JUEVES, 30 de mayo 2024

JUE, 30/5/2024

PROFESIONALES

Un proyecto busca combatir la fiebre del Nilo Occidental en España, una enfermedad de riesgo para la salud humana y animal

El objetivo es establecer mapas de circulación del virus en regiones óptimas para su expansión, probar nuevas técnicas de confirmación en équidos y caracterizar la interferencia de la inmunidad inducida por vacunas

La fiebre del Nilo Occidental ha experimentado un aumento en España en los últimos años.
La fiebre del Nilo Occidental ha experimentado un aumento en España en los últimos años.

Un proyecto busca combatir la fiebre del Nilo Occidental en España, una enfermedad de riesgo para la salud humana y animal

El objetivo es establecer mapas de circulación del virus en regiones óptimas para su expansión, probar nuevas técnicas de confirmación en équidos y caracterizar la interferencia de la inmunidad inducida por vacunas

Redacción - 03-05-2024 - 09:00 H - min.

La Fiebre del Nilo Occidental (FNO) es una enfermedad zoonósica causada por el virus del Nilo Occidental, perteneciente a la familia Flaviviridae. El virus circula naturalmente entre aves (principales reservorios y agentes multiplicadores) y mosquitos, especialmente del género Culex, que actúan como vectores; mientras que los mamíferos, como équidos y humanos, actúan como huéspedes terminales.

En este sentido, la FNO ha experimentado un aumento en España en los últimos años, cuadruplicando los casos de 2022 a 2023. Investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) participan en el proyecto innovador EquiFNO, que busca abordar esta enfermedad reemergente y de riesgo para la salud humana y animal.

Los investigadores destacan que la mayoría de los mamíferos infectados son asintomáticos; pero un 10% de los caballos afectados desarrollan encefalomielitis con signos neurológicos graves. En humanos, un 1% de los infectados presentan afección neurológica, gastrointestinal y renal. Aparte de la gravedad de las presentaciones clínicas, las infecciones conllevan elevadas pérdidas económicas, asociadas al tratamiento de los pacientes ya los programas de vigilancia y control.

La FNO se considera endémica en España desde 2003, con brotes esporádicos en equinos y humanos. Aunque debido a las bajas tasas de morbilidad está probablemente poco diagnosticada, en 2020 se declararon 139 brotes en équidos y 77 casos humanos en España, que fue uno de los países europeos más afectados. Desde entonces, el número de casos reportados en España ha sido menor, pero muestra una tendencia ascendente, tanto en équidos como en humanos, en los que los casos de 2023, antes de concluir la etapa de transmisión, ya cuadriplicaban los de 2022.

En el artículo se indica que el patrón de transmisión es estacional, con la aparición de los primeros casos en verano y prorrogándose hasta el otoño, con pequeñas variaciones según el clima local. En España el mayor número de casos humanos y en équidos se notifican normalmente entre las semanas 32 (inicios de agosto) y 41 (inicios de octubre), que son los períodos de mayor riesgo.

“Dado que los équidos son más sensibles a la enfermedad que los seres humanos, geográficamente se encuentran distribuidos entre las poblaciones humanas y están más expuestos a los vectores, se utilizan como sujetos de vigilancia pasiva. Es decir, la notificación de casos clínicos en caballos se utiliza como predictor de posibles infecciones humanas; además de vigilancia activa en zonas consideradas de elevado riesgo”, señalan.

Sin embargo, explican que los brotes en équidos no siempre preceden a las infecciones humanas. En 2022, los primeros casos humanos en España se notificaron antes de los primeros casos en caballos. Esta limitación de la vigilancia pasiva se debe, en parte, a la baja incidencia de signos clínicos en caballos infectados (10%), la dificultad para detectar signos neurológicos leves y las limitaciones para confirmar las infecciones mediante serología (por interacciones con otros flavivirus y interferencia de la inmunidad vacunal) o mediante detección del virus o su ARN, que requiere la extracción de líquido cefalorraquídeo.

El proyecto Fiebre del Nilo Occidental en équidos en España (EquiFNO), beneficiario de las ayudas a Proyectos I+D+i del Ministerio de Ciencia e Innovación y que cuenta con la participación de diferentes Universidades y centros de investigación nacionales, aborda esta enfermedad endémica, de carácter reemergente y que constituye un riesgo para la salud humana y animal, con distintos objetivos: establecer mapas de circulación del VNO en regiones óptimas para su expansión, probar nuevas técnicas de confirmación de la infección en équidos que puedan aplicarse fácilmente bajo condiciones de campo, caracterizando la interferencia de la inmunidad inducida por vacunas con el diagnóstico serológico.

“Todas estas acciones tendrán un impacto positivo y directo en el diseño y eficacia de los programas de vigilancia, lucha y control de esta enfermedad”, concluyen los investigadores.

VOLVER ARRIBA