DOMINGO, 21 de abril 2024

DOM, 21/4/2024

ANIMALADAS

6 años de cárcel para los dueños de una tienda de mascotas de España por tráfico ilegal de cachorros enfermos

Algunos de los cachorros morían al poco tiempo de ser comprados y los dueños de la tienda ofrecían a los propietarios otro animal sin coste alguno

Ciudad de la Justicia de Valencia.
Ciudad de la Justicia de Valencia.

6 años de cárcel para los dueños de una tienda de mascotas de España por tráfico ilegal de cachorros enfermos

Algunos de los cachorros morían al poco tiempo de ser comprados y los dueños de la tienda ofrecían a los propietarios otro animal sin coste alguno

Redacción - 06-02-2023 - 14:51 H - min.

Recientemente el Juzgado de lo Penal número nueve de Valencia condenaba a los socios de una tienda de animales en Valencia a seis años de prisión por los delitos de maltrato animal, estafa, un delito continuado de falsedad documental y pertenencia a grupo criminal.

Por el primer delito también les impuso la inhabilitación especial para el ejercicio de cualquier profesión, comercio u oficio que tenga relación con los animales y para la tenencia de los mismos por un plazo de tres años y tres meses.

Desde la Fundación para el Asesoramiento y acción en Defensa de los Animales (FAADA) han celebrado esta condena, considerándola como una de las mayores de este tipo en el país. “Por poco que nos pueda parecer, se trata de una de las mayores condenas por delitos relacionados con el maltrato animal impuestas hasta el día de hoy en España”, afirman.

FAADA explica que entre 2014 y 2016, en la conocida como “tienda de los horrores” de Valencia, los animales eran tratados “como meros objetos que se podían cambiar si morían o resultaban de alguna manera defectuosos”.

La misma sentencia consideraba probado el tráfico ilegal de cientos de animales, principalmente cachorros de varias razas, que eran traídos a España desde Eslovaquia. Los animales tenían que viajar en pésimas condiciones acinados en camiones y, una vez llegados a la tienda, eran puestos a la venta, a pesar de estar en muchos casos enfermos y sin guardar cuarentena alguna.

Además, los responsables del comercio ocultaban su procedencia, los exponían en vitrinas o boxes de dimensiones insuficientes tanto por tamaño como por número de animales y los entregaban a los compradores con documentación falsa.

LAS CONDICIONES DE SALUD DE LOS CACHORROS PROVOCABAN QUE ALGUNOS MURIERAN AL POCO TIEMPO DE SER VENDIDOS

En la mayoría de los casos, una vez llegados a sus casas, las condiciones de salud de los animales empezaban a empeorar y muchos de ellos acababan falleciendo al poco tiempo. Cuando esto pasaba, los dueños de la tienda ofrecían a los compradores otro animal sin coste alguno.

“De todos los animales procedentes de la tienda, hay al menos una decena de muertes acreditadas a los pocos días de su entrega. Y, además de los fallecimientos que figuran detallados en el relato de hechos probados, la Guardia Civil ya había hallado 21 cadáveres dentro de un congelador en la primera inspección llevada a cabo en diciembre de 2014”, explican.

Durante la misma, Seprona y Policía Local de Valencia pudieron comprobar que la tienda no cumplía con las mínimas medidas sanitarias y que los animales estaban hacinados entre orín, heces, vómitos y bajo un fuerte calor.

La Fiscalía especializada en Medio Ambiente y las acusaciones particulares, entre ellas la que ha sido representada por Ana Cal Estrela, abogada de FAADA que ya participó en el caso Vivotecnia, solicitaron penas de siete años y medio de prisión contra los tres propietarios de la tienda y para un trabajador. Finalmente, para este último acusado se retiraron los cargos al no haber constancia de que hubiera participado en el maltrato animal ni en el resto de delitos.

“Desde FAADA llevamos años denunciando este tipo de tiendas que venden cachorros procedentes de países del este y que acaban enfermando y muriendo. Precisamente en el año 2021, ganamos un recurso contencioso administrativo por el cierre de una tienda en Barcelona, Dog Catalunya Perros SL, vinculada a la tienda de Valencia puesto que era gestionada por los mismos propietarios. Gracias a estas denuncias e investigaciones, pudimos ayudar a la abogada y al Fiscal de Medio Ambiente de Valencia, facilitándoles información para el juicio contra la tienda Girocadellcenter SL”, concluyen.

VOLVER ARRIBA