JUEVES, 20 de junio 2019, actualizado a las 16:11

JUE, 20/6/2019 | 16:11

ANIMALADAS

Un pequeño gesto que puede salvar vidas

Con la llegada del invierno, los gatos se esconden en el motor de los coches para resguardarse del frío. Por ello, tanto la guardia civil como la policía y los bomberos recomiendan golpear el capó del coche antes de arrancarlo, para avisar al animal y evitar su muerte

GALERIA
Imagen ilustrativa del Twitter de los Bomberos de Valladolid

Un pequeño gesto que puede salvar vidas

Con la llegada del invierno, los gatos se esconden en el motor de los coches para resguardarse del frío. Por ello, tanto la guardia civil como la policía y los bomberos recomiendan golpear el capó del coche antes de arrancarlo, para avisar al animal y evitar su muerte

Alfonso Neira de Urbina - 07-12-2018 - 05:50 H

Que respetar las normas de seguridad vial pueden salvar vidas es un hecho que la sociedad actual ha interiorizado en su mayoría. Pero lo que no es tan conocido es que dar unos golpes con la mano en el capó del coche, antes de que el conductor acceda a la cabina e inicie la marcha, también puede salvar vidas, concretamente la vida de los gatos, ardillas y demás animales de pequeñas proporciones.

Con la llegada del invierno, los gatos se esconden en el motor de los automóviles para resguardarse del frío. Por regla general, los felinos suelen salir por sus propios medios, de la misma forma en la que entraron. Pero dependiendo de donde estén, si el conductor arranca el motor, pueden provocar una avería grave y el animal puede resultar herido o morir.

Por ello, los bomberos de Valladolid han publicado en la red social Twitter un consejo que, aunque sea extremadamente sencillo, puede salvar vidas. Antes de montarse en el coche, el conductor puede dar unos golpes en el capo, para avisar al animal que está cobijado dentro del capó y permitir que escape de un triste final.

 

 

La recomendación no supone ningún esfuerzo para los conductores y solo lleva unos instantes, pero puede salvar la vida de los animales y evitar la enfarragosa situación de una avería. Es por lo que se recomienda o dar unos golpecitos al capo, o abrir el mismo y comprobar visualmente que ningún animal se haya guarecido en el automóvil.

 

 

No es la primera vez que una entidad de este tipo aconseja dar unos golpes al capó para evitar el accidente. Al igual que han hecho recientemente los bomberos vallisoletanos, la Guardia Civil y la Policía Nacional también aconsejaron el pasado invierno realizar este tipo de acciones para evitar el triste final de los gatos.

 

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.