JUEVES, 3 de diciembre 2020, actualizado a las 20:08

JUE, 3/12/2020 | 20:08

PROFESIONALES

Los veterinarios españoles informan mejor sobre leishmaniosis canina

Una encuesta realizada a 1.428 clínicas veterinarias españolas revela que los veterinarios están informando mejor a los propietarios sobre la leishmaniosis canina, lo que mejora el control de la zoonosis

En el estudio aseguran que la mejora en comunicación sobre leishmaniosis canina por parte de los veterinarios a los propietarios, se traduce en un mejor control de la zoonosis.
En el estudio aseguran que la mejora en comunicación sobre leishmaniosis canina por parte de los veterinarios a los propietarios, se traduce en un mejor control de la zoonosis.

Los veterinarios españoles informan mejor sobre leishmaniosis canina

Una encuesta realizada a 1.428 clínicas veterinarias españolas revela que los veterinarios están informando mejor a los propietarios sobre la leishmaniosis canina, lo que mejora el control de la zoonosis

Jorge Jiménez - 01-05-2020 - 12:05 H

En la segunda parte de un estudio desarrollado por veterinarios españoles, que tiene como autora a Guadalupe Miró, catedrática de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, se ha realizado una encuesta a 1.428 clínicas veterinarias en España para conocer datos sobre signos clínicos comunes, técnicas y exámenes complementarios utilizados para diagnosticar la leishmaniosis canina, y sobre sus medidas de monitoreo, tratamiento y control.

La leishmaniosis es una enfermedad causada por un parásito del género Leishmania, que se transmite a través de la picadura de un pequeño insecto y puede afectar a todas las razas, sin distinción de sexo ni edad, causando afecciones en la piel y, en los casos más graves, dolencias hepáticas y renales.

Para realizar las encuestas del estudio, los investigadores realizaron un cuestionario de 28 preguntas, y los datos fueron recopilados en una base de datos para su posterior análisis estadístico, tras el cual advierten una mejora por parte de los veterinarios españoles en la información que transmiten a los responsables de los animales de compañía sobre la zoonosis de la leishmaniosis.

Los cuestionarios completados fueron devueltos por 295 clínicas. En comparación con la situación en 2005, las respuestas indican que los signos clínicos de la leishmaniosis canina no han cambiado significativamente, siendo las lesiones cutáneas el signo más frecuente observado por los profesionales.

  • GALERIA

    Número de clínicas veterinarias encuestadas por provincias

Por otro lado, el estudio apunta que las técnicas serológicas cuantitativas se consideran un enfoque adecuado para el diagnóstico, siempre que sus resultados estén respaldados por los hallazgos de un examen físico completo, así como pruebas complementarias (conteo sanguíneo completo, perfil bioquímico, electroforetograma de proteínas plasmáticas y análisis de orina completos).

Asimismo, los investigadores señalan en el estudio que los protocolos de tratamiento y las revisiones siguen las recomendaciones internacionales.

Finalmente, explican que se está respaldando un enfoque multimodal para controlar adecuadamente la leishmaniosis canina, incluidas medidas preventivas como los controles serológicos anuales y la combinación de repelentes y vacunas.

Precisamente, la combinación de collares repelentes de 12 meses de duración con la vacuna LetiFend®, fue destacada como una estrategia de prevención efectiva contra la leishmaniosis canina por los expertos durante una jornada científica, que tuvo lugar en el Colegio Oficial de Médicos de la ciudad de Badajoz, enmarcada dentro de la ‘Semana de la lucha frente a la leishmaniosis’ y que contó con el apoyó de MSD Animal Health España y LETIPharma.

Esta prevención, según han señalado numerosos expertos, es doblemente importante puesto que la enfermedad es una zoonosis y podría ser transmitida de animales a humanos.

A este respecto, cabe destacar que en el estudio científico aseguran que “los veterinarios están informando mejor a los propietarios sobre la enfermedad, lo que se traduce en un mejor control de esta zoonosis”.

Asimismo, los investigadores destacan que el manejo clínico de la leishmaniosis canina ha experimentado recientemente cambios significativos debido a mejoras en el conocimiento clínico de la enfermedad, criterios internacionales más unificados, técnicas de diagnóstico mejoradas y su interpretación adecuada, así como una mayor conciencia de la posibilidad de que la enfermedad sea transmitida a los propietarios.

Estos datos son de especial relevancia teniendo en cuenta que el veterinario es una figura clave para evitar el contagio de esta enfermedad a las personas, promoviendo así una gestión One Health de esta afección.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.