SÁBADO, 28 de noviembre 2020, actualizado a las 14:48

SÁB, 28/11/2020 | 14:48

PROFESIONALES

Más movilizaciones para pedir al Gobierno mejoras en los saneamientos

Carlos Riveira, de Unión Sindical Veterinaria Galega, adelanta que se concentrarán ante los ministerios competentes en saneamientos ganaderos para hacerles llegar un documento con medidas “acuciantes” para proteger a los trabajadores

Carlos Riveira, miembro del sindicato veterinario Unión Sindical Galega.
Carlos Riveira, miembro del sindicato veterinario Unión Sindical Galega.

Más movilizaciones para pedir al Gobierno mejoras en los saneamientos

Carlos Riveira, de Unión Sindical Veterinaria Galega, adelanta que se concentrarán ante los ministerios competentes en saneamientos ganaderos para hacerles llegar un documento con medidas “acuciantes” para proteger a los trabajadores

Francisco Ramón López - 26-06-2020 - 11:50 H

Este domingo 28 de junio se cumplirá un mes de la muerte del veterinario Jesús Deiros, que falleció por el golpe de una vaca mientras trabajaba en un saneamiento en una granja de As Nogais, un municipio de Lugo; un suceso que ya ha provocado movilizaciones en el sector, la última este jueves 25 de junio, ante la sede de Tragsatec en Lugo, la empresa para la que trabajaba.

Además, para recordar a Jesús, sus compañeros han organizado una concentración en su honor, este domingo, que se celebrará en la Plaza Mayor de Lugo a las 20 horas. Una de las personas que ha colaborado con la organización de este homenaje ha sido Carlos Riveira, integrante de Unión Sindical Veterinaria Galega (Usvega), que lamenta la muerte del veterinario, especialmente teniendo en cuenta que era evitable, pues sostiene que, de haber estado acompañado mientras trabajaba, podría haberse prevenido la tragedia.

Riveira señala que las malas condiciones en los saneamientos vienen de atrás y es algo que se tiene que acabar. “Que sirva de algo esta desgracia. Es una situación insostenible cómo se realizan los saneamientos en España y las condiciones laborales a las que están sometidos los veterinarios”, manifiesta.

Es por todo esto, por lo que el homenaje de este domingo no será el final de las manifestaciones del sector. Así, después de esta despedida de su compañero, están planeadas otras actividades para mejorar las condiciones en los saneamientos a nivel nacional.

La intención es elaborar un informe con las medidas más acuciantes para proteger a los veterinarios de los saneamientos y presentarlo ante los ministerios de Trabajo y de Agricultura. A partir de ahí adelanta que seguirán “todo el tiempo que sea necesario” hasta que se revierta la situación.

“No pararemos hasta que hagan caso”, insiste, y apunta que las medidas principales exigidas serán tres: no permitir más saneamiento individual e instaurar de forma obligatoria el saneamiento por parejas; facilitar medios de equipamiento adecuados, como botas seguridad, petos o mascarillas; y que se reduzca la carga de trabajo por productividad, que considera “inasumible”.

Y es que Riveira lamenta que la carga de trabajo no se reduce, sino que ha aumentado.  “Esto no es como fabricar ruedas, se está trabajando con un animal”, critica, y apunta que actualmente se llegan a sanear hasta 200 vacas diarias, algo que considera “una locura”.

Además, piden que, para que se cumplan estas condiciones, la administración sea consciente de esto a la hora de contratar a las empresas que realizan los saneamientos y vigile e inspeccione de qué forma trabajan estas subcontratas, “de las que ellos mismos son partícipes”.

UN CONVENIO PARA LOS VETERINARIOS DE SANEAMIENTO

Paralelamente quieren impulsar medidas de más largo recorrido, entre ellas una revisión a fondo de los convenios laborales bajo los que trabajan estos veterinarios, sin descartar un posible convenio colectivo específico para estos trabajadores.

Si sacar adelante el convenio fuera inviable, Riveria considera que al menos se deberían de articular una serie de medidas específicas para que rija algún tipo de norma, como un manual de buenas prácticas o un libro blanco, cualquier documento en el que queden claras las especificidades de la labor que se desempeña en los saneamientos.

Y es que apunta que actualmente las empresas que pujan por los servicios de saneamiento que sacan a concurso las comunidades autónomas son empresas multiservicio con una disparidad de labores que no especifican en concreto, dentro de lo que es el saneamiento ganadero, las circunstancias laborales que atañen a sus trabajadores.

UNA ENCUESTA PARA ABORDAR EL PELIGRO DE TRABAJAR CON ANIMALES

Riveira señala que la muerte de Jesús ha puesto de manifiesto los peligros a los que se enfrentan los veterinarios en los saneamientos, pero no solo estos trabajadores están expuestos al peligro de trabajar con animales.  

Por ello, Usvega está recabando información técnica para conocer los riesgos que conlleva trabajar con animales a todos los niveles, independientemente de que sea en clínicas de pequeños animales como en granjas o zoológicos.

Así, explica que las lesiones causadas por los animales durante el trabajo no están recogidas en ningún epígrafe del sistema laboral. Esto provoca, por ejemplo, que cuando se solicita una baja laboral por un accidente causado por un animal, haya que incluirlo como contusión u otra forma genérica.

 “Lo que pretendemos es que se vea el riesgo real que existe en la interacción con animales vivos”, apunta, y pone como ejemplo los peligros de atender solo en una guardia a un mastín o un rottweiler enfermo, que puede estar asustado o sentirse acorralado.

Además, este “riesgo real”, señala, no se está recogiendo dentro de las estadísticas del INE, por lo que están realizando una encuesta para recabar toda la información de las lesiones originadas por animales, concretando su tipo y  gravedad o si han causado baja o dejado secuelas. La intención es que el documento esté listo en 3 o 4 meses.

Con esa información quieren desarrollar otro documento técnico que sirva de vía para poder establecer dentro de cada puesto del sector veterinario qué necesidades específicas se necesitan cubrir.

Por ejemplo, entre los veterinarios de ganadería, teniendo en cuenta la información recabada hasta el momento, los daños más graves son producidos por golpes en la cabeza, por lo que sería interesante valorar la necesidad de que este tipo de trabajadores se equipen con algún tipo de casco de protección.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.