SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

MASCOTAS

Pautas para reducir el riesgo de cáncer en los perros

Los expertos veterinarios del American Kennel Club ofrecen algunos consejos para minimizar todo lo posible el riesgo de que un perro desarrolle cáncer

Algunos productos químicos para el cuidado del césped están relacionados con un incremento del riesgo de cáncer de vejiga en los perros.
Algunos productos químicos para el cuidado del césped están relacionados con un incremento del riesgo de cáncer de vejiga en los perros.

Pautas para reducir el riesgo de cáncer en los perros

Los expertos veterinarios del American Kennel Club ofrecen algunos consejos para minimizar todo lo posible el riesgo de que un perro desarrolle cáncer

Redacción - 04-02-2023 - 09:20 H - min.

Cada año, se realizan aproximadamente seis millones de nuevos diagnósticos de cáncer en perros, según el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos. De hecho, se estima que uno de cada cuatro perros desarrollará cáncer en su vida y esta probabilidad en perros mayores de 10 años llega a casi la mitad, siendo la principal causa de muerte en perros de mediana edad.

“Aunque tenemos poco control sobre algunos de los factores de riesgo de cáncer en los perros, como las predisposiciones genéticas o los sistemas inmunológicos debilitados de los perros mayores, hay medidas que los propietarios de perros pueden tomar para reducir la posibilidad de que desarrollen ciertos tipos de cáncer”, asegura Jerry Klein, director veterinario del American Kennel Club (AKC).

Una forma de minimizar los riesgos de cáncer canino es mantener al perro en forma y saludable. “No existe una receta mágica para prevenir el cáncer, pero una dieta equilibrada proporciona a tu perro todos sus requerimientos nutricionales y contribuye a la capacidad de tu mascota para combatir el cáncer y otras enfermedades. Pídale a su veterinario que le sugiera una dieta que satisfaga las necesidades nutricionales de su perro”, recomiendan desde el Kennel Club.

Así, explican que el ejercicio y la dieta adecuados son componentes “críticos” para ayudar a su perro a mantener un peso saludable. “La obesidad en los perros es un problema creciente y puede provocar muchos problemas de salud, incluido el cáncer”, recuerdan.

En este sentido, recuerdan que los perros con sobrepeso significativo son más propensos a desarrollar cáncer de vejiga y mama. Además, algunos tipos de tumores benignos, como los lipomas, también se presentan con mayor frecuencia en perros con sobrepeso y en algunos casos, aunque son raros, estos tumores pueden volverse malignos (liposarcoma).

REVISIONES REGULARES EN EL VETERINARIO PARA PREVENIR EL CÁNCER

El Manual Veterinario de MSD recomienda exámenes físicos de rutina completos por parte de un veterinario para garantizar la salud de los perros. Y es que, aunque en muchas ocasiones el cáncer no se puede prevenir, la detección y el tratamiento tempranos ofrecen la mejor oportunidad para que su perro sobreviva y regrese a una calidad de vida normal.

“Como mínimo, todos los perros deben ser examinados por un veterinario una vez al año. La frecuencia de las visitas al veterinario recomendadas depende, en parte, de la edad de su mascota. Por ejemplo, los perros mayores pueden necesitar exámenes más frecuentes, a menudo cada seis meses”, apuntan.

De esta manera, un veterinario puede examinar distintas partes del cuerpo del perro cuando acuda a la consulta. Por ejemplo, señalan que es importante que un profesional revise los dientes del animal para buscar tumores en la boca.

Los tipos más comunes de cáncer oral son el melanoma, el carcinoma de células escamosas y el fibrosarcoma. En este sentido, si un tumor se detecta pronto —cuando se puede extirpar por completo—, la cirugía puede curar completamente al perro.

Por otro lado, el cáncer de mama en perras y el cáncer testicular en perros machos son también algunos de los cánceres caninos más comunes. “Se ha demostrado que la esterilización reduce el riesgo en algunos casos, aunque otros estudios sugieren que la esterilización también puede estar asociada con un mayor riesgo de muerte por cáncer”, indican.

