JUEVES, 7 de julio 2022, actualizado a las 4:38

JUE, 7/7/2022 | 4:38

POLÍTICA

España vive un momento histórico: Los animales dejan de ser 'cosas'

El Congreso ha aprobado definitivamente la proposición de ley sobre el régimen jurídico de los animales, que supone su reconocimiento como seres sintientes

Congreso de los Diputados.
Congreso de los Diputados.

España vive un momento histórico: Los animales dejan de ser 'cosas'

El Congreso ha aprobado definitivamente la proposición de ley sobre el régimen jurídico de los animales, que supone su reconocimiento como seres sintientes

Francisco Ramón López - 02-12-2021 - 13:18 H - min.

Este jueves 2 de diciembre, España ha vivido un momento histórico, pues se ha aprobado definitivamente en el Congreso de los Diputados la Proposición de Ley de modificación del Código Civil, la Ley Hipotecaria y la Ley de Enjuiciamiento Civil, sobre el régimen jurídico de los animales, lo que sitúa a España en línea con los países del entorno europeo en esta materia.

De hecho, asociaciones del ámbito de la protección animal, como la de Operadores Jurídicos por los Animales (Intercids) o la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales (APDDA), ya habían emitido a lo largo de la jornada, incluso antes de la votación, comunicados celebrando este paso.

Esta iniciativa reconoce a los animales como “seres sintientes” y “dotados de sensibilidad” e introduce reformas en distintos procesos judiciales, como los divorcios, los desahucios o los testamentos para que se les deje de considerar ‘cosas’.

Así, incluye reformas en el Código Civil, para adecuarlo “a la verdadera naturaleza de los animales” y a la convivencia “entre estos y los seres humanos”, para lo que se introducen en las normas relativas a las crisis matrimoniales preceptos destinados a concretar el régimen de convivencia y cuidado de los animales de compañía.

La proposición de ley modifica también la Ley Hipotecaria, en la que se introduce un nuevo apartado en el artículo 111, estableciendo que la hipoteca no comprenderá a “los animales colocados o destinados en una finca dedicada a la explotación ganaderaindustrial o de recreo”, no cabiendo “pacto de extensión de la hipoteca a los animales de compañía”.

Durante el Pleno se han debatido las enmiendas del Senado, el último debate de esta proposición y el paso final para que se convierta en Ley, culminando así su tramitación parlamentaria. Ahora, tras su aprobación, y la inclusión de las enmiendas aprobadas, solo queda por delante un proceso formal, en el que el Congreso la remitirá al presidente del Gobierno para su posterior sanción y promulgación por el rey y su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

La tramitación se inició en abril y recibió el apoyo de todo el arco parlamentario del Congreso, a excepción de Vox. Sin embargo, este consenso se perdió a lo largo de su recorrido legislativo en la cámara baja, y el Partido Popular —que fue uno de los partidos que impulsó el proyecto en la anterior legislatura— votó en contra del texto final que se remitió al Senado. Finalmente, tras la revisión de la proposición en la cámara alta, el Partido Popular acordó abstenerse en la votación.

EL LARGO CAMINO PARA RECONOCER A LOS ANIMALES COMO SERES SINTIENTES

Durante los discursos, el parlamentario de Ciudadanos Guillermo Díaz, que propuso esta reforma en febrero de 2017, ha recordado todo el largo camino que ha requerido llegar hasta este punto, en el que se va a “finiquitar” finalmente el proceso de tramitación.

Y es que, Díaz ha recordado que ya se intentó sacar adelante esta reforma, propuesta por su partido, y que impulsó el PP, pero decayó por la moción de censura. “No pudo ser en el primer intento”, ha lamentado, pero ha agradecido los esfuerzos de todos los partidos para que esta vez sí haya sido posible.

Juan Antonio López de Uralde, de Unidas Podemos, ha considerado este debate como un “buen día para el país”, una “victoria moral” y un “paso adelante muy significativo”, y ha pedido al PP que vuelva a unirse al consenso de la cámara y no se deje “arrastrar” por la posición de Vox.

Precisamente desde Vox, Ángel López Maraver ha insistido en calificar la proposición de “insensatez” y “disparate” y una concesión que “abre las puertas al animalismo”. En esta línea, ha considerado la reforma legal “peligrosa”, pues intenta reconocer “derechos imposibles” para los animales en los que se compara “a un perro con un hijo”. Asimismo, ha advertido también de los peligros de la inminente Ley de Protección Animal.

Desde el PP, María Teresa Angulo ha vuelto exponer la posición de su partido, defendiendo que el texto cambió mucho durante su tramitación en el Congreso y llegaba a equiparar a animales de compañía con menores, complicando los procesos de divorcio, algo que considera que puede terminar perjudicando a los hijos.

Por este desacuerdo, la diputada ha manifestado que su “satisfacción no es completa”, pues defiende que se contribuye a “judicializar y aumentar la conflictividad”, “arreglando un problema, pero creando otro”.

Sandra Guaita, diputada del PSOE, que ha sido la encargada de defender la proposición, ha considerado las críticas de la oposición “demagógicas”, y ha insistido en que la reforma ha avanzado apoyada en una “amplia mayoría” y es “fruto del consenso político” y del acuerdo.

Asimismo, ha recordado que la primera vez que esta propuesta llegó al Congreso fue con una Iniciativa Legislativa Popular en 2015 que contó con más de 500.000 firmas, y ha celebrado que vaya a primar la “empatía y el respeto” a los animales, que a partir de este momento no podrán ser hipotecados, abandonados, incluidos en los testamentos, ni ser usados como “una herramienta más” de la violencia de género.

VOLVER ARRIBA