LUNES, 6 de julio 2020, actualizado a las 11:14

LUN, 6/7/2020 | 11:14

PROFESIONALES

Las acciones que está tomando la OIE para combatir el coronavirus

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha explicado la actuación de los servicios veterinarios para combatir la pandemia del coronavirus Covid-19, y ha defendido la necesidad de aplicar el enfoque One Health

Monique Eloit, directora general de la OIE.
Monique Eloit, directora general de la OIE.

Las acciones que está tomando la OIE para combatir el coronavirus

La Organización Mundial de Sanidad Animal ha explicado la actuación de los servicios veterinarios para combatir la pandemia del coronavirus Covid-19, y ha defendido la necesidad de aplicar el enfoque One Health

Redacción - 03-06-2020 - 09:48 H

En pocos meses, la pandemia provocada por el coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, ha alterado las comunidades del mundo y sus formas de vida. Con efectos devastadores en la sociedad en casi todos los países del globo, también ha supuesto un desafío en gran medida para las cadenas de suministro de alimentos, medios de vida, economías y sistemas de producción animal. Todos ellos intrínsecamente vinculados, según explican desde la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE).

“La naturaleza sin precedentes de esta pandemia y los misterios en torno a este virus han requerido enfoques nuevos e innovadores para enfrentarlo. En un momento en que persiste mucha incertidumbre y aún queda mucho trabajo por hacer para comprender cómo surgió el virus y entró en la población humana, existe una certeza: la colaboración entre los sectores es clave para responder a esta crisis”, defiende la organización mundial.

La OIE ha trabajado intensamente con su red de expertos y ha mantenido contactos estrechos con sus miembros para comprender mejor el virus y su aparición, y para mejorar la capacidad de los países para responder a esta crisis multifacética.

Las actividades de los servicios veterinarios contribuyen a abordar las necesidades críticas, como la provisión de alimentos, que se enfrentan a grandes desafíos en las circunstancias actuales. En estos tiempos donde la solidaridad es más importante que nunca, también han estado apoyando la capacidad de respuesta de los servicios de salud humana de varias maneras.

MECANISMO DE RESPUESTA COORDINADO Y ESTABLE

A través de su misión de establecer estándares de salud y bienestar animal, informar y desarrollar capacidades, la OIE se moviliza “plenamente” para apoyar el trabajo de sus socios y acompañar a los servicios veterinarios de todo el mundo para abordar la situación.

En pocos días, la OIE estableció un Sistema de gestión de incidentes para coordinar su respuesta al Covid-19 internamente y con socios clave externos como la Organización Mundial de la Salud (OMS). En enero, bajo el liderazgo del Grupo de Trabajo de Vida Silvestre de la OIE, la organización movilizó un grupo de expertos para proporcionar asesoramiento científico y desarrollar directrices sobre una variedad de temas vinculados a los aspectos de los ecosistemas humanos-animales de Covid-19.

Esto incluye identificar prioridades de investigación, comunicar los resultados de la investigación en curso en animales, desarrollar opiniones científicas sobre las implicaciones de Covid-19 para la salud animal y la salud pública veterinaria, y proporcionar orientación práctica a los Servicios Veterinarios. Posteriormente se estableció un grupo de expertos para evaluar los riesgos e implicaciones de Covid-19 para el comercio de animales y productos de origen animal.

La OIE también desarrolló una guía para analizar muestras humanas de Covid-19 en laboratorios veterinarios para apoyar a los servicios de salud pública en el cumplimiento de la demanda extraordinaria de pruebas, que ha sido un aspecto crítico para la respuesta pandémica en muchos países.

Después de una infección humana generalizada, varias especies de animales también se han infectado con SARS-CoV-2. Además de garantizar la difusión internacional de información aprobada oficialmente sobre tales eventos, la OIE elaboró una guía sobre las razones para testar animales para apoyar la evaluación y gestión de riesgos de la salud pública y animal.

Asimismo, si bien el comercio internacional ha sido muy cuestionado, la OIE ha llamado a los países a no tomar restricciones sanitarias relacionadas con Covid-19 a menos que exista una justificación científica para hacerlo. "Facilitar el comercio seguro de animales y productos de origen animal, de conformidad con las normas de la OIE, es crucial para evitar la interrupción de las cadenas alimentarias de las poblaciones más vulnerables", defiende.

COMERCIO DE VIDA SILVESTRE Y ZOONOSIS

En abril, reconociendo el posible origen en la vida silvestre de Covid-19 y citando otros brotes importantes de enfermedades recientes sobre la interfaz humano-animal-ecosistema (One Health), el Grupo de Trabajo de Vida Silvestre de la OIE emitió una declaración sobre Comercio de Vida Silvestre y Enfermedades Zoonóticas Emergentes. Destaca que varios eventos recientes de derrames de enfermedades animales a humanos, como el SARS y el virus del Ébola, han resultado en graves crisis socioeconómicas como consecuencia del comercio de vida silvestre mal regulado.

