VIERNES, 24 de mayo 2019, actualizado a las 0:54

VIE, 24/5/2019 | 0:54

PROFESIONALES

Veterinarios realizan una reconstrucción facial a un pastor alemán

Un equipo de veterinarios británicos ha realizado con éxito una compleja reconstrucción facial a una cachorra de pastor alemán

GALERIA

Veterinarios realizan una reconstrucción facial a un pastor alemán

Un equipo de veterinarios británicos ha realizado con éxito una compleja reconstrucción facial a una cachorra de pastor alemán

Jorge Jiménez Rodríguez - 14-05-2019 - 12:54 H

Un equipo de veterinarios británicos del Pride Veterinary Centre ha realizado con éxito la reconstrucción facial de una cachorra de pastor alemán que presentaba múltiples lesiones por traumatismo craneal. Su estado de gravedad era tal que los profesionales han comparado los resultados de la tomografía con un “puzle”.

La perra, de dos meses de edad y llamada Bella, recibió un fuerte golpe en la cabeza en un choque con una motocicleta el pasado octubre, el cual le provocó múltiples heridas en su cráneo.

Rosario Vallefuoco, veterinaria especialista en cirugía ortopédica del centro y quien realizó la cirugía de Bella, ha explicado que el equipo no tenía claro cómo de graves eran las lesiones del animal hasta que las tomografías computarizadas revelaron fracturas maxilofaciales severas, con la nariz y parte del cráneo completamente desplazados.

“Sospechábamos que las heridas de Bella podrían ser de considerable gravedad, pero cuando vimos la tomografía computarizada nos quedamos asombrados, era como mirar un puzle”, señala Vallefuoco. Y es que mediante la tomografía los veterinarios comprobaron cómo, a raíz del golpe, algunos huesos del cráneo de la perra se habían fragmentado y amenazaban con causar graves problemas, por lo que decidieron extraerlos.

  • GALERIA

    Colocación de malla de titanio para la reconstrucción facial

  • GALERIA

    Instantánea tomada durante el desarrollo de la intervención quirúrgica

  • GALERIA

    Imagen de la operación de Bella

La operación duró 2 horas, en las que Vallefuoco y su equipo estabilizaron la mandíbula y el paladar de la perra con un marco de alambre interdental y resina dental, asegurándose de que sus dientes se alinearan nuevamente después de la cirugía. Posteriormente se usó una malla de titanio para estabilizar las fracturas y reconstruir la cara de Bella.

Por su parte, Vallefuoco había tratado otros casos anteriores utilizando una malla de titanio, pero solo para casos de cirugía oncológica o cerebral, siendo esta la primera vez que usó esta técnica en un caso de traumatismo en un perro.

Gracias a la rapidez con la que actuó el equipo veterinario, y a que no hubo complicaciones posteriores a la cirugía, la perra comenzó a ingerir alimento húmedo por sí sola a los dos días de ser intervenida, y fue dada de alta al poco tiempo.

En este sentido, desde el centro veterinario afirman que la recuperación de la perra, a la que han hecho un seguimiento, ha sido todo un éxito. Además, Vallefuoco ha expresado su intención de dar a conocer el caso completo mediante una publicación científica en un futuro.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.