MIÉRCOLES, 23 de octubre 2019, actualizado a la 1:43

MIÉ, 23/10/2019 | 1:43

MASCOTAS

Los perros no siempre comen hierba para “purgarse”

Esta es la conclusión que sacan diferentes estudios que afirman que, entre otros motivos, esta práctica podría responder a un instinto meramente natural

GALERIA

Los perros no siempre comen hierba para “purgarse”

Esta es la conclusión que sacan diferentes estudios que afirman que, entre otros motivos, esta práctica podría responder a un instinto meramente natural

Javier López Villajos - 21-05-2018 - 14:00 H

Es común que la mayoría de perros coman hierba y unas horas más tarde la vomiten. Algo que tradicionalmente se considera como un método de purga para el animal. Sin embargo, diferentes estudios apuntan a que existen más razones por las que un perro come hierba.               

Aunque no hay muchos estudios que den explicación a una cuestión tan simple, el etólogo canino Standley Coren investigó el tema basándose en dos estudios. Uno publicado en 2007 llamado “Patrones de ingesta de hierba en el perro doméstico” (S.J. Bjone, W.Y. Brown y I.R. Price de la Universidad de Nueva Inglaterra en Australia) y otro escrito por Karen Lynn Chieko Sueda de la Universidad de California

El primero de los artículos concluye que los perros comen hierba con más frecuencia si están hambrientos. Sin embargo, la segunda investigación fue más allá, realizando una encuesta a más de 1.500 propietarios de perros, incluidos veterinarios. El estudio demostró que sólo el 8% de los animales mostró signos de enfermedad antes de comerse la hierba y que un 22% la vomitaron después. Por tanto, la investigadora concluyó que si los perros comen hierba es porque forma parte de su comportamiento natural y no porque estén enfermos o necesiten suplir una deficiencia nutricional.

UN INSTINTO QUE VIGILAR

Partiendo de esa teoría del comportamiento natural, la investigadora plantea que puede deberse a una herencia innata de los lobos, de quienes evolucionaron los perros. Éstos comían hierba para eliminar parásitos o lombrices intestinales y de ahí la costumbre de afirmar que los perros comen hierba para depurar su tránsito.

Con todo, algunos profesionales señalan que a los perros simplemente les puede gustar comer hierba por el olor que desprende y el sabor que deja. Sin embargo, recomiendan vigilarlos ya que pueden comerse plantas que sean venenosas o que han sido rociadas con algún fertilizante tóxico. Por esa razón, los expertos advierten que si el perro siente la necesidad de expulsar un cuerpo extraño, comer hierba no es la solución ya que también puede generarse una gastritis.

Esta información es meramente orientativa, en Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.