La OIE señala que el comercio de vida silvestre es muy complejo y conlleva riesgos y beneficios. Por lo tanto, existe la necesidad de apoyar el uso legal, sostenible y responsable de la vida silvestre al proporcionar una guía sólida, estándares y herramientas de evaluación y gestión de riesgos. El grupo de trabajo hizo un llamamiento a la acción para reducir el riesgo de futuros derrames mientras se promueve el bienestar y la biodiversidad.

Mirando hacia el futuro, la OIE ha iniciado un ambicioso programa de trabajo con su Grupo de Trabajo de Vida Silvestre, sus miembros y socios internacionales, a fin de reducir y gestionar los riesgos de derrames por interacción entre la vida silvestre, el ganado y los humanos, al tiempo que garantiza la protección de la biodiversidad. Aunque el origen del virus que causa Covid-19 aún no se ha confirmado, se sospecha que emanó de la vida silvestre.

Además, la OIE está trabajando en nuevos desarrollos para aumentar las buenas prácticas en el comercio de vida silvestre y facilitar la implementación de sistemas integrados de vigilancia de vida silvestre, así como para mejorar el conocimiento sobre virus de vida silvestre a través de la investigación. El objetivo será producir nuevas pautas y, si es necesario, estándares internacionales, que cubrirán el transporte, la captura, la agricultura, la comercialización y el consumo de vida silvestre, y crear conciencia sobre las mejores prácticas.

ONE HEALTH: UN ENFOQUE MULTISECTORIAL

La pandemia de COVID-19 ha despertado la necesidad de una colaboración duradera y sostenible de One Health. Desde el comienzo de la crisis, se han utilizado los marcos tripartitos existentes para la gestión de emergencias. Los expertos de la OIE han participado en el Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional (2005) de la OMS sobre el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) y han apoyado el plan de I+D de la OMS, que es un plan global que permite la activación rápida y coordinada de la investigación y el desarrollo ocupaciones.

Más allá de las actividades de investigación colaborativa, el sector de la salud animal ha contribuido de varias maneras a construir una respuesta común a la pandemia. La profesión veterinaria ha demostrado su compromiso de apoyar el trabajo de las autoridades de salud humana.

Ya sea para la provisión de capacidad de prueba por parte de los laboratorios de salud animal, mediante la donación de materiales esenciales como equipos de protección personal y ventiladores, o mediante la contribución directa de recursos humanos y experiencia, los servicios veterinarios han contribuido en gran medida a apoyar la respuesta internacional y nacional a COVID-19.

  • GALERIA

    Grupos de expertos de la Organización Mundial de Sanidad Animal

PLANIFICAR EL FUTURO

“No hay duda al respecto, el Covid-19 ha influido tanto en nuestro tiempo presente, que ha enviado ondas de choque hacia el futuro, creando mayores fragmentos de incertidumbre, pero también espacio para la innovación”, explican desde la OIE.

“No estamos muy seguros de lo que depara el futuro, pero sabemos que podemos influir en él a través de nuestras acciones en el presente. La OIE debe anticipar y prepararse para los desafíos y oportunidades para adaptar mejor sus operaciones y apoyar a sus miembros”, apuntan.

La OIE se ha estado preparando para un evento como Covid-19 durante varios años. La preparación para la pandemia y la reducción de la amenaza biológica han ocupado un lugar destacado en la agenda, lo que ha llevado al establecimiento de mecanismos como OFFLU (que respondería a una pandemia de gripe de origen animal), una estrategia de reducción de la amenaza biológica (respaldada por dos conferencias mundiales) y varios proyectos que apoyan el desarrollo de capacidades para la gestión de emergencias y la mejora de la sostenibilidad de los laboratorios.

La OIE tiene un historial de respuesta a la aparición de enfermedades en la interfaz animal-humano, habiéndose movilizado para la gripe aviar H5N1; Pandemia de H1N1; MERS; y gripe aviar zoonótica H7N9.

Cuando la OIE se reestructuró en enero de 2020 para incluir la previsión y un Departamento de Preparación y Resiliencia, fue para tener en cuenta el cambio global que está remodelando nuestro medio ambiente, en términos de clima, comportamientos humanos y uso de la tierra, por ejemplo.

Por último, desde la organización mundial han explicado que utilizarán la previsión para guiar su enfoque. “Nuestra voluntad colectiva y nuestra acción coordinada siguen siendo esenciales para garantizar que la OIE y los Servicios Veterinarios de nuestros Miembros contribuyan a un futuro mejor y más seguro”, concluyen.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.