MIÉRCOLES, 28 de octubre 2020, actualizado a las 23:17

MIÉ, 28/10/2020 | 23:17

MASCOTAS

Desparasitar no solo beneficia a las mascotas, es un acto de salud pública

Distintos estudios señalan una elevada prevalencia de parásitos intestinales potencialmente zoonósicos en perros, especialmente en animales callejeros o del entorno rural de España que reciben menos tratamientos antiparasitarios

Desparasitar no solo beneficia a las mascotas, es un acto de salud pública

Desparasitar no solo beneficia a las mascotas, es un acto de salud pública

Distintos estudios señalan una elevada prevalencia de parásitos intestinales potencialmente zoonósicos en perros, especialmente en animales callejeros o del entorno rural de España que reciben menos tratamientos antiparasitarios

Redacción - 28-09-2020 - 19:00 H

Recientemente, un equipo de investigadores publicaba un estudio que ponía de manifiesto una prevalencia muy elevada (72,5%) de parásitos intestinales en perros callejeros en el norte de España. El estudio concluía que se había llegado a esta situación debido a que los animales no recibían el tratamiento antiparasitario correspondiente.

Los autores apuntaban que esto no solo suponía un riesgo para el bienestar de estos animales, sino que también recordaban que algunos de los parásitos eran zoonósicos, por lo que, además, existe un riesgo para la salud pública.

Desde el Colegio de Veterinarios de Alicante defienden este punto, y recuerdan que la desparasitación interna es “fundamental”, y “no debe ser considerada un lujo sino algo necesario para la salud del animal y de su propietario”.

Aunque el estudio de parasitosis en perros callejeros se realizó en el norte de España, —concretamente en La Rioja—, los parásitos intestinales en perros no son un problema exclusivo de esa zona.  Así, por ejemplo, otra investigación reciente en la provincia de Castellón revelaba una alta prevalencia (65,8%) de parásitos intestinales en perros, y esta vez no exclusivamente en animales sin hogar.

Eso sí, los autores destacaban que los perros más afectados eran los de refugios y áreas rurales, es decir, los más desatendidos y vulnerables, y que tienden a recibir un peor tratamiento antiparasitario y menor atención veterinaria. Esto coincide con los resultados, pues los perros de las ciudades tendían en el estudio a presentar menor carga parasitaria.

Entre los parásitos intestinales más comunes estaban Giardia duodenalis (35,4%) y miembros de la familia Ancylostomatidae (27%). Además, se detectaron algunos con potencial zoonósico, como Toxocara canis (8%), Cryptosporidium spp. (6,8%) y Strongyloides spp. (1,1%).

Para eliminar a estos parásitos, el tratamiento más eficaz es el uso de antihelmínticos de amplio espectro, que contengan principios activos eficaces contra estas infestaciones, como milbemicina oxima y praziquantel.

En este sentido, Milprazon es la opción contra los parásitos intestinales que ofrece LabianaPets, la marca de medicamentos veterinarios de Labiana, una empresa especialmente concienciada con la importancia de la interrelación entre la salud animal y de las personas, al ser una de las pocas compañías nacionales que fabrica medicamentos para salud humana y salud veterinaria.

El comprimido de LabianaPets sirve como tratamiento a infestaciones mixtas por cestodos y nematodos adultos de numerosas especies como Dipylidium caninum, Taenia spp., Echinococcus spp., Mesocestoides spp, Ancylostoma caninum, Toxocara canis, Toxascaris leonina, Trichuris vulpis, Crenosoma vulpis, Angiostrongylus vasorum y Thelazia callipaeda.

Además, el medicamento veterinario también se puede usar en la prevención de la dirofilariosis (Dirofilaria immitis), si el tratamiento concomitante contra cestodos está indicado.

LA DESPARASITACIÓN Y LA HIGIENE CON LAS MASCOTAS

Los investigadores detectaron los parásitos principalmente en heces, utilizando técnicas como el microscopio de inmunofluorescencia o la PCR en tiempo real. Y es que hay que recordar que no todos los parásitos intestinales son visibles a simple vista, por lo que el Colegio de Veterinarios de Alicante recuerda que la desparasitación es independiente a identificar parásitos en las heces.

Además, apuntan que un perro que apenas salga de casa no está libre de riesgo, pues los mismos propietarios pueden introducir en las ropas y en las suelas de los zapatos los huevos de estos parásitos intestinales al interior de las casas.

Por todo esto, recomiendan que todos los perros y gatos se desparasiten como mínimo 4 veces al año y se les realice análisis coprológicos esporádicos. Esto es importante, pues cuando se efectúa la desparasitación interna en una mascota se eliminan los parásitos que se encuentran en ese momento en su aparato digestivo, pero no previenen que ese animal se vuelva a parasitar.

Por otro lado, los veterinarios de Alicante insisten en que los parásitos del aparato digestivo de las mascotas pueden afectar a las personas, por lo que recomiendan no llevarse las manos a la cara tras tocar a mascotas u objetos que hayan estado en contacto con ellas, no acudir a zonas con muchas deposiciones de animales y lavarse las manos y la cara frecuentemente.

Asimismo, instan a evitar el contacto estrecho con animales sospechosos de estar parasitados, retirar los excrementos de los perros y gatos a la mayor brevedad posible, limpiar los enseres de las mascotas frecuentemente, lavar a conciencia las frutas y verduras que se coman crudas y evitar los lametazos de las mascotas en la cara.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.