JUEVES, 12 de diciembre 2019, actualizado a las 9:45

JUE, 12/12/2019 | 9:45

PROFESIONALES

Más del 60% de los veterinarios de granja han sido heridos por animales

La Asociación Británica de Veterinarios destaca el riesgo para los profesionales de explotación de ser heridos mientras trabajan. Destaca también el dato de que el 65% de los veterinarios de équidos han sido heridos por los animales

GALERIA
Una de las lesiones más comunes son aquellas provocadas por la coz de un animal.

Más del 60% de los veterinarios de granja han sido heridos por animales

La Asociación Británica de Veterinarios destaca el riesgo para los profesionales de explotación de ser heridos mientras trabajan. Destaca también el dato de que el 65% de los veterinarios de équidos han sido heridos por los animales

Redacción - 19-07-2019 - 14:31 H

La veterinaria es una profesión que entraña ciertos riesgos, como puede ser el manejo de medicamentos peligrosos o, como ha desvelado una reciente encuesta realizada en Reino Unido, las lesiones producidas por los propios animales a los que tratan.

Concretamente, con datos del Reino Unido, aunque la dinámica puede ser extrapolada a otros países como España, más de 6 de cada 10 (concretamente un 61%) de los veterinarios que trabajan con animales de producción han sufrido heridas en las granjas, según una encuesta que ha desvelado la Asociación Británica de Veterinarios (BVA).

Además, en otras ramas de la profesión la situación es similar, registrando un alto porcentaje de veterinarios heridos por animales. Así, de los veterinarios que trabajan con équidos, el 65% informó de haber sido herido por alguno de estos animales, y de los de las clínicas mixtas —aquellas que trabajan con pequeños y grandes animales— el 66% afirmó haber sido herido durante el ejercicio de la profesión.

Al número elevado de accidentes que sufren los veterinarios, se les debe añadir que las lesiones que sufren pueden ser aparatosas y estar bastante alejadas de lo que se denominaría como un rasguño. De hecho, uno de cada cinco de los veterinarios que respondieron a la encuesta de la BVA calificó las heridas que había tenido como “muy graves”.

La lesión más común, con mucha diferencia, fue la contusión causada por patadas (coces). De hecho, el 81% de los veterinarios de explotación que afirmaron haber sufrido lesiones indicaron que fue por esta razón. Otras lesiones que sufren los veterinarios incluyen lesiones por aplastamiento, laceraciones, rasguños y mordeduras.

Además, casi una quinta parte de los veterinarios (19%) que habían sido lesionados tuvieron que ausentarse del trabajo como resultado de su lesión más grave.

A este respecto, Simon Doherty, presidente de la BVA, ha explicado su experiencia. "Me tiraron al suelo, me patearon y me rompieron el brazo mientras trabajaba con ganado. ”, relata.

Asimismo, explica que ha tenido problemas de espalda debido a los aspectos físicos de los repetidos partos de corderos —especialmente en la noche— . "Cuando me rompí un ligamento espinal cuando asistía al parto de una novilla con una torsión uterina, la lesión fue lo suficientemente grave como para no poder continuar trabajando con animales grandes”, explica.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.