MIÉRCOLES, 28 de septiembre 2022, actualizado a las 11:48

MIÉ, 28/9/2022 | 11:48

MASCOTAS

Los veterinarios reconocen los problemas de salud de algunas razas, pero se oponen a su prohibición

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales considera que la prohibición de ciertas razas de perros no terminará con sus problemas de salud y aboga por una cría basada en la ciencia

La WSAVA ha mostrado su postura respecto a la prohibición de Noruega de criar las razas bulldog inglés y cavalier King Charles spaniel.
La WSAVA ha mostrado su postura respecto a la prohibición de Noruega de criar las razas bulldog inglés y cavalier King Charles spaniel.

Los veterinarios reconocen los problemas de salud de algunas razas, pero se oponen a su prohibición

La Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales considera que la prohibición de ciertas razas de perros no terminará con sus problemas de salud y aboga por una cría basada en la ciencia

Francisco Ramón López - 17-02-2022 - 16:30 H - min.

La sentencia de un tribunal Noruego, que ha prohibido la cría de las razas bulldog inglés y cavalier King Charles Spaniel por sus problemas de salud hereditarios, ha provocado las reacciones de diversas entidades reconocidas del sector veterinario a nivel internacional.

De momento, los únicos posicionamientos oficiales habían sido los de la Asociación de Veterinarios Noruegos y, a nivel europeo, la Federación Europea de Asociaciones Veterinarias de Animales de Compañía (FECAVA).

A estos, se acaba de sumar el de una de las entidades veterinarias más relevantes, el de la Asociación Mundial de Veterinarios de Pequeños Animales (WSAVA) que ha trasladado en primicia a Animal’s Health su posicionamiento en esta materia a través de su Comité de Enfermedades Hereditarias.

“Reconocemos los graves problemas de bienestar que existen en relación con la braquicefalia (morros y cráneos cortos), así como otras enfermedades derivadas de anatomías extremas y hereditarias en los perros. Apoyamos la cría de animales sanos y apoyamos las leyes de bienestar animal que reducen el sufrimiento de los animales y optimizan su bienestar”, manifiestan.

En este sentido, defienden que la cría centrada en la salud es “la única forma de mejorar la salud de los perros”. “La selección de perros reproductores debe evitar una conformación extrema que les predisponga a enfermedades, incluidos, entre otros, los extremos en tamaño, piel, longitud de las extremidades, angulación y conformación del cráneo”, señalan.

Por todo ello, abogan por que los criadores identifiquen tanto las enfermedades hereditarias comunes como las específicas de la raza y realicen una evaluación de la salud previa a la reproducción de perros criados con fines concretos, ya sea en animales de pura raza con pedigrí como mestizos.

En este punto, señalan que la mayoría de los países, a través de sus clubes caninos, ya han establecido pautas de evaluación de salud previas a la reproducción con base científica para cada raza.

“LA PROHIBICIÓN DE DETERMINADAS RAZAS NO MEJORARÁ LA SALUD DE LOS PERROS”

Dicho esto, defienden que “la prohibición de determinadas razas no mejorará la salud de los perros ni disminuirá el afecto del público por estas razas populares”. De hecho, advierten de que esto puede fomentar la importación de perros no registrados o registrados en el extranjero, en los que no se haya tenido en cuenta su salud y bienestar, lo que dificultará el trabajo de los criadores que sí que lo hagan.

La WSAVA desarrolla su posicionamiento reflexionando sobre cómo debería aplicarse la normativa para fomentar la salud en los animales de compañía, sobre lo que considera que las exigencias legales —si las hubiera— para mejorar el bienestar animal deben centrarse en el control del cumplimiento de los criadores a programas validados de mejora de la salud de las razas. “Esto fomentará un cambio intergeneracional positivo y una mejora global del bienestar animal para las razas de perros”, defienden.

“Buscamos educar al público comprador de perros para que solicite a los criadores la documentación veterinaria de los resultados de los exámenes de salud previos a la reproducción de los padres de los cachorros y para que pidan consejo a su veterinario”, apuntan.

Y es que consideran que es a través de una modificación de las demandas de la sociedad con lo que se conseguirá que las prácticas de reproducción para conseguir mascotas más sanas "generen un cambio real”, concluyen.

LA POSTURA DE LA WSAVA

La WSAVA termina su posicionamiento resumiendo su postura en 6 puntos. Así, en el primero, afirman que su Comité de Enfermedades Hereditarias “prioriza la crianza de animales que se enfoca en su salud y bienestar”.

También defienden que la asociación “apoya las Leyes de Bienestar Animal que reducen el sufrimiento de los animales y mejoran su bienestar”.

Además, “alienta a los clubes caninos a ajustar los estándares de la raza para abordar y evitar la conformación extrema y la anatomía que predispone a enfermedades”.

Por otro lado, la WSAVA insta “a los clubes caninos a establecer pautas de reproducción que incluyan exámenes de salud previos a la reproducción específicos de la raza para evitar enfermedades genéticas y el riesgo de enfermedades por características anatómicas exageradas”.

Asimismo, llama “a los criadores a trabajar con la profesión veterinaria para realizar exámenes de salud previos a la reproducción, seleccionar perros reproductores sanos y proporcionar a los compradores de cachorros la documentación oficial de los exámenes de salud.

Por último, la organización aconseja "a los futuros dueños de mascotas a consultar con un veterinario antes de comprar un perro, para evaluar la salud de los cachorros y sus padres".

ACCEDE AL POSICIONAMIENTO COMPLETO

VOLVER ARRIBA