SÁBADO, 15 de junio 2024

SÁB, 15/6/2024

MASCOTAS

Más de la mitad de los veterinarios, preocupados por los problemas de salud en cachorros de criadores irresponsables

Una encuesta ha mostrado que la cría irresponsable de animales de compañía y sus consecuencias para la salud de los cachorros son un problema apremiante

La Asociación Veterinaria Británica ofrece consejos a los posibles propietarios de perros sobre cómo comprar un cachorro sano.
La Asociación Veterinaria Británica ofrece consejos a los posibles propietarios de perros sobre cómo comprar un cachorro sano.

Más de la mitad de los veterinarios, preocupados por los problemas de salud en cachorros de criadores irresponsables

Una encuesta ha mostrado que la cría irresponsable de animales de compañía y sus consecuencias para la salud de los cachorros son un problema apremiante

Redacción - 05-03-2024 - 11:05 H - min.

La Asociación Británica de Veterinaria (BVA) ha animado a cualquiera que esté pensando en comprar un cachorro a que siempre haga primero una serie de preguntas importantes para asegurarse de obtener un cachorro sano y feliz de un criador responsable.

La advertencia se produce después de que los veterinarios hayan asegurado haber visto cachorros con graves problemas de salud y bienestar directamente relacionados con las malas condiciones y la forma irresponsable en que son criados, educados o vendidos.

La reciente encuesta Voice of the Veterinary Profession de la BVA muestra que la cría o venta irresponsable de animales es la principal preocupación en materia de salud y bienestar animal para los veterinarios en el Reino Unido, y más de la mitad (55%) de los veterinarios en la práctica clínica lo citan como el problema más apremiante.

Desde la BVA afirman que los criadores responsables siempre estarán encantados de responder cualquier pregunta y también harán preguntas a los posibles propietarios para asegurarse de que el cachorro vaya a un hogar adecuado.

En este sentido, recomiendan hacer al menos cinco preguntas. La primera de ellas es sobre el origen del animal. “¿Criaste a los cachorros tú mismo? Si la respuesta es ‘no’, aléjese independientemente de las respuestas a las otras preguntas”, indican, y recuerdan que es clave saber el lugar donde los cahcorros fueron criados y socializados.

La segunda pregunta es sobre la socialización. “¿Has empezado a educar y socializar al cachorro en casa? Pide ver al cachorro socializar con su madre y sus hermanos y hermanas. También es una buena idea visitar al cachorro más de una vez antes de llevarlo a casa para detectar posibles problemas más fácilmente”, aconsejan.

Además, instan a conocer si sus padres tienen enfermedades hereditarias comprobables. En este sentido, recuerdan que las pruebas y exámenes de salud, permiten a los criadores responsables examinar a los perros para detectar ciertas enfermedades hereditarias para ayudar a reducir el riesgo de que las condiciones de salud se transmitan a los cachorros.

Solicite certificados de exámenes de salud y consulte los resultados con un veterinario. Esto es especialmente importante dado el reciente aumento de los servicios de fertilidad canina no regulados que funcionan sin la supervisión veterinaria adecuada, muchos de los cuales se centran en razas muy demandadas que a menudo tienen graves problemas de salud y bienestar”, añaden.

La cuarta pregunta es referente a la vacunación e identificación. En este sentido, indican que los cachorros deben recibir un microchip según establezca la ley. En este caso, el criador debe proporcionarle la documentación que incluya el número de identificación individual y la base de datos en la que está registrado.

Asimismo, si cuentan con la edad adecuada, es posible que los cachorros hayan iniciado sus ciclos de vacunación. “Los registros de vacunación deben estar sellados por un centro veterinario y firmados por un profesional veterinario”, indican.

La quinta pregunta es sobre sus antecedentes de salud. “¿El cachorro o sus padres han tenido algún problema de salud? Es importante estar al tanto de cualquier problema de salud que hayan tenido el cachorro o sus padres, ya que podrían haberse transmitido a su cachorro. Si su cachorro ha recibido algún tratamiento, el criador debe proporcionar detalles de cualquier anomalía que haya notado el veterinario”, explican.

La vicepresidenta junior de la Asociación Veterinaria Británica, Elizabeth Mullineaux, señala que, si bien hay muchos criadores responsables, “hay muchas personas sin escrúpulos que sacan provecho y no priorizan el bienestar de los animales por encima de ganar dinero”.

“Lamentablemente, los veterinarios suelen ver cachorros que han sido criados en malas condiciones o comprados sin una comprensión adecuada de sus necesidades de bienestar, lo que genera problemas de salud o de comportamiento. Es por eso que cualquiera que quiera tener un perro debe averiguar cómo se crió y cuidó a los cachorros durante las primeras semanas de su vida”, concluye.

VOLVER ARRIBA