MIÉRCOLES, 19 de junio 2024

MIÉ, 19/6/2024

ANIMALADAS

Los veterinarios británicos denuncian amenazas por sacrificar a perros american bully XL tras su prohibición

La Asociación Británica de Veterinaria denuncia mensajes y llamadas amenazantes a veterinarios que han apoyado a clientes en su decisión de optar por el sacrificio

A partir del 1 de febrero de 2024 será ilegal tener un american bully XL en Reino Unido si no se cuenta con un Certificado de Exención.
A partir del 1 de febrero de 2024 será ilegal tener un american bully XL en Reino Unido si no se cuenta con un Certificado de Exención.

Los veterinarios británicos denuncian amenazas por sacrificar a perros american bully XL tras su prohibición

La Asociación Británica de Veterinaria denuncia mensajes y llamadas amenazantes a veterinarios que han apoyado a clientes en su decisión de optar por el sacrificio

Francisco Ramón López - 04-01-2024 - 17:15 H - min.

En septiembre, el Gobierno de Reino Unido anunció que los perros american bully XL serían prohibidos en un futuro próximo, a raíz de una serie de ataques de esta raza. Finalmente, se anunció que la prohibición se haría efectiva a partir del 31 de diciembre.

De esta manera, a partir del 1 de febrero de 2024, será ilegal, según la Ley de Perros Peligrosos, que cualquier persona en Inglaterra o Gales tenga un perro american bully XL sin un Certificado de Exención.

Para conseguir el certificado de exención, se requiere conseguir una cobertura de seguro de responsabilidad civil a terceros del perro, castrarlo y pagar una tarifa de cerca de 100 libras por cada perro que se quiera conservar.

Paralelamente, el Gobierno ofrece 200 libras a los propietarios que decidan sacrificar a sus animales en una clínica veterinaria antes del 31 de enero como compensación por los costes para lo que se deberá de presentar una solicitud.

Un grupo de asociaciones, que incluyen a la Asociación Británica de Veterinarios (BVA) ya se opuso a la ley y pidió que se retrasara su aplicación. Además, desde la BVA ya se adelantó que esta prohibición también generaría “desafíos éticos y psicológicos”, incluyendo tomas de decisiones en torno a lo que denominan como eutanasia.

Ahora, la BVA ha lamentado que veterinarios y centros veterinarios están recibiendo mensajes y llamadas amenazantes pidiendo que cambien su postura sobre la eutanasia de perros american bully XL.

En respuesta a esto, el vicepresidente senior de la Asociación Veterinaria Británica, Malcolm Morley, afirma que todo el sector es consciente de que se “está viviendo un momento excepcionalmente estresante y preocupante” para los propietarios de american bully XL.

“La prohibición del american bully XL por parte del Gobierno también está ejerciendo una presión adicional sobre los equipos veterinarios, que están haciendo todo lo posible en circunstancias muy difíciles para ayudar a que los propietarios de estos perros se hagan responsables de sus mascotas siempre que sea posible”, explica.  

Esto, afirman, incluye también un compromiso de apoyar a los clientes en cualquier toma de decisiones sobre el sacrificio en casos individuales. “Es simplemente inaceptable que estos profesionales enfrenten desafíos adicionales mediante abusos, intimidación o amenazas”, lamenta.

“Como ocurre con cualquier conversación sobre la eutanasia, los veterinarios siempre entablarán conversaciones bidireccionales y de apoyo con los propietarios, incluida la consideración de los posibles impactos negativos que el rechazo de la eutanasia puede tener en el bienestar del perro a largo plazo”, indican.

Por ello, desde la BVA instan a la población a ser amables a la hora de juzgar a los equipos veterinarios “durante este momento cargado de emociones y a considerar cuidadosamente el impacto de sus palabras y acciones”.

“También instamos a todos los centros y a los veterinarios individuales a adoptar un enfoque de tolerancia cero ante el abuso”, defienden, y recuerdan que es importante que todos los equipos de veterinarios se apoyen mutuamente en este momento, “independientemente de sus puntos de vista éticos”.

VOLVER ARRIBA