MIÉRCOLES, 5 de agosto 2020, actualizado a la 1:14

MIÉ, 5/8/2020 | 1:14

PROFESIONALES

Coronavirus y veterinarios: ¿Qué hacer para mantener la salud mental?

Lanzan un documento con diez consejos para que los veterinarios mantengan su salud y bienestar mental durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus Covid-19

El primer paso para mantener la salud mental es reducir la preocupación y la angustia.
El primer paso para mantener la salud mental es reducir la preocupación y la angustia.

Coronavirus y veterinarios: ¿Qué hacer para mantener la salud mental?

Lanzan un documento con diez consejos para que los veterinarios mantengan su salud y bienestar mental durante el confinamiento por la pandemia del coronavirus Covid-19

Redacción - 06-04-2020 - 17:52 H

El brote global de COVID-19, enfermedad causada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2,  está teniendo un profundo impacto, también entre los que pertenecen a la profesión veterinaria.

En España, tras la declaración del estado de Alarma, se ha confinado a la población en sus hogares y el distanciamiento social plantea grandes desafíos para la profesión veterinaria y los veterinarios, así como para sus clientes. Con esta incertidumbre, restricción y cambios, se presentan desafíos para la salud mental.

Por ello, la Federación de Veterinarios de Europa (FVE) y la Federación Europea de Asociaciones Veterinarias de Animales de Compañía (Fecava) han emitido un documento con diez consejos para mantener la salud mental, elaborado por Rosie Allister.

El primero de ellos, consiste en reducir la preocupación y la ansiedad en la medida de lo posible. Por ello, recomiendan minimizar la lectura, así como visionar o escuchar, noticias que causen angustia. En este sentido, aconsejan buscar información actualizada solo una o dos veces, en momentos específicos durante el día, de una fuente fiable. Debido a esto, hay que intentar evitar las constantes actualizaciones que puedan aumentar la ansiedad y la angustia.

Mantener el contacto social es el segundo consejo. Estar socialmente conectado con las personas es clave para la salud mental, explican, y hay que tratar de mantener y estructurar un contacto regular con los seres queridos por teléfono, videollamadas, redes sociales y otras formas posibles dentro de las restricciones.

En tercer lugar, explican que es conveniente mantener una rutina. En las últimas semanas, muchas clínicas veterinarias y entornos de trabajo han cambiado rápidamente sus rutinas de trabajo y muchos profesionales pasan más tiempo trabajando solos. Por ello, recomiendan mantener los horarios normales, una rutina incluso si es una adaptada y mantenerse en contacto con las personas.

El autocuidado y descansar y dormir lo suficiente es el cuarto consejo para mantener el bienestar y la salud mental. “El descanso, el sueño, la nutrición y la hidratación son más importantes que nunca” remarca la experta, y señala que hay que priorizar el sueño y el descanso.

En quinto lugar, recomiendan vivir saludablemente y concentrarse en lo que se puede controlar. Por ello, hay que intentar moverse o seguir haciendo algo de ejercicio a diario. El ejercicio libera químicos importantes para su salud mental. Además, aconsejan comer sano e identificar aspectos de la vida y el trabajo que se puedan controlar, incluso si es poco, enfocarse cada día en ellos.

Cuidar del personal es la sexta recomendación. Para ello hay que hacer hincapié en un sentido de seguridad y solidaridad en el equipo y apoyar la seguridad del personal a través de los recursos, equipos y protecciones adecuados.

También recomiendan mantener al personal actualizado con boletines regulares, pero esperar a tomar decisiones donde pueda comunicarse con claridad; planificar pequeños informes regulares para el personal que trabaja de forma remota; y mantenerse en contacto regular y promover el apoyo de los pares.

En séptimo lugar, hay que tener en cuenta las circunstancias. Aunque el equipo se enfrenta junto a la situación, las personas también tienen sus propios desafíos en sus situaciones únicas con vulnerabilidades de salud, inseguridad financiera, aislamiento y experiencias previas de adversidad. “Esté atento a sus colegas, ofrezca apoyo y, si tiene dificultades, no dude en llamar y pedir ayuda. No estás solo”, recalca el documento.

Los desafíos financieros constituyen el octavo consejo. Este es un momento financieramente difícil para la mayoría de los veterinarios. Las visitas de los clientes a menudo se han reducido enormemente, y muchos propietarios de consultorios tienen preocupaciones sobre cómo seguirán ejecutando su consultorio y su personal. Por ello, es importante hablar sobre inquietudes y preocupaciones como esta y no guardarlas para uno mismo.

El noveno consejo hace referencia a centrarse en la contribución y el significado. Los veterinarios quieren ayudar y algunos pueden experimentar la frustración de tener un conocimiento clínico pero de no poder estar en la primera línea clínica en emergencias sanitarias.

Mantener el significado cotidiano en las funciones puede ser desafiante, a veces, pero es vital. De hecho, mantener la producción de alimentos y apoyar la vida de las personas que dependen de sus animales es vital en momentos de problemas. Los animales también brindan alegría, consuelo y razones a las personas para continuar, “y todos tenemos un papel”, afirma el documento

El último consejo se basa en el hecho de que los veterinarios son más fuertes unidos. “En el mundo veterinario, nos hemos enfrentado a muchos brotes de enfermedades antes, con todos los desafíos y dificultades asociados. Sin embargo, también aprendimos de brotes anteriores que somos una profesión fuerte y resistente que se adapta en tiempos de dificultad, y que somos más fuertes cuando trabajamos juntos y nos apoyamos mutuamente”, concluye la experta.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.