LUNES, 17 de junio 2024

LUN, 17/6/2024

PROFESIONALES

Sanidad analiza el riesgo para España de la zoonosis de la fiebre de Lassa

Tras el aumento de la incidencia de la enfermedad en Nigeria, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias recuerda que hay muchas personas de origen nigeriano residiendo en España, aunque el riesgo es bajo

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.
Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Sanidad analiza el riesgo para España de la zoonosis de la fiebre de Lassa

Tras el aumento de la incidencia de la enfermedad en Nigeria, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias recuerda que hay muchas personas de origen nigeriano residiendo en España, aunque el riesgo es bajo

Francisco Ramón López - 11-05-2023 - 11:31 H - min.

En los últimos meses, Nigeria ha experimentado un aumento (entre un 20% y un 60% con respecto a la incidencia de los últimos años) en la incidencia semanal de casos de fiebre Lassa, una enfermedad zoonósica cuyo principal reservorio son los roedores.

Ante esta situación, el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad ha lanzado un informe en el que evalúa el riesgo que puede suponer para España esta enfermedad.

“La relación de España con Nigeria es importante, tanto por la presencia de un gran número de personas de origen nigeriano residiendo en España, como por la existencia de relaciones económicas y comerciales”, apuntan desde Sanidad.

No obstante, señalan que, en la situación actual, el riesgo de exposición para los ciudadanos españoles que viajen a las zonas afectadas de Nigeria se considera bajo, siempre que se sigan las recomendaciones y medidas de prevención y control.

En zonas afectadas, el mayor riesgo es para los viajeros que visiten a sus familiares en las áreas rurales, así como para los trabajadores sanitarios que colaboren en la respuesta al evento.

“Por otro lado, la probabilidad de introducción de la enfermedad en España a partir de un caso importado y la posibilidad de que se produzca transmisión secundaria es muy baja, debido a la existencia de mecanismos eficaces para la detección temprana de casos y la implementación de medidas de control”, indican.

Por todo ello, explican que el impacto al de la enfermedad es muy bajo debido a la posibilidad del manejo de los casos en unidades de aislamiento de alto nivel. “En conjunto, el riesgo en general para la población española se considera muy bajo”, apuntan.

LA FIEBRE DE LASSA: UNA ENFERMEDAD HEMORRÁGICA TRANSMITIDA POR ROEDORES

La fiebre de Lassa es una enfermedad hemorrágica de carácter zoonósico causada por el virus Lassa mammarenavirus, un Arenavirus ARNmonocatenario. El principal reservorio del virus son roedores del género Mastomys, o “rata común africana”, endémica en las zonas afectadas por esta enfermedad.

Estos animales no enferman, pero pueden transmitir el virus durante toda su vida al excretarlo por la orina, heces y otras secreciones pudiendo contaminar los hogares y sus alrededores, y los productos y alimentos almacenados en condiciones higiénicas subóptimas. “Estos roedores pueden invadir los hogares durante la época seca en búsqueda de comida, aunque también son cazados y consumidos como alimento”, apuntan desde el Ministerio.

La transmisión del virus Lassa a los humanos, explican, ocurre frecuentemente a través de la contaminación de la piel lesionada o las membranas mucosas por contacto directo o indirecto con las excretas del roedor infectado a través de la exposición a las superficies, alimentos o agua contaminados.

También, se puede producir la transmisión por la inhalación del virus vehiculado en pequeñas partículas de aire contaminado con las secreciones de estos roedores. La transmisión también es posible cuando los roedores son consumidos como alimento.

Pero recuerdan que el contacto directo con roedores infectados o sus secreciones no es la única forma de transmisión, pues la transmisión entre personas puede producirse a través de la exposición a sangre, tejidos, secreciones o excreciones de un paciente infectado por el virus Lassa, tal y como sucedió en Sierra Leona en 2019 cuando dos profesionales sanitarios alemanes se infectaron mientras realizaban una cirugía a dos pacientes locales.

La transmisión sexual entre humanos también es posible, y puede producirse debido a la capacidad el virus de permanecer en el semen durante tres meses o más desde el alta hospitalaria. El contacto esporádico, incluyendo el de piel con piel sin intercambio de secreciones, no transmite el virus.

“Aunque se trata de una enfermedad zoonósica y la tasa de transmisión humano-humano es baja, la magnitud del evento, la capacidad reducida del país para controlarlo, las relaciones económicas entre España y Nigeria, incluyendo el número de personas viajeras y el número de personas de origen nigeriano que residen en España hace que sea necesario evaluar el riesgo de introducción y transmisión de la enfermedad en nuestro país”, concluyen.

VOLVER ARRIBA