DOMINGO, 22 de mayo 2022, actualizado a las 0:25

DOM, 22/5/2022 | 0:25

PROFESIONALES

Cómo tener en cuenta la calidad de vida en los tratamientos veterinarios de perros y gatos

Un análisis comparativo establece un punto de referencia para el desarrollo y validación de futuras herramientas que sirvan en distintos tratamientos

Una investigación ha comparado y analizado los principales factores que determinan la calidad de vida en perros y gatos.
Una investigación ha comparado y analizado los principales factores que determinan la calidad de vida en perros y gatos.

Cómo tener en cuenta la calidad de vida en los tratamientos veterinarios de perros y gatos

Un análisis comparativo establece un punto de referencia para el desarrollo y validación de futuras herramientas que sirvan en distintos tratamientos

Juan León G. - 25-02-2022 - 14:00 H - min.

Uno de los puntos que quizá preocupe más a los veterinarios es el de garantizar la calidad de vida de sus pacientes. En este caso, en perros y gatos un estudio ha enumerado algunos de los factores que determinan la calidad de vida (QoL, por sus siglas en inglés) de estos animales, que pueden servir de guía para profesionales y propietarios.

Aunque los investigadores reconocen que en la actualidad “no se dispone de directrices específicas” para el diseño y la evaluación de las herramientas, indican que el principal objetivo es sentar las bases para proporcionar un punto de referencia para su desarrollo y validación en el futuro.

Entre los puntos analizados en este estudio comparativo que ha analizado hasta 82 publicaciones al respecto, hay parámetros como nivel de actividad, deseo de interacción y apetito.  En lo que atañe solo a gatos, identifican otros como el estado de ánimo y el aseo.

“La evaluación de la QoL en los animales de compañía es un aspecto esencial de la medicina veterinaria que ayuda a guiar las decisiones de tratamiento y garantiza un bienestar animal óptimo”, argumenta la autora del documento, Annabelle E. Fulmer, veterinaria del Hospital Veterinario de Maroubra, en Sydney (Australia).

De esta forma, explican, veterinarios y propietarios de mascotas pueden utilizar herramientas de evaluación de la calidad de vida específicas para cada enfermedad, o bien genéricas, para medir la calidad de vida de un animal individual.

Y es que la evaluación de la QoL es un aspecto “importante” de la medicina veterinaria, señalan las investigadoras. Y más cuando en la actualidad no existen directrices veterinarias para la investigación y el desarrollo de estas herramientas, lo que limita su alcance en entornos clínicos.

Como recuerda Fulmer, esta parte de la veterinaria es de suma importancia ya que a lo largo de la vida de un animal, “pueden surgir diversos problemas de salud y afecciones médicas” que requieren un tratamiento adecuado o cuidados paliativos en caso necesario. Dichas decisiones médicas deberían basarse en el bienestar óptimo del animal, teniendo en cuenta entre ellas la calidad de vida.

Por último, la investigadora enfatiza la necesidad de una mayor consistencia en la metodología de presentación de informes y la validación estadística, además de resaltar aspectos potencialmente valiosos de la QoL en perros y gatos.

EL BIENESTAR ANIMAL EN LA CLÍNICA, UNA TENDENCIA AL ALZA

La tendencia a tratar cada vez mejor a los animales no cesa de avanzar, y fruto de esto se han producido recientes avances sociales como la ley para que los animales dejen de ser cosas. Pero esta tendencia al alza por el bienestar animal existe desde hace tiempo en los centros veterinarios, que se afanan en incorporar las últimas técnicas y mobiliario que hagan que la estancia del animal sea lo más llevadera posible.

La intención es mejorar su servicio, pues los propietarios también están cada vez más concienciados. En este contexto, B. Braun Vetcare ha lanzado una gama para mejorar la hospitalización de los pacientes.

El objetivo es aportar mayor comodidad y bienestar a los animales hospitalizados, ya que su bienestar está íntimamente relacionado con el estrés, el miedo y el dolor. Y es que los pacientes hospitalizados pueden sufrir altos niveles de ansiedad, miedo y estrés.

Por ello, desde la compañía defienden que es muy importante que el veterinario sepa identificar las señales de estrés y miedo para procurarles bienestar durante la consulta y la hospitalización.

VOLVER ARRIBA