JUEVES, 20 de junio 2024

JUE, 20/6/2024

PROFESIONALES

Día Mundial de las Zoonosis: ¿Estamos preparados para una nueva pandemia?

El 6 de junio es el Día Mundial de las Zoonosis, que pone de manifiesto el riesgo para la salud pública de estas enfermedades en las que el medio ambiente tiene un papel clave, y sobre las que los veterinarios tienen mucho que decir

Los vectores son una de las principales fuentes de zoonosis.
Los vectores son una de las principales fuentes de zoonosis.

Día Mundial de las Zoonosis: ¿Estamos preparados para una nueva pandemia?

El 6 de junio es el Día Mundial de las Zoonosis, que pone de manifiesto el riesgo para la salud pública de estas enfermedades en las que el medio ambiente tiene un papel clave, y sobre las que los veterinarios tienen mucho que decir

Redacción - 06-07-2023 - 00:00 H - min.

Este jueves 6 de julio se celebra el Día Mundial de las Zoonosis, en conmemoración de ese mismo día del año 1885, cuando el químico francés Louis Pasteur aplicó la primera vacuna contra la rabia.

El 60% de las enfermedades infecciosas humanas emergentes provienen de animales, según un estudio publicado en la revista científica ‘Nature’. “Y prácticamente la mitad de ellas son provocadas por vectores como los mosquitos, las cucarachas, los roedores, los flebótomos o las garrapatas, cuya población y, por consiguiente, cuya capacidad para afectar negativamente sobre la salud de las personas puede controlarse si se ponen las medidas oportunas”, alerta el director general de la Asociación Nacional de Empresas de Sanidad Ambiental (ANECPLA), Jorge Galván.

Teniendo en cuenta que estas enfermedades proceden de los animales, los veterinarios son una figura fundamental a la hora de gestionar y controlarlas en origen y evitar así que se produzcan saltos entre especies, lo que, ha trasladado la Organización Colegial Veterinaria en muchas ocasiones, supone un grave peligro para la salud pública.

De hecho, el papel de prevención en zoonosis de los veterinarios está recogido, con una mención especial y principal, entre sus tareas, incluidas en el artículo 6 de la Ley de Ordenación Profesiones Sanitarias.

Todo esto cobra especial relevancia en los últimos años, en los que se ha producido un incremento del número de casos de algunas zoonosis, como la gripe aviar, la aparición de nuevas enfermedades como la Covid-19 o la reemergencia de otras como la viruela del mono.

El motivo fundamental por el que el riesgo de zoonosis y, por tanto, de futuras e inminentes pandemias no para de crecer es, según Anecpla, “debido a la nefasta acción humana sobre los ecosistemas naturales”.

Y es que, señalan que, a día de hoy, esta ha alterado ya casi el 75% de la superficie terrestre, provocando una pérdida drástica de la biodiversidad. Según la Organización de Naciones Unidas (ONU), la deforestación, el tráfico ilegal de especies y la producción intensiva de alimentos son las principales causas del aumento de las enfermedades zoonósicas.

“Si no actuamos y no se ponen las medidas oportunas, estamos abocados a sufrir una nueva pandemia”, afirma con contundencia el director general de ANECPLA. “Es urgente que la sanidad ambiental y la gestión de organismos nocivos mediante procesos de sanidad ambiental aplicada se coloquen como prioridad absoluta en la agenda mundial y se aborde este problema desde un enfoque transversal que abarque la salud humana, la salud animal y la salud medioambiental. Un enfoque que no es otro que ‘One Health’ (Una Sola Salud), con el que ANECPLA está plenamente comprometida”, remarca.

LA IMPORTANCIA DEL ENFOQUE ‘ONE HEALTH’ FRENTE A LAS ZOONOSIS

Como comentaba Galván, en este contexto, ANECPLA apuesta decididamente por el enfoque ‘One Health’ como la única vía para blindar la salud pública a nivel mundial. “Desde ANECPLA consideramos urgente un cambio de paradigma que nos ayude a enfrentar estos riesgos. Y consideramos que éste es el enfoque ‘One Health’, una estrategia transversal que aúna la salud humana, animal y ambiental para dar respuestas eficaces y trabajar en la prevención”, explica Galván.

Desde ANECPLA trasladan que, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las enfermedades de transmisión vectorial están provocando en la actualidad más de 700.000 muertes cada año en todo el mundo. La mayoría de ellas causadas por la picadura de “simples” mosquitos que, a pesar de su ínfimo tamaño, son considerados como los animales más letales del mundo, con capacidad para transmitir enfermedades tan peligrosas como la Malaria, el Zika, el Dengue o el Chikungunya, entre otras muchas.

“Es urgente que nos adelantemos y trabajemos la prevención”, subraya Jorge Galván, y recuerda que “existen enfermedades realmente graves que hasta hace bien poco nos sonaban ajenas en España y de las que, desgraciadamente, hemos empezado a sufrir ya importantes brotes, como fue el caso de la fiebre del Nilo Occidental que acabó con la vida en 2020 de ocho personas; o la fiebre hemorrágica Crimea-Congo, que afectó en el mismo año a cuatro personas, una de las cuales falleció”.

Estas enfermedades son transmitidas por el mosquito común (Culex pipiens spp.) y la garrapata (Hyalomma spp.), respectivamente. Géneros que, señala Galván, “tienen una elevadísima presencia en nuestro país y que, si no actuamos de inmediato en un control preventivo de su población, tienen un porcentaje muy alto de posibilidades de que jueguen un papel nefasto contra la salud pública”.

VOLVER ARRIBA