La causa parece estar en la relación del patógeno con recientes reservorios: liebres y conejos.

Los aislados de Leishmania infantum procedentes del brote de leishmaniosis humana más importante de España hasta la fecha, (Fuenlabrada, Madrid) han incrementado sus propiedades de virulencia,  como resultado de las interacciones con reservorios lagomorfos (conejos y liebres).

El estudio, liderado por el grupo de Infectología Microbiana Veterinaria (InMiVet) en colaboración con el Laboratorio de Entomología Médica (ICSIII) y publicado en Transboundary and Emerging Diseases, compara la virulencia de los aislados recogidos en el brote de leishmaniosis humana en Madrid-Fuenlabrada con la virulencia de una cepa convencional de L. infantum. El papel de liebres y conejos como nuevo reservorio parasitario ya se ha demostrado recientemente en otros trabajos.

“El parásito ha incrementado su fenotipo virulento debido a que la relación patógeno - hospedador es tan reciente que no ha habido tiempo aún de coevolucionar hacia una situación de equilibrio. Esto ha propiciado que, en el momento de cruzar la barrera interespecífica, los seres humanos son vulnerables a la enfermedad, independientemente de su estatus inmunológico”, explica Alicia Mas, primera autora del trabajo e investigadora del departamento de Sanidad Animal de la UCM.

Así se explicaría el alto número de pacientes afectados de lo que llama la atención que no solo se trata de personas con sistemas inmunitarios debilitados, sino también de individuos infectados con buenos niveles de inmunocompetencia.

  • GALERIA

    Representación de la hipótesis de virulencia emergente en los aislados de L. infantum procedentes del vector flebótomo, después de su paso por nuevos reservorios lagomorfos.

MÁS CAPACIDAD DE AFECTACIÓN DE ÓRGANOS VISCERALES

Para llevar a cabo la investigación, los científicos infectaron ratones de laboratorio con ambos tipos de parásitos, procedentes y no del brote.

“Después, evaluamos el panel de marcadores de virulencia: carga parasitaria en bazo e hígado, nivel de anticuerpos específicos, índices de actividades enzimáticas en bazo, producción de citoquinas y el estudio de lesiones histológicas en hígado como consecuencia de la infección. Aquellos aislados parasitarios procedentes de flebótomos capturados en el área del foco infectivo en Madrid, presentan una enorme capacidad de diseminación metastásica y de afectación inflamatoria de órganos viscerales”, describe Javier Carrión, investigador del departamento de Sanidad Animal y del grupo InMiVet de la UCM. 

En España, la leishmaniosis es una enfermedad zoonótica de declaración obligatoria causada por L. infantum, transmitida entre animales vertebrados y el ser humano a través de la picadura de un insecto vector, el flebótomo. Además, la leishmaniosis canina es endémica, “por tanto se requiere de una constante vigilancia epidemiológica dentro del marco sanitario”, reconoce Carrión.

Las manifestaciones de la leishmaniosis en humanos abarcan desde lesiones cutáneas -úlceras- en la zona de la picadura del flebótomo hasta manifestaciones viscerales de mayor gravedad, acompañadas de picos de fiebre y debilidad que, si no son tratadas a tiempo, pueden causar la muerte.

En cuanto al brote de leishmaniosis de la zona suroeste de Madrid, se está controlando con el paso del tiempo, pero hay una lenta propagación de la enfermedad hacia otras regiones de la Comunidad de Madrid. “Aunque los brotes de leishmaniosis humana no son muy frecuentes en España, recientemente se ha descrito un pequeño brote en la Comunidad Valenciana”, añade el investigador de la UCM.

LEISHMANIOSIS Y ‘ONE HEALTH’

Durante la primera jornada dedicada al enfoque ‘One Health’ de la leishmaniosis realizada en la Comunitat Valenciana el pasado año 2019 que contó con la colaboración de LETIPharma, el vicepresidente del Colegio de Médicos Diego Torrús ya se refería entonces al brote Fuenlabrada, advirtiendo que la leishmaniosis humana no es tan excepcional y que "no hay que buscarla en continentes lejanos”.

Por su parte, Guadalupe Miró, catedrática de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid y veterinaria de referencia en el plan que se desarrolló para combatir el brote de leishmaniosis humana en Fuenlabrada, utilizó este caso como ejemplo para destacar la necesaria “interconexión del mundo veterinario y humano”.

En este sentido, hoy más que nunca la vacunación es una herramienta fundamental para prevenir y combatir esta enfermedad en el perro, y de forma indirecta, también en el hombre.

Y es que la Organización Colegial Veterinaria (OCV) señala que, aunque la temperatura ideal de actuación del vector es entre los 18 y los 22 grados, debido al aumento de las temperaturas y la consecuente desaparición de las estaciones, la actividad del flebotomo permanece casi inalterada durante los 12 meses del año, además de haber ampliado su radio de actividad en áreas en las que hace unos años no existía riesgo de infección, por lo que actualmente hay leishmaniosis en prácticamente toda España.

Para concienciar de los riesgos que suponen para las mascotas los cambios estacionales y el aumento de temperaturas, la compañía de salud animal MSD Animal Health ha puesto en marcha la iniciativa pionera en Europa #ProtectOurFutureToo.

“La estacionalidad en la prevención de los parásitos es ya hoy un mito que debemos erradicar. El aumento de las temperaturas está poniendo fin a las estaciones tal y como las conocemos, lo que plantea un gran riesgo para la salud de las mascotas y sus familias”, apuntan desde la compañía.

Por tanto, para la correcta prevención de leishmaniosis, las autoridades veterinarias recomiendan combinar la vacunación, los collares repelentes y las pipetas para mejor protección durante todo el año, siempre bajo las recomendaciones del veterinario.

En este sentido, la compañía Ceva Salud Animal pone a disposición de los veterinarios la Guía de los expertos en leishmaniosis con material práctico para el día a día en la clínica veterinaria incluyendo recomendaciones prácticas sobre diagnóstico, tratamiento y prevención.

ACCEDE AL TRÍPTICO INFORMATIVO SOBRE LEISHMANIOSIS DEL COLEGIO OFICIAL DE VETERINARIOS DE MADRID

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.