DOMINGO, 25 de octubre 2020, actualizado a las 2:02

DOM, 25/10/2020 | 2:02

REDACCIÓN

Los veterinarios extremeños, clave en la trama de los jamones caducados

La intervención de los veterinarios del Equipo de Atención Primaria de la Zona Básica de Salud Plasencia Sur, junto al Seprona, permitió destapar una trama por la que se han decomisado y destruido más de 275.000 kilos de productos cárnicos en mal estado hallados en Extremadura, y cuyas investigaciones se extienden por Valencia

Los veterinarios extremeños, clave en la trama de los jamones caducados

Los veterinarios extremeños, clave en la trama de los jamones caducados

La intervención de los veterinarios del Equipo de Atención Primaria de la Zona Básica de Salud Plasencia Sur, junto al Seprona, permitió destapar una trama por la que se han decomisado y destruido más de 275.000 kilos de productos cárnicos en mal estado hallados en Extremadura, y cuyas investigaciones se extienden por Valencia

Redacción/EFE - 25-06-2018 - 14:00 H

El papel de los veterinarios de Salud Pública de Extremadura ha sido clave para destapar la trama de venta de jamones caducados que ha afectado a varias comunidades autónomas y que llevó al decomiso y a la destrucción de más de 275.000 kilos de productos cárnicos en mal estado hallados en Extremadura.

Como recuerda el Sindicato de Veterinarios de Extremadura (Sivex), la intervención llevada a cabo por los veterinarios pertenecientes al Equipo de Atención Primaria de la Zona Básica de Salud Plasencia Sur, contando con la colaboración del Seprona de la Guardia Civil, ha permitido detectar una importante cantidad de carnes y productos cárnicos sin garantías sanitarias,  dictaminando su no aptitud para el consumo y proponiendo su eliminación de la cadena alimentaria, “previniendo de esta manera que los consumidores puedan ver afectada su salud por el consumo de las mismas”.

Esas primeras actuaciones en el área de Salud de Plasencia tuvieron continuidad en otros establecimientos alimentarios del mismo grupo empresarial situados en la provincia de Badajoz, en las localidades de Higuera la Real y Oliva de la Frontera, en las que intervinieron los facultativos Veterinarios del SES adscritos a las correspondientes zonas básicas de salud. “Y además se están llevando a cabo actuaciones de policía sanitaria veterinaria en otras provincias donde la empresa está implantada”, indica el sindicato.

Según recoge EFE, el caso arrancó en mayo de 2017 en una empresa cacereña de Malpartida de Plasencia y la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales lo puso en conocimiento de la Fiscalía en septiembre.

Tras el examen realizado por el Seprona y los veterinarios, se acordó el decomiso y destrucción de 49.471 kilogramos de productos cárnicos, 31 jamones y dos paletas de cerdo al presentar "putrefacción" y pérdida de las características organolépticas exigidas para su comercialización. Además, se acordó el decomiso y destrucción de otros 48.519 kilogramos de productos cárnicos por presentar caducidad y pérdida de las características organolépticas y falta de trazabilidad exigidas para su comercialización.

Por otra parte, se inmovilizaron 21.927 kilogramos de productos cárnicos hasta que la empresa acreditase la trazabilidad comercial de los alimentos, en los que, en muchos casos, faltaba el correspondiente etiquetado.

SEGUNDA INTERVENCIÓN

Posteriormente, se comprobó que los productos provenían de diversas empresas relacionadas con esta compañía, con sedes en Oliva de la Frontera e Higuera la Real, localidades de la provincia de Badajoz. 

Ello motivó la intervención del Seprona y los veterinarios del SES en estas dos empresas, en agosto de 2017.  En ellas se inmovilizaron 177.000 kilogramos de productos para su destrucción y se permitió la salida de otros 75.000, aptos para el consumo.

SE EXTIENDE POR VALENCIA

Las actuaciones continúan en fase de instrucción hasta su completa finalización, que por el momento "no es cercana ante la práctica de diversas diligencias", han precisado las mismas fuentes. De hecho, esta trama afecta a varias comunidades autónomas, con el reciente cierre de otra empresa en Alzira, y el decomiso de hasta 4.302 kilogramos de cárnicos loncheados y 363 piezas de jamón y paleta en diferentes supermercados de la Comunidad Valenciana.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.