SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

MASCOTAS

Los propietarios perciben más emociones en sus mascotas de lo que se pensaba

Los propietarios identifican un catálogo de emociones en sus animales de compañía más amplio de lo documentado previamente y perciben más emociones en perros que en gatos

Los resultados de un estudio sugieren un posible sesgo de especie a la hora de identificar las emociones de perros y gatos.
Los resultados de un estudio sugieren un posible sesgo de especie a la hora de identificar las emociones de perros y gatos.

Los propietarios perciben más emociones en sus mascotas de lo que se pensaba

Los propietarios identifican un catálogo de emociones en sus animales de compañía más amplio de lo documentado previamente y perciben más emociones en perros que en gatos

Redacción - 10-07-2023 - 12:00 H - min.

Un equipo de científicos especializados en neurociencia cognitiva y comportamiento animal ha descubierto que los propietarios de perros y gatos perciben diversos estados emocionales en sus animales, que van de lo simple a lo complejo.

Para llevar a cabo su estudio, el equipo de la Universidad de Lincoln (Reino Unido) encuestó a más de 400 titulares de perros y gatos para evaluar el espectro de estados y características de comportamiento que percibían en sus mascotas.

El cuestionario incluía seis emociones simples (ira, asco, miedo, alegría, tristeza y sorpresa) y 16 complejas (diversión, ansiedad, aburrimiento, confusión, curiosidad/interés, decepción, vergüenza, empatía, frustración, pena, culpa/vergüenza, celos, amor/afecto, dolor, anticipación positiva y orgullo).

Los resultados confirmaron que los propietarios observaron un catálogo de emociones mucho más amplio de lo que se había documentado hasta entonces, y que los hogares con perros y gatos registraron emociones secundarias en los perros a un ritmo más alto.

Desde la Universidad de Lincoln destacan que, dado que las terapias asistidas con animales siguen ganando popularidad en la promoción de la salud mental y el bienestar de los seres humanos, identificar correctamente el estado emocional de un animal es clave para el éxito general de las interacciones entre humanos y animales, señalan.

“La investigación científica en este campo se encuentra aún en sus primeras fases, por lo que los propietarios de animales de compañía son actualmente una de las fuentes de información más fiables debido a la cantidad de tiempo que pasan con sus animales”, explican.

Daniel Mills, catedrático de Medicina Veterinaria del Comportamiento en Lincoln, afirma que "evaluar las impresiones de los propietarios sobre las emociones de los animales de compañía es una parte importante de la comprensión de las interacciones entre humanos y animales".

"Pueden surgir problemas si un propietario interpreta erróneamente el estado emocional de su mascota; su percepción puede no coincidir con la realidad. Por ejemplo, si un propietario atribuye la culpa como una emoción en su mascota a través de la expresión facial y las señales de comportamiento tras un episodio de mal comportamiento, puede considerar necesario reprenderla", remarca.

Kun Guo, catedrático de Neurociencia Cognitiva de la Universidad, recuerda que "la emoción animal está en la frontera de nuestra investigación. Como no pueden hablar, la importancia de documentar las valoraciones de los propietarios es el primer paso para poder identificar realmente las emociones internas de nuestros animales de compañía."

Por su parte, Olivia Pickersgill, licenciada en Lincoln y directora de unidad en el Instituto Científico Waltham Petcare de Leicestershire, considera que, a pesar de que la interpretación de las emociones de los animales por parte de los propietarios es una fuente de datos fundamental, no está exenta de fallos.

"Nuestra investigación pone de relieve que vemos a perros y gatos de forma muy diferente en lo que respecta a las emociones, lo que sugiere un posible sesgo de especie, que podría resultar problemático para nuestras mascotas", concluye.

Porcentaje de participantes informando de emociones individuales en perros (azul) y gatos (amarillo)

LA CRECIENTE IMPORTANCIA DE LAS TERAPIAS CON ANIMALES

Tal y como señala la investigación, las terapias asistidas con animales cobran cada vez más fuerza en el cuidado de la salud mental y el bienestar de las personas, e identificar el estado emocional de los animales es fundamental para garantizar su éxito.

Afortunadamente existen asociaciones que se han especializado en estas intervenciones y que reciben apoyos del sector de la salud animal. Un claro ejemplo es la marca de alimentación para perros y gatos Acana, distribuida por Masale, que recientemente comenzaba una colaboración con Perros Azules en el Hospital Gregorio Marañón.

La iniciativa ‘Cuenta conmigo’ apoyada por Acana tiene como objetivo ayudar a través de terapias asistidas con perros a niños y adolescentes ingresados en la Unidad de Psiquiatría del hospital.

Una muestra de cómo las intervenciones asistidas con animales reportan grandes beneficios a personas con problemas de salud mental y como se crea un fuerte vínculo entre los animales y los seres humanos con los que tienen trato.

VOLVER ARRIBA