MIÉRCOLES, 6 de julio 2022, actualizado a las 5:18

MIÉ, 6/7/2022 | 5:18

MASCOTAS

Cómo cambiar la dieta de un perro para adaptarla a su tamaño y edad

En la actualidad existen numerosas opciones para alimentar a los perros según su tamaño, edad o estilo de vida, pero hay que recordar que es necesario hacer una transición entre dietas para evitar problemas gastrointestinales

Los perros pueden ser muy diferentes entre sí, tanto en aspecto, como en tamaño y también en ritmo de vida.
Los perros pueden ser muy diferentes entre sí, tanto en aspecto, como en tamaño y también en ritmo de vida.

Cómo cambiar la dieta de un perro para adaptarla a su tamaño y edad

En la actualidad existen numerosas opciones para alimentar a los perros según su tamaño, edad o estilo de vida, pero hay que recordar que es necesario hacer una transición entre dietas para evitar problemas gastrointestinales

Francisco Ramón López - 20-05-2022 - 12:57 H - min.

Los perros pueden llegar a ser muy diferentes entre sí, tanto en aspecto, como en tamaño y también en ritmo de vida, lo que puede terminar generando distintas necesidades nutricionales, que se deben tener en cuenta, y para lo que se aconseja consultar con un veterinario nutricionista.

En este sentido, según el American Kennel Club (AKC), los perros de razas grandes son más propensos a los problemas musculoesqueléticos que las razas más pequeñas, por lo que a menudo requieren alimentos para perros de razas grandes con diferentes balances de ciertos nutrientes para promover la salud musculoesquelética, especialmente cuando son cachorros.

Asimismo, los perros de razas pequeñas, por otro lado, pueden atragantarse con croquetas de gran tamaño y tienen sus propios requisitos nutricionales que pueden satisfacerse con un alimento específicamente diseñado para este tipo de perros.

Las necesidades nutricionales de los perros varían también a lo largo de su vida. “Los cachorros tienen necesidades nutricionales diferentes a las de los perros adultos, y los perros mayores tienen sus propias consideraciones nutricionales”, explica el AKC.

Esto es especialmente importante en los cachorros de razas grandes ya que su crecimiento debe controlarse cuidadosamente para evitar problemas en los huesos y las articulaciones.

Por su parte, los perros mayores o senior, generalmente considerados mayores de 7 años, varían en sus necesidades nutricionales individuales. Los perros mayores más jóvenes pueden tener problemas con el sobrepeso y los más ancianos pueden tener problemas con el bajo peso.

Las compañías de alimentación animal cuentan con distintas propuestas para todas las etapas de la vida y las necesidades de los animales de compañía. Por ejemplo, Acana cuenta con la Gama Acana Dog, que incluye todo tipo de opciones en este sentido.

Concebidas para cubrir las distintas necesidades de los perros en cada etapa de su vida, estas recetas contienen hasta un 75% de ingredientes de origen animal de primera calidad y un 35-40% de verduras, frutas y plantas frescas. 

Así, Acana tiene en cuenta que los cachorros en crecimiento necesitan proteínas y grasas de origen animal para favorecer su rápido desarrollo; que los perros senior necesitan favorecer el desarrollo de la musculatura y promover un peso corporal saludable o que los perros de razas grandes necesitan controlar su peso para no crear tensiones en sus articulaciones.

En general, su enfoque es favorecer las proteínas y reducir los hidratos de carbono, sobre todo los de rápida absorción, y así apostar por una alimentación basada en ingredientes naturales como los que ingerían sus ancestros.

CÓMO CAMBIAR LA DIETA DE UN PERRO

Teniendo en cuenta todas las opciones de alimento para animales de compañía disponibles puede que llegue el momento en el que sea necesario cambiar la dieta de un animal. Pero cambiar la comida de un perro abruptamente puede causar problemas gastrointestinaoles, como vómitos y diarrea.

Por ello, cada vez que se decida cambiar la comida del perro, el propietario debe hacer la transición a la nueva dieta gradualmente para que el sistema de su perro tenga tiempo de adaptarse al cambio.

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) recomienda que en mascotas sanas se realice una transición de al menos 3 días, y más tiempo en perros con enfermedades. En los perros, explican que, de hecho, los alimentos se pueden mezclar en el mismo comedero.

En general, recomiendan ir cambiando de 25% en 25% las proporciones. Así, en el primer día debería haber un 25% de la nueva dieta y un 75% de la antigua, mientras que en el cuarto día la nueva dieta debería ser ya el 100%.

LA DIETA ROTACIONAL PARA PERROS

Por otro lado, existen otras opciones a la hora de alimentar a estos animales de compañía, como las dietas rotacionales. La alimentación rotativa simplemente significa alternar entre diferentes recetas para garantizar que las mascotas obtengan nutrientes de una amplia gama de fuentes de ingredientes.

La alimentación rotativa se puede realizar diariamente, semanalmente, mensualmente o de bolsa a bolsa. De esta forma, se imita la dieta ancestral del perro al incorporar diferentes fuentes animales, tal como lo harían en la naturaleza.

Asimismo, la exposición a diferentes proteínas e ingredientes ayuda a mantener un entorno gastrointestinal fuerte. También puede ayudar con el aburrimiento o la fatiga del sabor para mantener a la mascota interesada a la hora de comer.

Acana recomienda que para comenzar una alimentación rotativa, se mezcle la receta actual con la nueva receta en una proporción de 50/50 del alimento anterior al alimento nuevo. Después de unos días, el propietario puede comenzar a alimentar al perro con alimentos 100% nuevos.

VOLVER ARRIBA