VIERNES, 7 de agosto 2020, actualizado a las 7:51

VIE, 7/8/2020 | 7:51

POLÍTICA

Piden al Gobierno que alivie los impuestos de actividades veterinarias

La patronal del sector veterinario CEVE solicita al Gobierno que exonere un trimestre de IRPF y Seguridad Social a las actividades veterinarias por el impacto del coronavirus Covid-19

Delia Saleno, presidenta de CEVE.
Delia Saleno, presidenta de CEVE.

Piden al Gobierno que alivie los impuestos de actividades veterinarias

La patronal del sector veterinario CEVE solicita al Gobierno que exonere un trimestre de IRPF y Seguridad Social a las actividades veterinarias por el impacto del coronavirus Covid-19

Redacción - 20-04-2020 - 11:30 H

La Confederación Empresarial Veterinaria Española (CEVE), patronal del sector veterinario, por medio de sus comisiones técnicas permanentes y también de la creada específicamente para gestionar la crisis del coronavirus, intercambia constantemente información con las clínicas pertenecientes a las asociaciones que integran CEVE, así como con la CEOE y los sindicatos mayoritarios, y además, recaba y analiza toda la información disponible, para con todo ello hacerse una composición de la situación del sector y poner en marcha las actuaciones pertinentes.

A nivel económico, para los analistas de CEVE es "evidente que existe un impacto muy claro en la situación financiera de gran parte de las empresas veterinarias, que amenaza la estabilidad de numerosos empleos e incluso la viabilidad de algunas de ellas".

Esta contracción consideran que está relacionada con numerosos factores, entre ellos: la inhibición de la demanda debido a la situación de confinamiento de las familias, las restricciones de personal y horario que se han arbitrado con el fin de minorar los riesgos de exposición para el personal, la imposibilidad de conseguir EPI adecuados, la cesión de fungibles y equipamientos para la medicina humana, que en muchos casos ha obligado a recortar la cartera de servicios, o la demora voluntaria –o bien la atención telefónica– para servicios menores, “que en un ejercicio de responsabilidad se ha decidido llevar a cabo en la generalidad del sector”.

"Las empresas veterinarias, en la inmensa mayoría de los casos, tienen como principal gasto operativo los costes laborales y no están estructuradas para poder actuar de manera flexible ante un descenso de la facturación súbito, importante y sostenido, como está sucediendo en gran parte de ellas", apuntan.

Asimismo, señalan que las medidas de flexibilidad propuestas por el gobierno –EREs, ERTEs– "no han sido la solución necesaria y suficiente" para muchos de los centros, que han tenido reducciones de facturación suficientemente importantes como para desestabilizarlos económicamente, pero que no pueden prescindir de su personal.

Así pues, con el convencimiento de que la preservación del empleo y de las propias empresas es finalmente más conveniente social y económicamente para el estado, CEVE ha informado de esta situación al Gobierno de España y al tiempo ha elevado la solicitud de que se exonere a las actividades veterinarias de las cuotas de la Seguridad Social (SS) y del Impuesto sobre la renta de las Personas Físicas (IRPF) durante un trimestre. Estas medidas, a criterio de CEVE, supondrían un desahogo clave que permitiría la conservación de un número de puestos de trabajo relevante en el sector.

VOLVER ARRIBA
Uso de Cookies Cerrar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.