VIERNES, 20 de mayo 2022, actualizado a las 19:33

VIE, 20/5/2022 | 19:33

POLÍTICA

Critican la falta de medios humanos y materiales que sufre Melilla frente a la rabia

Desde Vox Melilla señalan que la ciudad autónoma tan solo cuenta con un lacero para capturar perros vagabundos y que además no se cuenta con los medios materiales suficientes

Carmen Merino, vicesecretaria de Relaciones Institucionales de Vox Melilla.
Carmen Merino, vicesecretaria de Relaciones Institucionales de Vox Melilla.

Critican la falta de medios humanos y materiales que sufre Melilla frente a la rabia

Desde Vox Melilla señalan que la ciudad autónoma tan solo cuenta con un lacero para capturar perros vagabundos y que además no se cuenta con los medios materiales suficientes

Redacción - 01-02-2022 - 15:07 H - min.

Desde que Melilla decretara en los últimos meses el nivel uno de alerta por rabia, se han detectado seis casos positivos de esta enfermedad, uno de ellos en un animal doméstico. Para atajar este problema, Melilla tan solo cuenta con un lacero que trabaja de lunes a viernes por la mañana, “algo insuficiente para la cantidad de manadas que vemos a diario por nuestras calles”, aseguran desde Vox Melilla.

En este sentido, según indican desde la formación este lacero está adscrito a la Policía Local, que es un órgano colaborador en materia animal, pero no es el encargado de solucionar o controlar este problema. Anteriormente se contaba además con una empresa que se hacía cargo de este control por las tardes, pero no se cuenta con este apoyo en la actualidad. “El Ejecutivo local debería paliar la falta de personal cualificado en este campo, puesto que la situación a la que nos enfrentamos podría empeorar”, afirma la formación liderada por José Miguel Tasende, en la ciudad autónoma, y añade que “rabia no es algo nuevo en la ciudad, por lo que debería haberse tenido antes en cuenta esta carencia”.

Por otro lado, esta figura del lacero cuenta con la ayuda de un policía local destinado en esta sección. Sección en la que, según Vox Melilla, “no tienen material suficiente, ni equipamiento para sacar adelante su trabajo”.

Estos profesionales, lamentan desde Vox, llevan años demandando personal y medios materiales, puesto que el vehículo que tiene asignado el lacero no cuenta ni con jaulas para animales grandes, ni con escopeta con dardos como antiguamente, y tienen que recoger a los animales peligrosos con un lazo de captura. “Esta falta de medios humanos y materiales pone en riesgo al personal destinado en esta sección”, sentencia Vox Melilla. Además, “están saturados de trabajo porque en ocasiones reciben llamadas que no pueden atender por la falta de personal”.

El Colegio Oficial de Médicos y el de Veterinarios han advertido varias veces sobre la gravedad de la situación, debido a la virulencia de esta enfermedad. “Es una enfermedad que puede expandirse rápidamente a la población y ser letal, por lo que hay que saber gestionarla por completo”, afirma la formación liderada por Tasende.

“Las manadas que se ven en la ciudad son cada día más numerosas, y se podrían haber controlado con medidas como las que pedía VOX hace unos meses para que se buscara un emplazamiento y unas instalaciones apropiadas para darles cobijo, no que lamentablemente, hemos tenido que esperar a que la rabia esté corriendo por las calles de Melilla para empezar a hacer algo”, sentencia la formación local.

Por todo esto desde Vox Melilla instan a la consejera de Salud Pública y Bienestar Animal, Paqui Maeso, “a que cubra las vacantes que hay para el puesto de lacero, ya que cada vez son más numerosas las manadas que se ven en la ciudad y el brote de rabia se sigue expandiendo”.

VOLVER ARRIBA