MARTES, 28 de septiembre 2021, actualizado a las 16:41

MAR, 28/9/2021 | 16:41

ANIMALADAS

Inteligencia artificial española para reconocer emociones de los animales por imagen

El centro zoosanitario de Almería está colaborando en tres estudios, uno de ellos con ingenieros informáticos para reconocer virtualmente las emociones de los animales a través de imágenes

Imagen del zoosanitario de Almería.
Imagen del zoosanitario de Almería.

Inteligencia artificial española para reconocer emociones de los animales por imagen

El centro zoosanitario de Almería está colaborando en tres estudios, uno de ellos con ingenieros informáticos para reconocer virtualmente las emociones de los animales a través de imágenes

Redacción - 17-08-2021 - 08:39 H

El centro zoosanitario municipal de Almería participa en dos estudios de investigación de la mano de la Universidad de Almería (UAL) y de la Universidad Carlos III de Madrid, además de colaborar con la Universidad de Córdoba, de modo que los datos que se extraen de los animales acogidos y cuidados en Almería pasan a engrosar una base de datos dirigida, por un lado, a realizar un estudio sobre la transmisión de Covid-19 entre mascotas y de estas a sus propietarios, otro sobre transmisión de enfermedades y un último estudio, realizado con ingenieros informáticos del campus de La Cañada, para reconocer virtualmente las emociones de los animales a través de imágenes.

La vertiente investigadora del personal del centro queda integrada en la cartera de servicios que ofrece el zoosanitario de Almería que sólo en el primer semestre del año ha acogido a más de 900 animales, la mayoría perros y gatos, y mantiene el cuidado de los mismos y su preparación para la adopción. De hecho, en los primeros seis meses de este 2021, se han adoptado por particulares 270 animales y 192 han sido retirados por protectoras de animales.

MÁS DE 400 MUESTRAS RECOGIDAS POR VETERINARIOS

Además del trabajo diario de acogida, cuidado y preparación de los animales de cara a una posible adopción, el centro de Almería trabaja en varios estudios universitarios. Ana Carbajo, una de las veterinarias del centro, ha explicado cómo el sacramentario está inmerso en un estudio Covid-19 que se realiza a través de la Asociación Española de Veterinarios Municipales.

“Se trata de un estudio en el que participan 36 centros zoosanitarios de España y consiste en tomar muestras aleatorias de los animales que entran (muestras de sangre, de fosas nasales a partir de esponja de hisopo) para después poder analizarlas y cotejar posibles contagios por Covid-19”. Se toman también muestras de animales de propietarios que han estado confinados por coronavirus y, hasta finales de julio, se han recogido ya más de 400 muestras de unos cien animales distintos.

Los veterinarios del centro apuntan, además, cómo este estudio, que no ha permitido confirmar el paso del Covid-19 de animales a personas, se va a prolongar a lo largo de todo este año 2021 y, gracias a la financiación de la Universidad Carlos III de Madrid, ofrecerá conclusiones definitivas para el 2022.

El centro zoosanitario municipal de Almería participa en un segundo estudio que, en colaboración con la Universidad Carlos III y también con la Universidad de Córdoba, consiste en tomar muestras aleatorias de colonias felinas. Se pretende, en este caso, hacer un mapa epidemiológico de las colonias de gatos ferales para conocer si transmiten enfermedades y cómo lo hacen.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL PARA CONOCER LAS EMOCIONES DE LOS ANIMALES

Este estudio de seroteca se va a prolongar más en el tiempo, confirma Carbajo, que indica cómo se colabora también con el departamento de Informática de la UAL para conformar un banco de imágenes de animales con el que, después, poder estudiar en fases avanzadas de la investigación, la interacción persona, animal e inteligencia artificial.

Este último trabajo corre a cargo del investigador José Antonio Piedra Fernández que, junto a una compañera del departamento de Informática de la UAL, ha comenzado a grabar imágenes de perros del zoosanitario y a registrar esas imágenes de emociones como son miedo, enfado y alegría (después incluirán otras como sorpresa o asco). Es la primera parte de un estudio mucho más ambicioso que acabará por desarrollar la interacción animal-humano a través de interacción virtual.

La Universidad de Almería lleva más de tres años colaborando con el centro zoosanitario municipal a través de diferentes departamentos y siempre con el objetivo de conocer y mejorar la interacción animal-humano.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.