MIÉRCOLES, 20 de marzo 2019, actualizado a las 8:09

MIÉ, 20/3/2019 | 8:09

MASCOTAS

La crisis humanitaria de Venezuela se ceba con las mascotas

La crisis humanitaria por la que está pasando Venezuela se ceba especialmente con las mascotas, a las que sus propietarios ya no pueden mantener

GALERIA

La crisis humanitaria de Venezuela se ceba con las mascotas

La crisis humanitaria por la que está pasando Venezuela se ceba especialmente con las mascotas, a las que sus propietarios ya no pueden mantener

Jorge Jiménez Rodríguez - 15-02-2019 - 14:50 H

La crisis política y humanitaria que está teniendo lugar en Venezuela está haciendo mella en los animales de compañía del país. En muchas ocasiones, los ciudadanos no pueden afrontar los costes veterinarios, o no pueden llevar consigo al animal cuando deciden dejar el país, lo que está provocando muchos casos de abandono.

Según informan desde la frontera colombiana, el flujo migratorio se ha visto incrementado. Y, precisamente, entre todos esos inmigrantes hay muchos que dejan en Venezuela algo más que seres queridos y un hogar, dejan atrás también a sus mascotas.

En algunos casos, los animales quedan al cargo de familiares o amigos, pero en otros, los emigrantes optan por el sacrificio o el abandono, al no poder llevarlos consigo, o al no tener recursos suficientes para mantenerlos.

En el caso del sacrificio, eutanasiar a una mascota supone 20 dólares estadounidenses, cifra muy elevada, de la que no disponen todos los venezolanos, con lo cual el abandono se convierte en una de las opciones más seguidas.

Por el contrario, aquellos que deciden llevar a sus animales en su éxodo, tienen que enfrentarse a las diferentes restricciones y normas sanitarias de los países de destino. Entre estos requisitos están, por ejemplo, un certificado de salud expedido por un veterinario o una cartilla de vacunas.

En la actualidad, los destinos más solicitados por los venezolanos son, entre otros, Chile, Argentina, Estados Unidos o Italia. En el caso de los países europeos, una condición imprescindible para que las mascotas sean admitidas es estar vacunados contra la rabia. Dicha vacunación (suele rondar los 70 u 80 dólares) supone un esfuerzo económico para aquellos que decidan afrontarla.

Aunque algunos optan por llevar consigo sus mascotas de manera ilegal, por lo que denominan “trochas” (pasos fronterizos clandestinos). De este modo pueden permanecer juntos, pero, sin embargo, en los albergues de paso fronterizos que acogen a los emigrantes, no aceptan animales, por lo que de nuevo estos son víctimas del abandono.

Por lo tanto, la crisis humanitaria en Venezuela que afecta a los ciudadanos ha terminado perjudicando de manera directa a las mascotas de estos, incrementando el número de abandonos y dejando animales vagando por calles, plazas y carreteras.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.