LUNES, 23 de septiembre 2019, actualizado a las 22:39

LUN, 23/9/2019 | 22:39

MASCOTAS

La falta de una enzima provoca que el toxoplasma elija a los gatos

Un estudio apunta que la elevada presencia de ácido linoleico en los gatos, debido a la ausencia de la enzima que lo cataliza, es lo que genera que el toxoplasma los elija como hospedadores definitivos

GALERIA
El gato, a través de sus heces, es el único animal que puede expulsar ooquistes de toxoplasma

La falta de una enzima provoca que el toxoplasma elija a los gatos

Un estudio apunta que la elevada presencia de ácido linoleico en los gatos, debido a la ausencia de la enzima que lo cataliza, es lo que genera que el toxoplasma los elija como hospedadores definitivos

Francisco Ramón López - 22-08-2019 - 15:21 H

El Toxoplasma gondii es un protozoo parásito que puede llegar a infectar a los humanos y que necesita gatos para completar su ciclo de vida completo. Ahora, una nueva investigación publicada en la revista ‘PLOS Biology’ muestra el por qué.

El toxoplasma provoca la enfermedad conocida como toxoplasmosis, que en humanos es asintomática, excepto en el caso de las mujeres embarazadas, en las que el parásito puede dañar al feto provocando la conocida como toxoplasmosis congénita.

La principal causa de infección es el consumo de carne poco cocinada contaminada. También es importante señalar que el gato, como hospedador definitivo, es el único animal que puede expulsar los ooquistes producidos durante la reproducción sexual del parásito.

Es precisamente en esta fase sexual en la que se han centrado los investigadores Bruno Martorelli Di Genova y Laura Knoll, de la Universidad de Wisconsin-Madison. Lo que han descubierto es que el parásito elige al gato para reproducirse debido a una característica propia del organismo de los gatos: su elevada presencia de ácido linoleico.

Y es que el toxoplasma requiere del ácido linoleico —un tipo de lípido— durante su fase sexual, y este se presenta a unos niveles excepcionalmente altos en los felinos, porque los gatos carecen de la enzima delta-6-desaturasa, clave para catalizarlo.

Los investigadores confían en que este hallazgo ayude en el desarrollo de tratamientos para reducir la propagación del parásito de los gatos a humanos y también esperan que sea una oportunidad para evitar el uso de gatos para la investigación del toxoplasma.

HAN CONSEGUIDO LA REPRODUCCIÓN SEXUAL EN RATONES

El toxoplasma puede vivir asexualmente en cualquier mamífero, incluidos los humanos, pero forma gametos (células sexuales) solo en los gatos. Una restricción que ha sido reconocida durante mucho tiempo, pero cuya razón no se conocía con exactitud.

Los autores sospecharon que faltaba algo al reproducir las infecciones in vitro y no observar el desarrollo sexual. Analizando el problema recordaron que requieren ácido linoleico para el desarrollo sexual.

Para probar si realmente el toxoplasma requería este lípido, generaron organoides intestinales de gato —algo así como modelos tridimensionales del tradicional tubo de ensayo que comparten varias propiedades esenciales con los intestinos reales— y corroboraron que, efectivamente, se necesitaba ácido linoleico para la reproducción sexual del parásito.

Comprobado este punto, los investigadores complementaron la dieta de ratones con ácido linoleico y añadieron un inhibidor específico de la delta-6-desaturasa. Lo que sucedió es que el toxoplasma pudo completar la fase sexual de su ciclo de vida en el intestino del ratón.

Este avance en la comprensión del ciclo de vida del parásito derivado de este estudio puede conducir a la producción de vacunas que podrían inhibir la reproducción sexual del toxoplasma o su transmisión al ganado.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.