LUNES, 23 de septiembre 2019, actualizado a las 22:07

LUN, 23/9/2019 | 22:07

PROFESIONALES

“Con más cordura veterinaria en la crisis todo habría ido mejor”

El decano de la Facultad de Veterinaria de la UCM ha reivindicado el papel de la profesión veterinaria en la gestión de crisis alimentarias y su reconocimiento como profesión sanitaria durante unas jornadas sobre listeriosis

GALERIA
Pedro Luis Lorenzo, decano de la Facultad de Veterinaria de la UCM; Joaquín Goyache, rector de la UCM y Emma Sánchez, subdirectora general de Higiene y Seguridad Alimentaria de la Comunidad de Madrid.

“Con más cordura veterinaria en la crisis todo habría ido mejor”

El decano de la Facultad de Veterinaria de la UCM ha reivindicado el papel de la profesión veterinaria en la gestión de crisis alimentarias y su reconocimiento como profesión sanitaria durante unas jornadas sobre listeriosis

Francisco Ramón López - 04-09-2019 - 21:20 H

Este miércoles  4 de septiembre ha tenido lugar en el salón de actos de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) las II Jornadas Formativas de Salud Pública organizadas por el sindicato CSIT Unión Profesional, que este año, con motivo de la reciente crisis, han estado dedicadas a la listeriosis.

La expectación por este asunto muy seguido por los medios se ha podido comprobar en la asistencia al evento, pues el salón de actos se ha llenado al completo hasta el punto de que han tenido que añadir algunas sillas extra e incluso algunas personas han tenido que permanecer de pie.

El sindicato de técnicos de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, integrado en CSIT y su secretario general, Secundino Ortuño, veterinario de profesión, junto a sus compañeros, han sido los encargados de organizar estas jornadas.

En general, el acto ha estado prácticamente copado por veterinarios, desde los dos encargados de inaugurarlo: el decano de la Facultad de Veterinaria de la UCM, Pedro Luis Lorenzo y el rector de la universidad, Joaquín Goyache.

También Emma Sánchez, subdirectora general de Higiene y Seguridad Alimentaria de la Comunidad de Madrid, que ha ido dando paso a los ponentes, tres de cuatro veterinarios.

De hecho, el decano de la facultad y anfitrión ha aprovechado la ocasión para reivindicar una vez más el papel de los veterinarios y técnicos de salud pública en general, que ha afirmado que tienen que ser considerados como profesionales sanitarios.

“Si hubiera habido un poco más de cordura veterinaria en la gestión de esta crisis todo habría ido mucho mejor”, ha asegurado, y ha pedido también que haya más y mejores controles para que este tipo de crisis no se vuelvan a producir.

Goyache, por su parte, ha agradecido al sindicato la rapidez a la hora de organizar las jornadas, pues la fecha ha sido “un acierto”. “No se ha podido reaccionar más rápido”, ha manifestado, y ha celebrado que las instalaciones de la Facultad “se hayan quedado pequeñas” debido al interés suscitado.

Asimismo, ha manifestado que la elección de la Facultad ha sido especialmente acertada, pues el Centro de Vigilancia Sanitaria Veterinaria (Visavet) ha sido pionero en el estudio de la listeria, precisamente gracias a investigadores como uno de los ponentes, el catedrático de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de Madrid, Lucas Domínguez, que fue uno de los fundadores de este centro.

LA EXPOSICIÓN A LA LISTERIA ES FRECUENTE PERO SU INCIDENCIA BAJA

Domínguez ha explicado durante su intervención que la exposición de las personas a la listeria es "frecuente" pero su incidencia en la salud es "muy baja" ya que su potencia patógena depende de circunstancias como el tipo de cepa, la dosis ingerida o la salud del infectado.

Así, si bien muchas personas entrarán en contacto con listeria, esta estará o bien en dosis demasiado pequeñas o, de hacerlo, no requerirá asistencia sanitaria y la superará sin problemas (la mayor parte de las veces se desarrolla de manera asintomática o con cuadros de gastroenteritis).

"Es una bacteria que la tenemos ahí, que estamos en contacto con ella y la mayoría de nosotros no tiene problemas", ha insistido y ha explicado que no se dan más casos porque para que esto ocurra se tienen que sumar una serie de casualidades para que se genere la enfermedad.

Que la dosis sea muy alta, que la población sea de riesgo —niños, ancianos embarazadas y personas inmunodeprimidas—, que la cepa sea hipervirulenta, que el alimento sea adecuado y por último que “alguien haga algo mal” y haya “algo de mala suerte”.

“Si, por ejemplo, en vez de en Sevilla hubiera sido en burgos a 2 grados en invierno y sin vacaciones no habría sido tan grave”, ha indicado el experto para ejemplificar el número de factores que tienen que concurrir para que se desarrolle un brote de estas características, ya que a bajas temperaturas, probablemente, no se habría desarrollado en tanta cantidad.

LOS ALIMENTOS LISTOS PARA CONSUMIR, LOS MÁS PELIGROSOS

La segunda ponente ha sido la jefa del área de Higiene Alimentaria de la Comunidad de Madrid, Silvia Íñigo, también veterinaria, que ha recordado, que son las empresas alimentarias las responsables de su seguridad alimentaria, independientemente de los controles oficiales a las que se someten.

En su intervención ha hecho un repaso de aspectos normativos como el paquete de higiene que cada compañía tiene que implantar, el estudio de la vida útil de los alimentos o el funcionamiento de las redes de alertas, así como los alimentos más proclives a desarrollar listeria.

Algunos de estos alimentos nombrados han sido las carnes procesadas, los quesos frescos, todo tipo de ahumados, la leche, los vegetales y los pescados. Aunque ha insistido en que el aumento de casos de listeriosis puede estar relacionado con el cada vez mayor consumo de alimentos listos para consumir que no tienen que ser cocinados, el que es el proceso más efectivo para eliminar la bacteria.

El encuentro también ha contado con la participación de la directora del Laboratorio regional de Salud Pública de la Comunidad de Madrid, Mar Carretero, la tercera veterinaria ponente, quien ha detallado los protocolos analíticos que se aplican a las muestras para detectar patógenos como la listeria.

Por su parte, el secretario de la Asociación de Médicos Facultativos de Madrid, José María Molero, ha recordado las características clínicas de la listeriosis y cómo suele afectar a las personas, dando datos sobre su mortalidad, que ronda del 15 al 20% cuando se producen los cuadros más graves de listeriosis invasiva.

  • GALERIA

    Lleno absoluto del salón de actos de la Facultad de Veterinaria de la UCM

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.