Así, por ejemplo, hay información científica que apunta a que cuando un perro es esterilizado o castrado antes de alcanzar la madurez completa, puede haber riesgo de desarrollar cánceres como linfosarcoma o hemangiosarcoma. “A la hora de decidir cuándo esterilizar a su perro, hable con su veterinario”, recuerdan.

Los expertos también recomiendan tener en cuenta las predisposiciones de las distintas razas para ciertos tipos de cáncer y problemas ortopédicos a la hora de decidir qué es lo mejor para su perro y su situación individual.

En este sentido, explican que ciertos tipos de cáncer son más comunes en ciertas razas de perros. “Es una buena idea investigar cualquier problema de salud asociado con la raza de su perro, familiarizarse con los síntomas y asegurarse de que su veterinario esté al tanto de estos riesgos. Elegir un criador que planee cuidadosamente sus camadas es un primer paso importante para asegurar la salud de su perro”, recomiendan.

Asimismo, llaman a mantenerse siempre atentos al estado de salud de la mascota. “Nadie conoce a tu perro mejor que tú, por lo que es probable que seas el primero en notar cualquier cambio en su comportamiento”, inciden.

“Manténgase atento a cualquier cambio en el apetito, la excreción o el cuerpo de su perro, así como las modificaciones en la personalidad, el estado de ánimo o el nivel de actividad, y consulte con su veterinario”, recomienda Klein.

REDUCIR EL RIESGO DE CÁNCER CANINO CUIDANDO EL ENTORNO DEL HOGAR

Además de mantener a la mascota en forma y saludable, otros cambios simples en el estilo de vida o ambientales pueden ayudar a minimizar el riesgo de cáncer. Y es que algunas investigaciones han demostrado que algunos productos químicos o peligros ambientales pueden estar asociados con el cáncer en personas y perros. Por ejemplo, una investigación de la Universidad de Wisconsin, descubrió que el cáncer de vejiga y el linfoma caninos están asociados con el uso doméstico de insecticidas y herbicidas.

Otro estudio reveló que vivir en áreas industriales y el uso de químicos (pinturas y disolventes) por parte de los propietarios estaban significativamente asociados con el linfoma en perros. Por ello, el almacenamiento seguro de todos los productos químicos y productos para el hogar y pinturas es fundamental para evitar exponer al perro a estos riesgos.

Además, tanto las personas como los perros corren el riesgo de desarrollar cáncer después de la exposición al amianto. “Si está retirando amianto de su hogar, asegúrese de mantener a su perro alejado del área durante el proceso”, advierten.

Por otro lado, como se comentaba, los pesticidas, herbicidas e insecticidas pueden aumentar el riesgo de varios tipos de cáncer en los perros. De hecho, un estudio encontró que el linfoma en animales se correlacionaba directamente con algunos productos químicos para el cuidado del césped: específicamente, productos que incluían ácido 2,4-diclorofenoxiacético.

Algunos estudios han relacionado también ese químico con el cáncer de vejiga (aunque esa conexión ha sido debatida en investigaciones recientes). Si su perro pasa mucho tiempo en su jardín, evite usar estos productos químicos, elija alternativas para el césped que no sean tóxicas y sean seguras para las mascotas, y mantenga a su perro alejado de los jardines que sí los usan.

La exposición a la radiación ultravioleta y demasiada luz solar también puede causar cáncer de piel, como carcinoma de células escamosas, melanomas malignos y hemangiomas. Los perros con pelaje claro o blanco son los más vulnerables, al igual que las zonas del cuerpo de un perro con poco pelo, como el abdomen.

“Puede reducir significativamente este riesgo manteniendo a su perro adentro o brindándole áreas de sombra en los momentos en que el sol es más fuerte, como durante los meses de verano, así como también usando protector solar”, indican.

La exposición al humo del tabaco también puede conducir a una mayor incidencia de cáncer nasal en perros de hocico largo, como collies y retrievers, y cáncer de pulmón en perros con hocicos más cortos. “Eliminar el humo de tu hogar reducirá el riesgo de que tu mascota sufra este tipo de cáncer”, concluyen.

VOLVER ARRIBA