DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a las 0:38

DOM, 25/10/2020 | 0:38

MASCOTAS

Soluciones spot-on, la revolución que acabó con las pulgas en mascotas

Una revisión científica ha repasado los últimos avances en el tratamiento de la pulga del gato en animales de compañía en los últimos 25 años, destacando el papel de las soluciones spot-on, que marcaron un antes y un después

Soluciones spot-on, la revolución que acabó con las pulgas en mascotas

Soluciones spot-on, la revolución que acabó con las pulgas en mascotas

Una revisión científica ha repasado los últimos avances en el tratamiento de la pulga del gato en animales de compañía en los últimos 25 años, destacando el papel de las soluciones spot-on, que marcaron un antes y un después

Redacción - 15-10-2020 - 12:15 H

Una de las plagas más importantes de los perros y gatos domésticos es la pulga del gatoCtenocephalides felis. Los principales tratamientos para prevenir las infestaciones por estos parásitos suelen consistir en distintos tratamientos preventivos, tanto tópicos como orales. Ahora una revisión científica analiza los últimos avances en este ámbito.

En el texto, se destaca especialmente la aparición de los tratamientos con soluciones spot-on de imidacloprid y fipronil así como orales a base de lufenurón, que cambiaron las estrategias y métodos para controlar las pulgas de los gatos drásticamente durante los últimos 25 años.

“Con el advenimiento de los tratamientos puntuales de fipronil e imidacloprid y el uso sistémico de lufenurón a mediados de la década de 1990, se produjo un cambio de paradigma en nuestro pensamiento con respecto al control de pulgas”, asegura el texto.

En la actualidad, marcas de salud animal como LabianaPets ya apuestan por estas soluciones spot-on que contienen imidacloprid, con su producto Ataxxa que además contiene permetrina. Esta combinación permite tratar tanto pulgas (Ctenocephalides feliscomo garrapatas (Rhipicephalus sanguineus e Ixodes ricinus) en perros.

Así, estos tratamientos han permitido centrar el control de las pulgas en el animal, dejando de lado el tratamiento de su entorno. De hecho, en la revisión se recoge que cada vez hay más evidencia de que el tratamiento de todas las mascotas dentro de un hogar puede romper el ciclo de vida y controlar por completo una infestación en interiores.

Estos avances, afirma el texto, no solo han permitido controlar la pulga del gato, sino que ha prevenido o reducido el impacto de muchas de las enfermedades asociadas con ectoparásitos y endoparásitos de gatos y perros.

CONTROL BIOLÓGICO, VACUNAS Y RECOMBINACIÓN GENÉTICA

En la revisión se abordan otras tendencias en la prevención de las infestaciones por pulgas, como el llamado “manejo verde de plagas”, que aunque han tenido éxitos parciales en el tratamiento de pulgas en el entorno urbano, solo han logrado avances limitados en el control de ectoparásitos en los gatos.  En este sentido menciona los tratamientos biológicos, todavía poco desarrollados.

El texto también recoge otros tratamientos novedosos para combatir las pulgas, como las vacunas. Entre las ventajas, está que las vacunas son más seguras para el medio ambiente y evitan el desarrollo de resistencia a los insecticidas.

La búsqueda de una vacuna, explica, es un proyecto que se viene desarrollando desde hace cuatro décadas, pero aún sin resultados. Los obstáculos para el desarrollo incluyen la falta de inmunidad natural de gatos y perros a las infestaciones de pulgas o las dificultades para obtener grandes cantidades de extractos de pulgas.

Otros proyectos prometedores son el uso de sistemas de administración de ARN interferente, que suprime la expresión de genes específicos, para controlar insectos de importancia veterinaria. También se está investigando activamente otro sistema de administración que implican el uso de nanopartículas.

Por último, hace referencia al problema de las resistencias a los insecticidas antiparasitarios. En este sentido, apunta que algunos estudios indican una resistencia generalizada a ciertos carbamatos, organofosforados y piretroides, aunque no hay evidencia de una menor susceptibilidad al imidacloprid.

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.