MIÉRCOLES, 21 de octubre 2020, actualizado a las 4:47

MIÉ, 21/10/2020 | 4:47

ANIMALADAS

Absuelven a un hombre que usaba un collar de castigo con su perro

Agentes de la Policía encontraron en Pinto a un animal que tenía heridas físicas y daño psicológico provocado por su dueño. Pero los magistrados de la Audiencia Provincial de Madrid consideran que las heridas no eran tan graves y que no puede considerarse que estos daños le provocaran al animal un grave problema de salud

Absuelven a un hombre que usaba un collar de castigo con su perro

Absuelven a un hombre que usaba un collar de castigo con su perro

Agentes de la Policía encontraron en Pinto a un animal que tenía heridas físicas y daño psicológico provocado por su dueño. Pero los magistrados de la Audiencia Provincial de Madrid consideran que las heridas no eran tan graves y que no puede considerarse que estos daños le provocaran al animal un grave problema de salud

Isabel Gómez - 02-07-2018 - 14:00 H

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a un hombre que estaba condenado a ocho meses de cárcel por un delito de maltrato animal en el municipio madrileño de Pinto. El propietario del perro golpeaba repetidamente al animal y le tenía atado con un ‘collar de castigo’, que está prohibido en esta comunidad autónoma, según informa la Cadena Ser.

Los jueces han aprobado que hubo un trato “injustificado y abusivo” hacia el animal pero declaran que sus heridas “no menoscabaron gravemente su salud” y han optado por revocar la condena de cárcel que le fue impuesta en primera instancia.

La Policía acudió en 2015 al domicilio de este hombre después de que los vecinos escuchasen chillar al perro. Los agentes se encontraron al animal “con varias heridas sangrantes en la cabeza y extremidades”, causadas por el dueño, estando atado con una cadena y un collar de castigo a la distancia justa para no alcanzar el comedero ni el agua. Según la sentencia, el dueño sometía al animal a estos castigos para intentar corregir su comportamiento, recoge la Cadena Ser.

En primera instancia, el dueño fue condenado a ocho meses de prisión por un delito de maltrato animal, dos años de prohibición de trabajar con animales y a pagar 1.145 euros que gastó el centro de recuperación de animales en el tratamiento físico y psicológico.

Pese a que el juzgado penal número 5 de Getafe consideró probadas las agresiones como la atención veterinaria que recibió el animal, con esta sentencia no tendrá que pagar el coste que supuso este tratamiento. Esta justificación viene dada porque los profesionales del centro que atendieron al animal no tenían titulación veterinaria y además los jueces también cuestionan la gravedad de las heridas del animal, “no puede deducirse que se le causaran lesiones que hubieren menoscabado gravemente su salud” aunque sí reconocen que era “injusto y abusivo” el trato que le dieron al perro.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.