DOMINGO, 10 de diciembre 2023, actualizado a las 11:36

DOM, 10/12/2023 | 11:36

PROFESIONALES

El presidente de la Generalitat Valenciana, partidario de reforzar la colaboración con los veterinarios

El presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, reconoció también su voluntad de potenciar un enfoque “más transversal de la Salud Pública en el que los veterinarios forman parte de la cadena sanitaria”

El presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, durante su discurso.
El presidente de la Generalitat Valenciana, Carlos Mazón, durante su discurso.

El presidente de la Generalitat Valenciana, partidario de reforzar la colaboración con los veterinarios

El presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, reconoció también su voluntad de potenciar un enfoque “más transversal de la Salud Pública en el que los veterinarios forman parte de la cadena sanitaria”

Redacción - 25-09-2023 - 08:32 H - min.

El presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, visitó este viernes 22 de septiembre la nueva sede del Colegio de Veterinarios de Valencia (ICOVV), que se ha trasladado de su antigua ubicación en la Avda. del Cid, 62 a una dirección más céntrica y mejor comunicada, como lo es la calle Guillem de Castro, 8 (entre la antigua Delegación de Hacienda y el Museo de la Ilustración, MUVIM).

Las nuevas instalaciones son una respuesta al rápido crecimiento de este colectivo profesional en la provincia, que en diez años ha pasado de contar con 1.223 colegiados, con 340 centros veterinarios registrados, a sumar 1.904 miembros y 456 centros a cierre del pasado ejercicio, lo que le convierte en el tercer colegio de veterinarios más importante del país.

La profesión ha crecido cuantitativa, pero sobre todo cualitativamente, porque los veterinarios han consolidado su actividad en ámbitos no tan conocidos para el gran público pero que han estado siempre presentes en la profesión veterinaria, que van mucho más allá del cuidado de los animales y que son los realizados en ámbitos como la salud pública, en la seguridad alimentaria, en la ganadería, en medio ambiente o en la investigación y la innovación”, señaló la presidenta del ICOVV, Inmaculada Ibor, durante el acto de inauguración celebrado ya en la nueva sede.

En su discurso, la representante colegial se congratuló por la creciente toma de conciencia de la clase política y de la sociedad civil en favor de aplicar un enfoque 'One health' (‘Una sola salud) a las políticas en materia de salud pública.

Esta visión —que interrelaciona la salud de personas, animales y el medio ambiente favoreciendo una perspectiva con participación multidisciplinar de los profesionales sanitarios y de otros ámbitos— “va calando, vemos ya un creciente apoyo institucional, va apareciendo en planes y discursos esta visión global que se evidenció tan necesaria especialmente durante la crisis del Covid y esto es motivo de alegría para nosotros también, porque se empieza a conocer la labor fundamental que realizan los veterinarios en el control de enfermedades que pueden afectar a las personas”, destacó Ibor.

El presidente de la Generalitat, por su parte, reconoció también su voluntad de potenciar “ese concepto más amplio, más transversal de la Salud Pública en el que los veterinarios forman parte de la cadena sanitaria” y se mostró partidario de reforzar las relaciones de colaboración con colegios como el ICOVV para ahondar también en otros objetivos vinculados con el bienestar animal como el “abandono cero, la tenencia responsable o acabar con el tráfico ilegal de animales por puertos valencianos”.

Mazón, prueba de ese trabajo conjunto que confesó querer impulsar, destacó la creación “por primera vez y con rango de dirección general de un departamento de Bienestar Animal”.

LA PROFESIÓN VETERINARIA GANA IMPORTANCIA

Para el Colegio de Valencia, la gran cantidad y pluralidad de autoridades, procedentes de hasta tres consellerías diferentes, que quisieron respaldar con su presencia esta inauguración, bien refleja la importancia que la profesión ha ganado en todos los terrenos antes citados. Además del propio jefe del Consell, asistieron el titular de la Conselleria de Agricultura, Ganadería y Pesca, José Luis Aguirre, acompañado por hasta tres directores generales (el de Desarrollo Rural, Francisco Javier Benito; la responsable de Industria y Cadena Agroalimentaria, Inmaculada Concepción Marco, y el de Política Agraria Común, el veterinario Joaquín Gómez).

De igual manera, en nombre de la Conselleria de Sanitat estuvieron presentes la directora general de Investigación e Innovación, la veterinaria Mariola Penadés. Asimismo, la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Infraestructuras y Territorio fue representada por el director general de Medio Natural y Animal, Raúl Mérida; y desde el ámbito municipal acudieron el concejal de Sanidad del Ayuntamiento de Valencia, Juan Carlos Caballero.

Además de todos ellos, quisieron también evidenciar con su presencia su vinculación con el mundo veterinario valenciano, además de la representación colegial de veterinarios de otras provincias, de decanos o presidentes de colegios sanitarios y de otras profesiones, numerosos representantes de la sociedad civil valenciana, desde la vertiente empresarial —como la delegada de la CEV en Valencia, Eva Blasco o el secretario de la patronal agroalimentaria (FEDACOVA), Sergio Barona, el presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado—, así como los decanos de las dos facultades de Veterinaria de la provincia de Valencia y Murcia, y responsables de asociaciones de consumidores.

Tras casi 40 años trabajando desde las dependencias de la Avenida del Cid, 61, en junio de 2018 la asamblea del colegio aprobó el proyecto de traslado a las nuevas instalaciones que se han estrenado oficialmente. Se quiso hacer coincidir el proyecto, además, con el 125 Aniversario de la existencia de esta corporación, considerada como el colegio decano entre los de veterinarios de España.

La nueva sede en la calle Guillem de Castro, 8 es algo más amplia que la anterior —dispone de hasta 940 metros cuadrados— pero su ubicación es más céntrica y está perfectamente comunicada.

Ubicada junto al MUVIM, el Jardín del Hospital parece querer prolongarse al interior de las oficinas, con un diseño de vanguardia, innovador, de espacios abiertos y diáfanos, versátil para los distintos formatos de formación que el ICOVV promueve o para actos de otra naturaleza y claro, con las últimas tecnologías aplicadas. “Es la cara visible que queremos que los veterinarios tengan ante la sociedad valenciana”, sentenció Ibor.

VOLVER ARRIBA