DOMINGO, 29 de enero 2023, actualizado a las 4:22

DOM, 29/1/2023 | 4:22

PROFESIONALES

España investiga varios casos sospechosos de enfermedad hemorrágica epizoótica en ciervos

La enfermedad no parece estar causando altas mortalidades en ciervos y la bajada de las temperaturas podría ayudar a evitar su difusión, reduciendo la actividad del mosquito transmisor

Christian Gortázar, catedrático de Sanidad Animal e investigador en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos.
Christian Gortázar, catedrático de Sanidad Animal e investigador en el Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos.

España investiga varios casos sospechosos de enfermedad hemorrágica epizoótica en ciervos

La enfermedad no parece estar causando altas mortalidades en ciervos y la bajada de las temperaturas podría ayudar a evitar su difusión, reduciendo la actividad del mosquito transmisor

Jorge Jiménez - 02-12-2022 - 15:30 H - min.

El pasado 18 de noviembre el Laboratorio Central de Veterinaria (LCV) de Algete confirmaba la llegada de la enfermedad hemorrágica epizoótica (EHE) por primera vez a España. En concreto se detectó en 2 explotaciones de bovino en las provincias de Cádiz y Sevilla.

Se trata de una enfermedad vectorial infecciosa no contagiosa transmitida por insectos del género Culicoides que afecta a animales rumiantes silvestres y domésticos, y desde que se detectó ha conseguido extenderse por la zona sur de España, afectando ya a las provincias de Cádiz, Sevilla, Huelva y Badajoz.

Hasta el momento, hay una decena de focos confirmados, todos en ganado bovino. No obstante, según ha podido saber Animal’s Health, se están investigando posibles casos de la EHE en ciervos —que podría haber producido la muerte en algunos casos aislados—, aunque aún no han sido confirmados por el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete.

Hay varios equipos de expertos, en coordinación, investigando la situación y vigilando la aparición de la enfermedad en ciervos, pertenecientes al Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (Irec) de la Universidad de Castilla-La Mancha, al Grupo de Investigación en Sanidad Animal y Zoonosis (Gisaz) de la Universidad de Córdoba, a la Junta de Andalucía y al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), entre otros.

Christian Gortázar, catedrático de Sanidad Animal y miembro del equipo del IREC, es uno de los veterinarios que participa en las investigaciones y explica a Animal’s Health que, por lo que han podido ver hasta el momento, no parece haber una alta mortalidad entre las poblaciones de ciervos.

No obstante, sí que parecen mostrar signos de enfermedad. De hecho, recientemente, mientras colocaban un sistema de fototrampeo encontraron un ejemplar de ciervo sospechoso, que llamó la atención del equipo por su comportamiento, ya que se mostraba débil y permitía la aproximación, algo que no es nada común en estos animales.

En un primer momento, confiesa Gortázar, se pensó que el ciervo podría estar enfermo de tuberculosis, pero no se encontraron lesiones compatibles en el animal. Sin embargo, sí que se encontraron en el ciervo lesiones compatibles con la EHE, como cianosis en algunas mucosas, por lo que los investigadores sospechan de la presencia de esta enfermedad en el animal, aunque falta que se confirme oficialmente.

Desde el IREC señalan que la rápida actuación coordinada para hacer frente a esta enfermedad en fauna silvestre demuestra el valor de la red de puntos piloto de vigilancia sanitaria integrada apoyada por el MAPA.

LAS BAJAS TEMPERATURAS PODRÍAN IMPEDIR LA DIFUSIÓN DE LA ENFERMEDAD EN LOS CIERVOS

Respecto a los signos clínicos de la enfermedad en ciervos, fuentes cercanas a la investigación explican a este medio que son similares a los que se detectan en el ganado, aunque pueden llegar a ser un poco más graves y llegar a causarles la muerte.

Además, destacan que la bajada de las temperaturas que está viviendo España actualmente podría ayudar a frenar la difusión de la EHE entre los ciervos, ya que reducen la actividad de los mosquitos transmisores (dípteros del género Culicuoides).

En cuanto a cómo se comportará la enfermedad en las poblaciones de ciervos en el futuro, las fuentes consideran que todavía falta tener más información, como, por ejemplo, el serotipo que circula por España actualmente; algo que ya se está haciendo, pues las muestras están en proceso de secuenciación.

Teniendo esto en cuenta, no se descarta que la enfermedad pueda reaparecer con la llegada de la primavera y las temperaturas más cálidas, cuando el mosquito reactivaría su actividad. Por ello, señalan que se deberá prestar especial atención en los meses de abril-mayo del 2023.

VOLVER ARRIBA