SÁBADO, 25 de mayo 2024

SÁB, 25/5/2024

PROFESIONALES

Realizan la caracterización genómica de una bacteria zoonósica en fauna silvestre de España

Un grupo de investigadores ha realizado una caracterización genómica de aislados de Staphylococcus aureus de fauna salvaje, cazadores y sus animales auxiliares en diferentes localidades de la Comunidad Valenciana

La gineta común, la cabra montés y el erizo europeo fueron las especies con mayor cantidad de Staphylococcus aureus.
La gineta común, la cabra montés y el erizo europeo fueron las especies con mayor cantidad de Staphylococcus aureus.

Realizan la caracterización genómica de una bacteria zoonósica en fauna silvestre de España

Un grupo de investigadores ha realizado una caracterización genómica de aislados de Staphylococcus aureus de fauna salvaje, cazadores y sus animales auxiliares en diferentes localidades de la Comunidad Valenciana

Francisco Ramón López - 03-04-2023 - 16:39 H - min.

Staphylococcus aureus es un patógeno oportunista de hospedadores múltiples que amenaza la salud humana y animal. Los animales pueden actuar como reservorio de S. aureus para los humanos, pero se sabe muy poco sobre el papel epidemiológico de los animales salvajes.

Por ello, un grupo de investigadores de la Universidad CEU Cardenal Herrera y de la Universidad Autónoma de Barcelona ha realizado un estudio en el que han llevado a cabo una caracterización genómica de aislados de S. aureus de fauna salvaje, cazadores y sus animales auxiliares de caza en diferentes localidades de la Comunidad Valenciana.

De 20 especies diferentes, se examinaron 242 animales salvajes, de los cuales el 28,1% eran portadores de S. aureus. La gineta común, la cabra montés y el erizo europeo fueron las especies con mayor cantidad de S. aureus.

Durante su investigación identificaron 30 tipos de secuencias (ST) diferentes, incluidos linajes asociados con animales salvajes como ST49 y ST581, linajes multiespecies como ST130, ST398 y ST425, y linajes comúnmente aislados de humanos, incluidos ST1 y ST5. Los cazadores y el único hurón positivo compartieron ST5, ST398 o ST425 con animales salvajes.

En los aislados de vida silvestre, los niveles más altos de resistencia se encontraron para la penicilina (32,8%). Para los factores de virulencia, el 26,2% de ellos portaban superantígenos, mientras que el 14,8% albergaba el grupo de evasión inmune (IEC), lo que indica probable origen humano.

“Nuestros hallazgos sugieren que los animales salvajes son un reservorio de genes y linajes clínicamente relevantes que podrían tener el potencial de ser transmitidos a los humanos. Estos datos respaldan la idea de que la vigilancia de la vida silvestre es necesaria para comprender mejor la epidemiología de S. aureus como patógeno que circula entre humanos, animales y el medio ambiente”, concluyen.

De izda a dcha: Carmen Martínez Seijas, Juan Manuel Corpa Arenas y David Viana

VOLVER ARRIBA