DOMINGO, 31 de mayo 2020, actualizado a las 4:39

DOM, 31/5/2020 | 4:39

POLÍTICA

Prácticas veterinarias para reducir los sacrificios de animales en Canarias

El Albergue Insular de Animales del Cabildo de Gran Canaria crea un centro de formación continua para fomentar las adopciones de animales abandonados y reducir el índice de sacrificios por prescripción médica.

Prácticas veterinarias para reducir los sacrificios de animales en Canarias

Prácticas veterinarias para reducir los sacrificios de animales en Canarias

El Albergue Insular de Animales del Cabildo de Gran Canaria crea un centro de formación continua para fomentar las adopciones de animales abandonados y reducir el índice de sacrificios por prescripción médica.

Ángel Espínola - 22-02-2018 - 14:00 H

El Albergue Insular de Animales del Cabildo de Gran Canaria cuenta desde el primer trimestre de 2018 con un centro de formación continua creado en colaboración con el Colegio Oficial de Veterinarios de Las Palmas y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria con el fin de mejorar el índice de adopciones y reducir así el número de animales abandonados que tienen que ser sacrificados.

Con la instalación de este centro de formación veterinaria, el Cabildo reducirá sensiblemente los días que pasan los animales en este centro que “debe convertirse en un lugar de estancia temporal y no en el espacio donde retirar y ocultar a los animales por falta de una política comprometida de gestión integral del bienestar animal para toda la isla”, asegura el consejero canario de Medio Ambiente, Miguel Ángel Rodríguez, quien avanza que este centro de formación “permitirá que cualquier animal que entre en el Albergue esté esterilizado y vacunado antes incluso de contar con una familia adoptante”.

Por otra parte, la Consejería de Medio Ambiente realizará esfuerzos en el fomento de las adopciones y en la descentralización de la gestión de los animales abandonados mediante ayudas directas a los ayuntamientos para la creación de centros de estancia temporal y campañas de concienciación ciudadana.

En un año, subrayó Rodríguez, el Albergue ha pasado de una situación de precariedad absoluta, con altísimas tasas de sacrificio sin razones médicas que las justificaran, falta de higiene, irregularidades administrativas y ausencia de control veterinario, a convertirse en un centro regularizado con todo el personal en regla, mejora sustancial de la higiene, reducción drástica de los sacrificios, aumento del número de adopciones y mejora general de la atención a los animales, además de ampliar la atención al público y los horarios de apertura para facilitar las adopciones.

Así, el índice de eutanasia se redujo al 16,1% durante 2017 y en todos los casos por prescripción médica. Hasta el cambio de gestión, el porcentaje de animales sacrificados se encontraba en torno al 70 por ciento, lo que llevó al Albergue “a cosechar durante años la triste fama de ser, en la práctica, un campo de exterminio de animales. Afortunadamente, un año después esa cifra es solo un mal recuerdo”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.