JUEVES, 13 de agosto 2020, actualizado a las 7:01

JUE, 13/8/2020 | 7:01

POLÍTICA

Reclaman la figura del veterinario como único garante de la eutanasia

PSOE y Compromís han presentado una enmienda a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de Valencia, para que los animales de compañía solo puedan ser sacrificados por veterinarios

Reclaman la figura del veterinario como único garante de la eutanasia

Reclaman la figura del veterinario como único garante de la eutanasia

PSOE y Compromís han presentado una enmienda a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de Valencia, para que los animales de compañía solo puedan ser sacrificados por veterinarios

Jorge Jiménez - 16-11-2018 - 13:20 H

El Partido Socialista del País Valenciano y Compromís han presentado una enmienda a la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat valenciana, para que los animales de compañía puedan ser sacrificados estrictamente por veterinarios. Ambos partidos buscan asegurar, por ley, que sean los veterinarios los que, exclusivamente, eutanasien a los animales. Además, en la enmienda se incluye que la única medida que se emplee para el sacrificio sea la inyección letal. De esta manera se prohibirían otros métodos de sacrificio como pueden ser el ahogamiento, la asfixia o el uso de cualquier droga.

Hasta ahora, los métodos que pueden ser empleados para el sacrificio de las mascotas, aparecen recogidos en la Orden de 14 de junio de 1976 por la que se dictan normas sobre medidas higiénico-sanitarias en perros y gatos de convivencia humana. En el artículo 9 de la Orden, se especifica que “El sacrificio se realizará por procedimientos eutanásicos (barbitúricos, cámara de gas, etc.), prohibiéndose en absoluto el empleo de estricnina u otros venenos y procedimientos que ocasionen la muerte con sufrimientos”.

Con respecto al primer método de sacrificio que se especifican en la Orden, los barbitúricos, es el método eutanásico más recomendado por los expertos. Los barbitúricos son un grupo de sustancias que provocan efectos sedantes e hipnóticos. En una dosis adecuada puede producir coma y posteriormente la muerte. El barbitúrico más utilizado es el pentobarbital sódico, cuando se utiliza la vía inyectable y el fenobarbital cuando se usa la oral. En estos casos es el veterinario el que lo determina y lo aplica, siendo totalmente indoloro para el animal.

Por otro lado, la cámara de gas requiere de unas instalaciones muy costosas y unos procedimientos cuidadosos y complejos. Los gases que se utilizan son el monóxido de carbono, dióxido de carbono y el cloroformo. Los gases provocarán en el animal amnesia profunda y luego una muerte completamente indolora.

Por último, cuando la Orden hace referencia al “etcétera”, aquí se puede incluir cualquier otro procedimiento que, de manera excepcional, pueda emplearse para sacrificar un perro o un gato. Por ejemplo, un perro que se encuentre mortalmente herido tras haber sido embestido por un vehículo. Ante este caso, se le podría administrar la muerte mediante, por ejemplo, un golpe en la cabeza, para evitar al animal continuar con su sufrimiento. No obstante, este “etcétera”, única y exclusivamente se puede llevar a cabo ante situaciones muy extremas o que revistan absoluta gravedad, de lo contrario, lo que se debe hacer es dejar la situación en manos de un profesional veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.