SÁBADO, 24 de octubre 2020, actualizado a las 16:40

SÁB, 24/10/2020 | 16:40

MASCOTAS

Los charcos de agua, un posible medio de contagio de la giardiasis

Los expertos advierten que los perros pueden contraer esta enfermedad parasitaria a través del contacto con agua, tierra, alimentos y cualquier otra superficie que haya sido contaminada por las heces de un animal infectado

Los charcos de agua, un posible medio de contagio de la giardiasis

Los charcos de agua, un posible medio de contagio de la giardiasis

Los expertos advierten que los perros pueden contraer esta enfermedad parasitaria a través del contacto con agua, tierra, alimentos y cualquier otra superficie que haya sido contaminada por las heces de un animal infectado

Javier López Villajos - 30-10-2018 - 14:10 H

Con la llegada de las lluvias, comienzan los estancamientos y charcos de agua, que suponen un importante foco de infección para los perros ya que pueden contener un parásito conocido como la giardia. Este protozoo vive en el intestino de los animales y se expulsa a través de las heces, pudiendo contaminar así la tierra que cubre las zonas verdes por donde pasean los perros y que, con las lluvias, puede anegarse, concentrando a estos parásitos en los charcos donde los perros también interactúan.

Los profesionales de la clínica veterinaria explican que la giardiasis es una enfermedad parasitaria que afecta al intestino y produce diarrea, pudiendo contraerse a través del contacto con cualquier elemento o superficie contaminada por las heces de un animal infectado. La distribución de la giardia es mundial, siendo su proliferación mayor en casos de hacinamiento, falta de limpieza, humedad y gran cantidad de animales concentrados en una zona, según los expertos del centro veterinario La salut.

Considerando que es un tipo de zoonosis y los efectos que puede causar tanto en los animales como en las personas, los veterinarios estiman que se trata de una enfermedad contagiosa que se debe tratar ante la aparición del menor de los síntomas.

SINTOMATOLOGÍA

Los profesionales matizan que algunas de las infecciones que produce la giardia son asintomáticas, es decir, que no presentan ningún tipo de síntomas. Por el contrario, de aparecer, los síntomas habituales son la pérdida de peso y la diarrea, que puede ser intermitente, líquida y a menudo sanguinolenta.

Yendo más allá, los expertos detallan que estas reacciones se deben a que el parásito altera la absorción de los nutrientes, provocando daños en el intestino y llegando a interferir en el proceso de digestión del animal.

TRATAMIENTO

Para diagnosticar la giardiasis, los expertos deben hallar el parásito en las muestras de heces, concretamente de tres días distintos ya que el parásito se expulsa de manera intermitente.

De confirmar su presencia, el tratamiento sugerido por el veterinario estará basado en la administración de antiparasitarios, indicando el producto más adecuado para cada caso y el tiempo que debe utilizarse.

Con todo, los profesionales recomiendan que, para prevenir el contagio de esta enfermedad, hay que desparasitar periódicamente al perro, ofrecerle una dieta sana y equilibrada, mantener limpias las zonas del hogar donde el animal interactúa y evitar lugares frecuentados por animales salvajes.

Esta información es meramente orientativa. En Animal’s Health, le recordamos que, ante cualquier duda, lo mejor es que lleve a su mascota al veterinario.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.