JUEVES, 2 de diciembre 2021, actualizado a las 7:24

JUE, 2/12/2021 | 7:24

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Rastreo de contactos genéticos para frenar los brotes de tuberculosis bovina

Un estudio sugiere que el análisis de rutina de las bacterias en el ganado y otros reservorios podría ayudar a controlar la propagación temprana de enfermedades como la tuberculosis bovina

El nuevo uso del rastreo de contactos genéticos podría suponer un nuevo enfoque en el manejo de la tuberculosis bovina.
El nuevo uso del rastreo de contactos genéticos podría suponer un nuevo enfoque en el manejo de la tuberculosis bovina.

Rastreo de contactos genéticos para frenar los brotes de tuberculosis bovina

Un estudio sugiere que el análisis de rutina de las bacterias en el ganado y otros reservorios podría ayudar a controlar la propagación temprana de enfermedades como la tuberculosis bovina

Jorge Jiménez - 03-11-2021 - 09:28 H

Una nueva investigación en la que han participado expertos de las universidades de Edimburgo y York, del University College Dublin y de la Agencia de Sanidad Animal y Vegetal del Reino Unido ha desarrollado un método para rastrear brotes de tuberculosis bovina mediante la integración de datos genéticos con ubicaciones espaciales y rastreo de contactos.

Este método les ha permitido comparar pequeños cambios en el ADN a medida que se propagaba de un animal a otro.

El nuevo uso del rastreo de contactos genéticos para identificar la fuente de un brote de tuberculosis bovina podría suponer un nuevo enfoque en el manejo de la enfermedad, según sugiere el estudio.

En respuesta a un aumento en las tasas de tuberculosis bovina (TB) entre la vida silvestre en un área de East Cumbria en Inglaterra sin infecciones previas, los expertos examinaron el ADN de la bacteria que causa la enfermedad (Mycobacterium bovis) extraída de vacas y tejones que dieron positivo.

Se descubrió que todas las bacterias estaban estrechamente relacionadas entre sí, lo que indica que una sola compra de ganado es la fuente más probable de infección. El brote comenzó con una vaca infectada traída a una granja en la región desde Irlanda del Norte, según la investigación.

La enfermedad se transmitió entre el ganado, infectando a un número cada vez mayor de vacas, y luego se extendió por toda la población local de tejones, antes de volver a transmitirse a las vacas en un ciclo de infección.

Tras realizar la investigación, los expertos sugieren que su enfoque supone una forma eficaz de modelar la propagación de enfermedades infecciosas y podría aplicarse para comprender los complejos patrones de propagación de otras enfermedades.

“Este fue un brote inusual en el sentido de que pudimos rastrear la infección hasta una sola fuente, lo más cerca posible de una pistola humeante. La población de tejones está creciendo y las granjas se están volviendo más grandes y más complejas, por lo que el riesgo de propagación de enfermedades del ganado a los animales salvajes probablemente persistirá e incluso aumentará, ya que es probable que estas tendencias continúen en el futuro”, asegura Rowland Kao, jefe de Epidemiología Veterinaria y Ciencia de Datos en el Instituto Roslin.

Los científicos aseguran que el seguimiento rutinario tanto de vacas como de tejones podría ayudar a controlar los brotes tempranos de la enfermedad, cuyas medidas de control cuestan 100 millones de libras (117 millones de euros) cada año solo en Inglaterra.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.