MARTES, 10 de diciembre 2019, actualizado a las 7:22

MAR, 10/12/2019 | 7:22

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

La UE declara la emergencia climática: el papel de los veterinarios

El aumento en la frecuencia de las olas de calor fruto del cambio climático compromete el bienestar del ganado, produciendo lo que se conoce como estrés por calor, uno de los desafíos a los que se enfrenta la veterinaria actual

GALERIA

La UE declara la emergencia climática: el papel de los veterinarios

El aumento en la frecuencia de las olas de calor fruto del cambio climático compromete el bienestar del ganado, produciendo lo que se conoce como estrés por calor, uno de los desafíos a los que se enfrenta la veterinaria actual

Jorge Jiménez - 29-11-2019 - 11:45 H

El Parlamento Europeo ha declarado la emergencia climática y ambiental en Europa y en todo el mundo, instando a la Comisión Europea a que se asegure de que todas las propuestas legislativas y presupuestarias relevantes estén alineadas con el objetivo de frenar que la temperatura media global suba más de 1,5ºC.

Y es que, este aumento de temperaturas tiene graves consecuencias en la tierra, siendo una de ellas el estrés por calor, que pueden padecer los animales en las ganaderías y constituye uno de los nuevos retos a los que se enfrenta la profesión veterinaria en la actualidad.

Por ello, un conjunto de científicos internacionales procedentes de facultades de veterinaria como la de Melbourne; del Instituto Nacional de Nutrición Fisiología Animal de la India, pretende responder a la mitigación del estrés por calor en el ganado mediante el uso de nuevas tecnologías.

En este sentido, los investigadores han señalado el estrés por calor como uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan tanto la ganadería como los servicios veterinarios. Esta problemática está motivada por el aumento en la frecuencia de las olas de calor que comprometen el bienestar animal durante los meses de verano.

LA SEQUÍA EN ESPAÑA

Precisamente, en España, este último verano a consecuencia de la sequía y el aumento de las temperaturas, gobiernos regionales como la Junta de Andalucía se han visto obligados a autorizar a los ganaderos a alimentar al ganado ecológico con piensos y forrajes convencionales. En este sentido, la Junta señaló que esta medida estaba basada en “prevenir problemas de bienestar animal” derivados de la falta de pastos y la escasez de agua.

Y es que la falta de agua, unida a un aumento en la frecuencia de las olas de calor, también tiene efectos negativos en la sanidad de los animales, ayudando a propagar enfermedades como la tuberculosis, ya que el ganado y la fauna silvestre se ven obligados a compartir los escasos puntos de agua existentes, pudiéndose transmitir diferentes enfermedades entre ellos.

Por ello, un proyecto internacional llevado a cabo por científicos indios y australianos pretende mitigar las consecuencias de las sequías y las altas temperaturas en el ganado, tratando de reducir el estrés por calor de los animales y los impactos negativos que este tiene en su sanidad y bienestar.

De esta manera, según indican los investigadores, el proyecto conjunto tendrá como objetivo “comprender mejor” los efectos del cambio climático en el ganado. Asimismo, apuntan a que desarrollarán tecnologías “innovadoras” para reducir los impactos negativos del estrés por calor en los animales, promoviendo la ganadería “sostenible, el bienestar animal y la seguridad alimentaria”.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.