LUNES, 23 de septiembre 2019, actualizado a las 21:43

LUN, 23/9/2019 | 21:43

GANADERÍA  |  PORCINORUMIANTESAVICULTURAEQUINO

El ovino y caprino deberá hacer “un esfuerzo mayor” con los antibióticos

Desde la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia destacan que el limitado arsenal terapéutico del ovino caprino, obliga a recurrir a la prescripción excepcional con “más frecuencia de la que les gustaría a los veterinarios”

GALERIA
María Jesús Alcalde, presidenta del SEOC.

El ovino y caprino deberá hacer “un esfuerzo mayor” con los antibióticos

Desde la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia destacan que el limitado arsenal terapéutico del ovino caprino, obliga a recurrir a la prescripción excepcional con “más frecuencia de la que les gustaría a los veterinarios”

Redacción - 04-09-2019 - 09:03 H

La Universidad de Córdoba acogerá del 19 al 20 de septiembre el XLIV Congreso Nacional y XX Internacional de la Sociedad Española de Ovinotecnia y Caprinotecnia (SEOC), al que está previsto que acudan unos 400 expertos de todo el país, del resto de la UE y de Latinoamérica.

Antes, en la tarde del 18, se celebrará una jornada satélite para debatir el nuevo Plan Nacional Frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) que acaba de ser aprobado y que, en menos de tres años, aspira a rebajar un 60% el consumo de estos medicamentos en esta cabaña.

En esta primera fase, las actuaciones se centrarán en los cebaderos para el sector de carne, donde se quiere racionalizar el uso de premezclas medicamentosas para, más adelante, incluir en este programa nuevos objetivos cuantificables también para las granjas y extenderlo al conjunto de esta ganadería, afectando a la dedicada a producir leche.

ESPAÑA ES PIONERA

España es pionera en el desarrollo del PRAN, su modelo está ya siendo estudiado en Portugal, Perú o Finlandia y su implementación permitirá a las entidades adheridas explotar una importante ventaja competitiva frente a las principales potencias europeas que –como el Reino Unido, Irlanda o Francia- aún no han empezado a intervenir en esta materia.

SEOC, como sociedad científica transversal entre ganaderos, cebaderos, cooperativas, empresas e industria farmacéutica, medió a la hora de definir en este plan los objetivos marcados y los medios para alcanzarlos durante las conversaciones mantenidas con la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) y con el resto de organizaciones representativas.

La reducción en el uso de antimicrobianos para así contribuir a la lucha global contra las resistencias se concentrará en las premezclas medicamentosas administradas en los principales cebaderos del ovino caprino de carne y será progresiva: del 10% en lo que queda de 2019; del 20% en 2020 y del 30% en 2021.

En aras de preservar el bienestar animal y controlar la posible aparición de enfermedades tras el estrés provocado por el transporte y para facilitar la adaptación al nuevo entorno del cebadero, el plan prevé el posible uso de tratamientos metafilácticos (esto es, tratar a un grupo de animales cuando uno muestra signos de infección).

De manera paralela, se implementarán programas de mejora ambiental y de manejo higiénico en las explotaciones para así menguar el riesgo de enfermedad en las granjas adheridas. Además, estas explotaciones deberán nombrar a un veterinario coordinador para ser el enlace con la AEMPS y proporcionarán los consumos del periodo de referencia (de 2016 a 2018) sobre el que se establecerán los futuros objetivos de reducción.

UN ESFUERZO MAYOR

Por último, el plan reclama la participación de la industria farmacéutica veterinaria en el registro de nuevas soluciones terapéuticas, especialmente de tipo preventivo, que permitan el control de las enfermedades más habituales, las de los procesos respiratorios y digestivos.

“El ovino y caprino es un sector que deberá hacer un esfuerzo mayor al de otras ganaderías porque es muy heterogéneo, está atomizado y tiene un limitado arsenal terapéutico, que le obliga a recurrir al uso de la prescripción excepcional con más frecuencia de la que les gustaría a los veterinarios”, destaca la presidenta de SEOC, María Jesús Alcalde.

Pese a ello, el sello diferencial que llevará la producción adherida al PRAN “es algo que la gran distribución ya está reclamando, que añadirá valor y permitirá situar a la carne de ovino y caprino en una mejor posición de cara a afrontar el Brexit, que —en caso de confirmarse— supondrá la salida de la UE del principal productor europeo, el Reino Unido, y que dejará a España y a Irlanda como las principales potencias suministradoras”, explica Alcalde, que es también catedrática de la Escuela Universitaria en Producción Animal de la Universidad de Sevilla.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.