DOMINGO, 29 de enero 2023, actualizado a las 2:42

DOM, 29/1/2023 | 2:42

PROFESIONALES

Los veterinarios recurrirán la sentencia que absuelve a una fisioterapeuta que trataba animales

CEVE Málaga y el Colegio de Veterinarios de Málaga han analizado la sentencia, que recuerdan que no es firme

Jesús A. Gutiérrez Aragón, presidente de CEVE Málaga, y Juan Antonio de Luque, presidente del Colegio de Veterinarios de Málaga.
Jesús A. Gutiérrez Aragón, presidente de CEVE Málaga, y Juan Antonio de Luque, presidente del Colegio de Veterinarios de Málaga.

Los veterinarios recurrirán la sentencia que absuelve a una fisioterapeuta que trataba animales

CEVE Málaga y el Colegio de Veterinarios de Málaga han analizado la sentencia, que recuerdan que no es firme

Redacción - 20-10-2022 - 13:29 H - min.

Esta semana se daba a conocer la sentencia del Juzgado de lo Penal número 5 de Málaga en la que absolvía a una fisioterapeuta que ejercía en animales y que había sido denunciada por la Asociación Empresarial Malagueña de Veterinarios (CEVE Málaga) y el Colegio de Veterinarios de Málaga. Tras conocer la sentencia, los denunciantes recuerdan que no es firme y adelantan que CEVE Málaga va a interponer recurso de apelación.

Analizando la sentencia, lamentan que un Juzgado de lo penal de Málaga, contradiciendo el criterio del Consejo de Estado y los informes del Ministerio de Asuntos Económicos y del Ministerio de Agricultura, haya absuelto a una fisioterapeuta por una actuación concreta sobre un animal al considerar que “la conducta de la acusada no es susceptible de ser reprochada penalmente”.

En primer lugar, explican que el juzgado entiende que no existe delito de intrusismo por cuanto la acusada “...se limitó a verlo andar, correr, le reconoció la musculatura, la columna vertebral y lo hizo andar en la cinta, sin que llegara a emitir un diagnóstico, simplemente recomendando que acudiera a un veterinario”.

“La Sentencia se pronuncia en contra del dictamen de la comisión permanente del Consejo de Estado, que no debemos olvidar que tal y como está recogido en la Constitución, es el supremo órgano consultivo del Gobierno, con relevancia constitucional, al establecer que, si bien no existe una regulación normativa que contemple la profesión de fisioterapeuta animal en nuestro ordenamiento jurídico, tampoco existe una reserva de ley que imposibilite o prohíba en España ejercer la profesión de fisioterapeuta aplicada en animales”, indican.

Por otro lado, señalan que la Audiencia Provincial de Málaga ya tuvo oportunidad de pronunciarse al respecto, manifestando que la aceptación de aquel hilo argumental conduciría a “una situación jurídica absurda” en tanto que los artículos 6 y 7 de la Ley de ordenación de las profesiones sanitarias enuncian, de forma genérica y no exhaustiva, las atribuciones profesionales que corresponden a las distintas profesiones sanitarias tituladas que hay en España.

“Por ello, aunque esta sentencia se refiere a un asunto penal concreto y por supuesto no supone dar carta de naturaleza a la fisioterapia animal, una de las partes de la acusación ya ha manifestado su firme intención de recurrir”, insisten.

AFIRMACIONES “ABSOLUTAMENTE EQUIVOCADAS” QUE GENERAN SITUACIÓN DE INDEFENSIÓN

Hay que recordar que el demandante es la patronal veterinaria malagueña y que el colegio de veterinarios se personó como acusación particular en 2021 (una vez emitido por el Consejo de Estado el dictamen).

Puestos en comunicación con la Asociación Empresarial Malagueña de Veterinarios (CEVE Málaga), su presidente Jesús A. Gutiérrez Aragón, señala que “la sentencia únicamente decide sobre el aspecto penal de este caso”.

“Por desgracia contiene afirmaciones y fundamentaciones que, en nuestra opinión, son absolutamente equivocadas y que nos dejan en una situación de indefensión, ya que pueden ser interpretadas erróneamente por algunos como una autorización para la realización de unas prácticas que consideramos completamente ilícitas”, advierte.

Además, añade que es por esto por lo que han decidido recurrir esta sentencia. “Necesitamos que el tratamiento de los animales se ajuste a derecho, porque estamos hablando del bienestar de seres sintientes, que no puede dejarse en manos de profesionales sin cualificación o habilitación”, defiende.

Por su parte, el presidente del colegio de veterinarios de Málaga, Juan Antonio de Luque, recuerda que “si la institución colegial provincial malagueña no se hubiera personado en este juicio como acusación particular, en estos momentos la profesión veterinaria no tendría, ni siquiera la oportunidad de decidir si está sentencia acabaría aquí, o si se seguirá su procedimiento en las diferentes instancias judiciales”.

Además, anuncia que sus abogados están estudiando el argumentario de la sentencia y apunta que si se presenta el recurso de apelación, el proceso judicial recaerá en la Audiencia Provincial, la misma institución que obligó al juzgado de instrucción de lo penal (en contra de su criterio) a que se celebrará el juicio.

VOLVER ARRIBA