DOMINGO, 22 de mayo 2022, actualizado a las 0:53

DOM, 22/5/2022 | 0:53

PROFESIONALES

Españoles identifican por primera vez en delfines un patógeno causante de infecciones en humanos

Encuentran dos patógenos bacterianos del género Nocardia en 5 delfines, uno nunca había sido asociado como causante de enfermedad en cetáceos, y el otro es la primera vez que se localiza en estas especies en libertad

El estudio se ha desarrollado en delfines listados y mulares.
El estudio se ha desarrollado en delfines listados y mulares.

Españoles identifican por primera vez en delfines un patógeno causante de infecciones en humanos

Encuentran dos patógenos bacterianos del género Nocardia en 5 delfines, uno nunca había sido asociado como causante de enfermedad en cetáceos, y el otro es la primera vez que se localiza en estas especies en libertad

Redacción - 20-04-2022 - 09:30 H - min.

Un estudio liderado por el Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC), en el que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) ha identificado dos patógenos bacterianos causantes del fallecimiento de cinco delfines de vida libre varados en las costas atlánticas y mediterráneas. 

El estudio, publicado en Animals, se ha llevado a cabo con cuatro delfines listados (Stenella coerulealba) y uno mular, más conocido como nariz de botella (Tursiops truncatus). Tres de los delfines listados vararon en las costas de Almería, Cádiz, y Málaga; el cuarto en Fuerteventura y el delfín mular en Gran Canaria. 

“Todos los animales presentaban lesiones supurativas a piogranulomatosas y tromboembólicas en dos o más órganos. Los análisis microbiológicos que realizamos permitieron la identificación de dos patógenos bacterianos incluidos en el género Nocardia: Nocardia otitidiscaviarum y Nocardia farcinica”, señala Ana Isabel Vela, Catedrática de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la UCM.

El primero, Nocardia otitidiscaviarum, es un microorganismo causante de infecciones sistémicas, cutáneas y pulmonares en la especie humana, concretamente en individuos inmunocomprometidos, y nunca se había asociado a enfermedades en cetáceos.  

En cuanto a la segunda bacteria, Nocardia farcinica, ya se había descrito en otras especies acuáticas (entre ellas cetáceos en cautividad) pero esta es la primera vez que se identifica en delfines en libertad. 

El incremento que en algunas ocasiones se observa de animales varados, bien vivos o muertos preocupa a la comunidad científica. Algunas de estas las muertes son asociadas a causas naturales, otras a la acción del hombre y unas terceras están asociadas a una patología determinada.

“Existe un desconocimiento de las enfermedades que afectan a este tipo de animales por dos motivos: la amplia diversidad de especies acuáticas y lo complejo que es investigar patologías en animales de vida libre”, apunta Vela.

El equipo de la ULPGC, liderado por Antonio Fernández, es el centro de referencia de la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE) en Sanidad de estas especies y colabora con la UCM en la investigación microbiológica, liderada por Vela, lo que aporta “valiosos datos y ayuda a comprender las causas de la muerte relacionadas con patógenos, algunos zoonósicos, en estos animales marinos”, incluyendo, por tanto, la visión multidisciplinar de ‘One Health’ (una sola salud), concluyen los científicos.

VOLVER ARRIBA