VIERNES, 23 de octubre 2020, actualizado a las 10:32

VIE, 23/10/2020 | 10:32

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

Denunciarán tras la muerte del veterinario durante un saneamiento

CSIF presentará una denuncia ante Inspección de Trabajo para que prohíba que los veterinarios vayan solos a sanear las vacas tras la muerte de un veterinario en un saneamiento; y critican las inhumanas condiciones de los veterinarios de Tragsatec

Miguel Borra, presidente del CSIF.
Miguel Borra, presidente del CSIF.

Denunciarán tras la muerte del veterinario durante un saneamiento

CSIF presentará una denuncia ante Inspección de Trabajo para que prohíba que los veterinarios vayan solos a sanear las vacas tras la muerte de un veterinario en un saneamiento; y critican las inhumanas condiciones de los veterinarios de Tragsatec

Redacción - 31-05-2020 - 11:50 H

La muerte de un veterinario de Tragsatec ha vuelto a poner de manifiesto las inhumanas condiciones en las que trabaja este gremio de la empresa pública, tal y como denuncia la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas.

"Tenemos que ir a destajo. Nos obligan a sanear una vaca cada tres minutos y, para mayor rentabilidad, nos mandan solos en vez de ir con un equipo de trabajo en el que el compañero es como tu salvavidas: tú le proteges a él y él te protege a ti", explica una delegada de CSIF, que trabajó con el veterinario que falleció la semana pasada en As Nogais (Lugo) "tras golpearle el cuerno de la vaca en la cabeza. Si hubiese ido acompañado es más difícil que hubiera pasado porque no tienes que hacer todo el trabajo tú solo".

Por ello, CSIF ha anunciado que va a presentar denuncia ante Inspección de Trabajo para que prohíba que los veterinarios vayan solos en las campañas de saneamiento en las que tienen que hacer la prueba de la tuberculina a las vacas.

El sindicato recuerda que se enfrentan a situaciones extremas. Los animales son imprevisibles y el veterinario no sólo tiene que hacer el trabajo sino también estar pendiente de la reacción de la vaca. "No se pueden hacer tantas cosas a la vez", lamentan.

Por su parte, desde la Confederación Intersindical Gallega (CIG) denuncian que las jornadas maratonianas, los saneamientos de lotes semanales de grandes cantidades de ganado imposibles de llevar a cabo en condiciones seguras, sin ni siquiera tener mangas para sostener a los animales, y la obligación de tener que hacer el trabajo una sola persona, son algunas de las condiciones en las que el personal veterinario tiene que desarrollar su trabajo.

Por todo ello, el sindicato CSIF exige "el trabajo en parejas en aquellas CCAA como Galicia que carecen de unas mínimas medidas de seguridad en sus explotaciones ganaderas".

CSIF espera "que la muerte de este compañero signifique un antes y un después en Tragsatec, donde indica, el sindicato, que sólo se busca la rentabilidad en una empresa pública que pertenece al Grupo Tragsa que el año pasado dio 11 millones de euros en beneficios".

Por otra parte, el sindicato denuncia que, la empresa no ha facilitado, durante el Estado de Alarma, las mascarillas FP2 reglamentarias a los veterinarios para ejercer su trabajo.

"El compañero fallecido escribió la noche antes un whatsapp en un grupo en el que compartimos en el que dijo que, trabajando en estas condiciones, sin EPIS adecuados, algún día iba a pasar una desgracia y le ha ido a ocurrir a él", lamenta la delegada de CSIF.

CSIF también exige remediar el altísimo porcentaje de temporalidad que existe en la empresa pública. Hay veterinarios que llevan trabajando desde 2002 y que aún son eventuales a los que se les carga con más trabajo que a los indefinidos. Sin ir más lejos, el compañero fallecido, de 43 años, era eventual y se le enviaba solo a sanear vacas en una jornada de 8,45 horas diarias.

SANEAMIENTOS: DE 2 A 1 PERSONAS PARA AHORRAR COSTOS

Al respecto, Gerardo Alvaredo, ejecutivo del CIG, recuerda que "años atrás el saneamiento del ganado era realizado por dos personas pero los líderes políticos de la Xunta de Galicia, en connivencia con los gerentes de la empresa pública TRAGSA y su filial TRAGSATEC , -que también son nombrados por los líderes políticos de la Administración como una empresa pública-, decidieron que ahorrarían costos a expensas de la seguridad de los trabajadores, o incluso de sus vidas como en esta ocasión, y obligaron al personal a desempeñarse en solitario el trabajo que antes hacía en equipos de dos personas”.

Alvaredo denuncia que "estas condiciones de trabajo, junto con la presión ejercida por la empresa para ejecutar una carga de trabajo no razonable, trae como consecuencia que una persona como este compañero que perdió la vida, después de sufrir un golpe en la cabeza del animal que estaba desinfectando, en lugar de darse cuenta de la gravedad del golpe recibido, primero cerró los datos del lote que estaba realizando. Solo entonces le fue posible atender sus heridas. Esto ejemplifica claramente la presión a la que están sometidos estos veterinarios que realizan el saneamiento de la Xunta de Galicia”.

UN PEDIDO OTORGADO A TRAGSATEC POR MÁS DE 7 MILLONES

El CIG critica que sea una administración pública la que promueve esta explotación laboral, y que la Consejería no haya tomado medidas para garantizar la seguridad y la salud de los trabajadores y ejercer la coordinación necesaria de las actividades que una administración debe cumplir a pesar de conocer las "situaciones de riesgo intolerables que sufren diariamente en el desarrollo de estos trabajos".

A este respecto, desde CIG señalan que la Xunta de Galicia, a través de la Consejería de Asuntos Rurales, ha encargado a la empresa pública TRAGSATEC llevar a cabo programas de producción y sanidad animal para el año 2020 por 7.225.038,39 €.

"Hoy, desafortunadamente, sabemos cuáles son las consecuencias", concluyen desde CIG.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.